To­ma­tes en lla­mas

la to­ma­ti­na de bu­ñol

Tiempo - - ZOOM -

una tra­di­ción ne­ce­si­ta ate­so­rar al­gu­nos ele­men­tos de bar­ba­rie pa­ra triun­far y con­so­li­dar­se. Por muy pa­cí­fi­cos y man­sos que nos crea­mos, el an­te­pa­sa­do tra­vie­so que ha­bi­ta den­tro de no­so­tros si­gue año­ran­do el ideal de las vie­jas y pri­mi­ti­vas ba­ta­llas, esas con­fron­ta­cio­nes y co­li­sio­nes de se­res hu­ma­nos en las que na­ció el de­por­te, el ho­nor y el pa­trio­tis­mo. La ya clá­si­ca To­ma­ti­na, un com­ba­te a to­ma­ta­zos ce­le­bra­do el úl­ti­mo miér­co­les de agos­to en la lo­ca­li­dad va­len­cia­na de Bu­ñol, cons­ti­tu­ye una oca­sión for­mi­da­ble pa­ra ha­cer reali­dad uno de los sue­ños del hom­bre: con­ver­tir la gue­rra en un jue­go in­fan­til y des­ter­ni­llan­te. Sin hé­roes, sin már­ti­res, sin vi­lla­nos, sin odios. La To­ma­ti­na de­mues­tra que la amis­tad y la ale­gría tam­bién pue­den bro­tar de una pe­lea fes­ti­va cu­yo co­lo­fón lo po­nen los en­tre­ga­dos com­ba­tien­tes que se dan un cha­pu­zón en los di­fe­ren­tes ria­chue­los de to­ma­te. El hom­bre de la fo­to, exul­tan­te y gam­be­rro co­mo un cam­peón de wa­ter­po­lo, pa­re­ce sa­ca­do de un có­mic de su­per­hé­roes a quie­nes se les ha en­co­men­da­do la mi­sión de pre­ser­var la ley y el or­den en el reino má­gi­co de las to­ma­te­ras. Es muy po­si­ble que es­te ca­ba­lle­ro, después de tan­to ejer­ci­cio, se to­me lo que le que­da de día con mu­cha tran­qui­li­dad y con bas­tan­te buen hu­mor. Na­da co­mo una ba­ta­lla sa­na y fra­ter­nal pa­ra ha­cer de las per­so­nas se­res más re­la­ja­dos y, por tan­to, más pa­cí­fi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.