El in­ven­tor ais­la­do

El es­cri­tor ne­ce­si­ta ais­lar­se pa­ra in­ven­tar his­to­rias, so­lo así po­drá con­ven­cer­se de que son úni­cas e inexis­ten­tes.

Tiempo - - TAL COMO SOMOS - NATIIVEL PRECIIADO

es asom­bro­so que mu­chas per­so­nas se con­si­de­ren de pro­fe­sión in­ven­tor y de­di­quen su vi­da a pa­ten­tar pro­yec­tos que en la ma­yo­ría de los ca­sos nun­ca se lle­van a la prác­ti­ca. Un pi­lo­to de una com­pa­ñía aé­rea lla­ma­do Jo­sé Ma­ría Roncero cuen­ta en El País que ha­ce dos dé­ca­das in­ven­tó y, lo que tie­ne más mé­ri­to, pa­ten­tó en Es­ta­dos Uni­dos un avión con tur­bi­nas que en vez de lle­var alas vo­la­ría con gi­rós­co­pos (dis­cos que gi­ran so­bre un eje) con el fin de que con­su­mie­ra me­nos com­bus­ti­ble y fue­ra más ve­loz. Pa­re­ce que la NASA se in­tere­só por es­ta es­pe­cie de pla­ti­llo vo­lan­te, pe­ro el in­ven­to no cua­jó. El pi­lo­to, sin em­bar­go, no se rin­de y aho­ra quie­re co­mer­cia­li­zar un prác­ti­co ar­ti­lu­gio pa­ra al­ma­ce­nar me­dian­te un imán los uten­si­lios de lim­pie­za, con el que ga­nó una me­da­lla en la Fe­ria de In­ven­cio­nes de Gi­ne­bra. En di­cha fe­ria se pre­sen­ta­ron es­te año in­ven­tos tan ex­tra­va­gan­tes co­mo los que lle­va­ba in­cor­po­ra­dos a su cuer­po el ins­pec­tor Gadget en la fa­mo­sa se­rie de di­bu­jos ani­ma­dos: bo­tas mi­li­ta­res in­te­li­gen­tes con sen­so­res pa­ra de­tec­tar los ni­ve­les de ra­diac­ti­vi­dad, una he­rra­mien­ta pa­ra pe­lar gam­bas o un pa­lo re­trác­til pa­ra apo­yar la es­pal­da mien­tras se es­tá de pie.

Es­tos per­so­na­jes no so­lo tie­nen el mé­ri­to de po­ner a tra­ba­jar su ima­gi­na­ción, po­seen, ade­más de la vo­lun­tad de in­ven­tar, la te­na­ci­dad pa­ra con­ven­cer a los de­más de que sus ideas son úni­cas y no­ve­do­sas. To­dos he­mos so­ña­do al­gu­na vez con apa­ra­tos que nos ha­gan la vi­da más có­mo­da, pe­ro de­ja­mos de la­do la idea al creer que to­do es­tá in­ven­ta­do. Es la di­fe­ren­cia en­tre no­so­tros y el ge­nio que ideó la fre­go­na, un sim­ple uten­si­lio do­més­ti­co que li­be­ró a los lim­pia­do­res de sue­los del mun­do de la in­co­mo­di­dad y la hu­mi­lla­ción de arro­di­llar­se. Se­gu­ra­men­te a mu­chas per­so­nas se les ha­bía ocu­rri­do an­tes, de he­cho, ya exis­tía al­go si­mi­lar en EEUU, pe­ro so­lo un in­ge­nie­ro es­pa­ñol, Ma­nuel Jalón Co­ro­mi­nas, tu­vo el ta­len­to y la per­se­ve­ran­cia de per­fec­cio­nar­lo, pa­ten­tar­lo y ex­por­tar­lo a los cin­co con­ti­nen­tes. No tar­dó mu­cho en ven­der su pa­ten­te a una mul­ti­na­cio­nal pa­ra de­di­car­se a in­ven­tar otro uten­si­lio re­vo­lu­cio­na­rio, la agu­ja hi­po­dér­mi­ca desecha­ble. Mo­ti­vos por los que fi­gu­ra en las en­ci­clo­pe­dias co­mo uno de los in­ven­to­res es­pa­ño­les más im­por­tan­tes del mun­do. No en vano ha evi­ta­do que mi­llo­nes de per­so­nas en­fer­ma­sen de bur­si­tis o ar­tro­sis en las ro­di­llas y se con­ta­gia­ran de en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas le­ta­les.

Los in­ven­to­res me re­cuer­dan a El es­cri­tor ais­la­do, tí­tu­lo del dis­cur­so que Javier Ma­rías ha pro­nun­cia­do en Salz­bur­go pa­ra agra­de­cer el Pre­mio de Li­te­ra­tu­ra Eu­ro­pea que le han da­do es­te ve­rano. Le fe­li­ci­to por te­ner un pre­mio en cu­ya nó­mi­na apa­re­cen es­cri­to­res tan in­sig­nes co­mo Ita­lo Cal­vino, Si­mo­ne de Beau­voir, Io­nes­co o Um­ber­to Eco; tam­bién por sus sa­bias re­fle­xio­nes so­bre lo que con­si­de­ra, en es­ta so­cie­dad ver­ti­gi­no­sa, las gro­tes­cas an­sias de pa­sar a la pos­te­ri­dad y so­bre la ne­ce­si­dad que tie­ne el es­cri­tor de ais­lar­se pa­ra in­ven­tar his­to­rias, por­que so­lo así po­drá con­ven­cer­se de que son úni­cas e inexis­ten­tes. El con­tac­to con el ex­te­rior le lle­va­rá a pen­sar en los mi­llo­nes de pá­gi­nas que exis­ten pa­re­ci­das o me­jo­res que las su­yas y a re­cha­zar la idea de que su es­cri­tu­ra es ori­gi­nal y no­ve­do­sa.

Ma­nuel Jalón fi­gu­ra en las en­ci­clo­pe­dias co­mo uno de los in­ven­to­res es­pa­ño­les más im­por­tan­tes del mun­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.