IN­CON­FOR­MIS­TA

Tiempo - - ESPAÑA -

Han pa­sa­do más de 30 años des­de su pri­mer lar­go­me­tra­je, Pe­pi, Lu­ci, Bom y otras chi­cas del mon­tón (1980), una pe­lí­cu­la ex­pe­ri­men­tal y pro­vo­ca­do­ra -siem­pre se re­cor­da­rá de ella la llu­via do­ra­da de una jo­ven Alas­ka-. En es­tas tres dé­ca­das, el rea­li­za­dor ha evo­lu­cio­na­do en su es­té­ti­ca y en su na­rra­ti­va, sin por ello re­nun­ciar a sus cla­ves fíl­mi­cas, sus te­mas, sus ob­se­sio­nes y, por su­pues­to, su sen­ti­do del hu­mor. Su ci­ne si­gue evo­can­do aque­lla eta­pa co­mo re­tra­tis­ta ofi­cial de la ca­ra más alo­ca­da de la Mo­vi­da ma­dri­le­ña, que se mo­vía en­tre el punk y el un­der­ground, o aque­lla otra con re­so­nan­cias fe­lli­nia­nas y una sen­si­bi­li­dad in­só­li­ta pa­ra cons­truir he­roí­nas co­ti­dia­nas, co­mo Glo­ria, el ama de ca­sa de ex­tra­rra­dio que en­car­na Car­men Mau­ra en ¿Qué he he­cho yo pa­ra me­re­cer es­to? (1984). Pe­ro su len­gua­je ci­ne­ma­to­grá­fi­co se ha en­ri­que­ci­do sin de­jar de ser cohe­ren­te y re­co­no­ci­ble. Al­mo­dó­var di­vier­te con una pe­lí­cu­la tan des­ca­cha­rran­te co­mo Mu­je­res al bor­de de un ata­que de ner­vios (1988), su pri­me­ra no­mi­na­ción al Os­car y pro­ba­ble­men­te su pe­lí­cu­la más uná­ni­me­men­te ce­le­bra­da. Y, al año si­guien­te, per­tur­ba con un fil­me tan in­quie­tan­te co­mo ¡Áta­me!, pe­ro si­gue sien­do fiel a sus esen­cias.

Los no­ven­ta fue­ron una dé­ca­da com­pli­ca­da en su ca­rre­ra -en­ca­de­nó tres de sus pe­lí­cu­las me­nos va­lo­ra­das: Ki­ka (1993), La flor de mi se­cre­to (1995) y Car­ne tré­mu­la (1997)-has­ta el es­treno de To­do so­bre mi ma­dre (1999), su re­na­cer co­mo ar­tis­ta y su de­fi­ni­ti­va con­sa­gra­ción in­ter­na­cio­nal. Se al­zó con el pre­mio al Me­jor Di­rec­tor en Can­nes y, pos­te­rior­men­te, con el Glo­bo de Oro, su pri­mer Os­car y dos Bafta. La úl­ti­ma dé­ca­da ha si­do la de ma­yor crea­ti­vi­dad pa­ra el man­che­go, así co­mo la más pre­mia­da: ga­nó un se­gun­do Os­car, es­ta vez al me­jor Guión Ori­gi­nal, por Ha­ble con ella, y Vol­ver le va­lió el pre­mio al Me­jor Guión en Can­nes.

La piel que ha­bi­to, su de­ci­moc­ta­vo lar­go­me­tra­je, es su pri­me­ra in­cur­sión en el gé­ne­ro de te­rror, pe­ro no se pue­de ads­cri­bir a es­te gé­ne­ro ex­clu­si­va­men­te. En su lí­nea, es tam­bién un dra­ma des­ga­rra­dor y apa­sio­na­do, y que al mis­mo tiem­po man­tie­ne ese tono cos­tum­bris­ta que ro­za el ab­sur­do y el su­rrea­lis­mo. Pe­ro, so­bre to­do, es la pe­lí­cu­la más arries­ga­da de un ar­tis­ta in­con­for­mis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.