Es­pa­ña rei­na en el ul­tra­fon­do

La prue­ba más dura del mun­do, con 170 ki­ló­me­tros por las mon­ta­ñas al­pi­nas que ro­dean el Mont Blanc, co­lo­ca a nues­tro país co­mo pri­me­ra po­ten­cia de una es­pe­cia­li­dad ex­tre­ma que es­tá al al­can­ce de muy po­cos.

Tiempo - - DEPORTE - AN­TO­NIO RO­DRÍ­GUEZ aro­dri­guez.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

los ad­je­ti­vos so­bran an­te el lí­mi­te so­bre­hu­mano al que se en­fren­ta­ron 2.369 atle­tas ve­ni­dos de to­do el mun­do pa­ra co­rrer por unas ci­mas que ro­dean la mon­ta­ña más al­ta y es­bel­ta de Eu­ro­pa. La no­ve­na edi­ción de la ca­rre­ra de ul­tra­fon­do del Mont Blanc, la más pres­ti­gio­sa y dura del mun­do por su dis­tan­cia (170 ki­ló­me­tros re­par­ti­dos en tres paí­ses) y su des­ni­vel acu­mu­la­do (9.700 me­tros), aca­bó ca­si dos días des­pués de que los or­ga­ni­za­do­res de The North Fa­ce die­sen el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da en la lo­ca­li­dad de Cha­mo­nix (Fran­cia).

Las con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas a las que se en­fren­ta­ron los par­ti­ci­pan­tes el fin de se­ma­na del 27 y 28 de agos­to hi­cie­ron es­tra­gos en los co­rre­do­res. La sa­li­da se re­tra­só has­ta la me­dia­no­che por unas fuer­tes llu­vias que bo­rra­ron ca­mi­nos y des­tru­ye­ron un pun­to de avi­tua­lla­mien­to. Lue­go, los atle­tas se ca­la­ron de agua has­ta el ki­ló­me­tro 30 y con la úni­ca ayu­da de la luz de las pe­que­ñas lin­ter­nas que lle­va­ban en sus fren­tes y el ar­mo­nio­so rui­do de los cen­ce­rros que ha­cían so­nar los lu­ga­re­ños, se en­fren­ta­ron en el lap­so de unas po­cas ho­ras a to­das las es­ta­cio­nes del año.

Así, a la llu­via le su­ce­dió la nie­bla, a es­ta la nie­ve y el frío de la ma­dru­ga­da, con una mí­ni­ma de 3ºC que acom­pa­ñó a los fon­dis­tas por pen­dien­tes irra­cio­na­les y sen­de­ros pe­dre­go­sos. El cli­ma se vol­vió ca­pri­cho­so y ese cóc­tel de du­re­za fue el pre­lu­dio del fuer­te ca­lor que hu­bo en la zo­na ita­lia­na y sui­za tras el ama­ne­cer.

Más del 52% de los atle­tas se re­ti­ra­ron du­ran­te la ca­rre­ra y pa­sa­das 36 ho­ras des­de la sa­li­da ape­nas ha­bían lle­ga­do 163 hom­bres y 10 mu­je­res a la me­ta. Los úl­ti­mos en cru­zar­la lo hi­cie­ron 46 ho­ras des­pués del ini­cio de la mis­ma, ca­si dos días de épi­ca mar­cha por los Al­pes... con sus co­rres­pon­dien­tes no­ches.

To­dos ellos fue­ron hé­roes, pe­ro la glo­ria se la lle­va­ron el po­dio de hom­bres y mu­je­res. Y, ahí, la pre­sen­cia de los es­pa­ño­les fue po­de­ro­sa, apa­bu­llan­te. En la ca­te­go­ría mas­cu­li­na ven­ció por ter­ce­ra vez el jo­ven ca­ta­lán Ki­lian Jor­net con un tiem­po de 20 ho­ras y 36 se­gun­dos, se­gui­do del vas­co Iker Ka­rre­ra, que lle­gó a nue­ve mi­nu­tos, y del fran­cés Sé­bas­tian Chaig­neau, to­da una ce­le­bri- dad en su país. En chi­cas, la vic­to­ria se la lle­vó por cuar­ta vez la in­gle­sa Lizzy Haw­ker, en 23 ho­ras y una muy me­ri­to­ria 13ª po­si­ción en la cla­si­fi­ca­ción ge­ne­ral. En se­gun­do lu­gar que­dó la na­va­rra Ne­rea Mar­tí­nez, a más de tres ho­ras de Haw­ker, y ter­ce­ra fue la es­ta­dou­ni­den­se Darcy Afri­ca. El po­dio mas­cu­lino es­tu­vo a pun­to de ser co­pa­do por ul­tra­fon­dis­tas es­pa­ño­les, ya que du­ran­te 120 ki­ló­me­tros es­tu­vo en ca­be­za el abu­len­se Miguel Heras, her­mano del ex­ci­clis­ta, pe­ro un fuer­te do­lor en una de sus ro­di­llas le obli­gó a re­ti­rar­se.

Men­ción es­pe­cial me­re­ce Ki­lian Jor­net, de 24 años, cria­do en el Pi­ri­neo ca­ta­lán, cam­peón del mun­do de es­quí de mon­ta­ña y que en ve­rano arra­sa en el ul­tra­fon­do. Un por­ten­to de la na­tu­ra­le­za, que da las gra­cias a los es­pec­ta­do­res que le ani­man y es to­do un ejem­plo de de­por­ti­vi­dad. “No he bus­ca­do la vic­to­ria a cual­quier pre­cio, sino el pla­cer de com­par­tir es­ta lar­ga jornada con ellos”, di­jo el tri­ple cam­peón de sus com­pa­ñe­ros de ru­ta co­mo si bus­ca­se el sen­ti­do a una prue­ba que es in­fer­nal. Ne­rea Mar­tí­nez lo pu­do com­pro­bar, ya que vo­mi­tó du­ran­te la ca­rre­ra y su­frió fuer­tes do­lo­res mus­cu­la­res. “Cuan­do lle­vas tu cuer­po al lí­mi­te, te en­se­ña mu­cho so­bre ti mis­mo”, ex­pli­có con una son­ri­sa en la bo­ca pa­ra con­so­lar­se.

Épi­co. Más de 2.300 atle­tas de to­do el mun­do se en­fren­ta­ron a una ca­rre­ra de 170 km en los Al­pes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.