Los im­pues­tos que pa­gan los po­lí­ti­cos

La ma­yo­ría de los dipu­tados y se­na­do­res pa­gan a Ha­cien­da en­tre 10.000 y 20.000 eu­ros al año, fren­te a los 5.000 de la me­dia na­cio­nal. El dipu­tado de CiU Sán­chez i Lli­bre, con 118.000 eu­ros, es el que más apor­ta. En pleno debate so­bre los cam­bios fis­ca­les,

Tiempo - - ACTUALIDAD - POR JAVIER OTE­RO* jo­te­ro.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

El mo­men­to po­lí­ti­co es­tá mar­ca­do por la re­su­rrec­ción del im­pues­to so­bre el pa­tri­mo­nio y el can­di­da­to so­cia­lis­ta Ru­bal­ca­ba pro­po­ne re­for­mas fis­ca­les y cri­ti­ca los re­cor­tes de im­pues­tos. Coin­ci­dien­do con es­te gran debate so­bre la fis­ca­li­dad, las de­cla­ra­cio­nes de bie­nes e in­gre­sos de los dipu­tados y se­na­do­res he­chas pú­bli­cas por las Cor­tes Ge­ne­ra­les han sa­ca­do a la luz lo que los po­lí­ti­cos na­cio­na­les pa­gan a Ha­cien­da, uno de los re­tra­tos más fia­bles de lo que tie­ne ca­da uno. El re­sul­ta­do es lla­ma­ti­vo. El dipu­tado de CiU Jo­sep Sán­chez i Lli­bre es el po­lí­ti­co que más pa­ga a Ha­cien­da al año, con 118.062 eu­ros de cuo­ta lí­qui­da y, por lo tan­to, el que más in­gre­sos con­fie­sa. Su par­ti­ci­pa­ción en una com­pa­ñía de in­ver­sio­nes se su­ma a su re­tri­bu­ción co­mo dipu­tado pa­ra co­lo­car­lo en ca­be­za. Un se­na­dor del PP, Fran­cis­co Javier Pa­go­la, se con­vier­te en el se­gun­do que más pa­ga a Ha­cien­da (1.000 eu­ros me­nos que Sán­chez i Lli­bre) gra­cias prin­ci­pal­men­te a los be­ne­fi­cios que le re­por­ta una far­ma­cia de su pro­pie­dad. Lue­go le si­guen Ma­riano Ra­joy y Jo­sé Bono,

que pa­ga­ron el año 2010 a Ha­cien­da 87.651 y 86.747 eu­ros res­pec­ti­va­men­te.

La ma­yo­ría de los dipu­tados y se­na­do­res pa­gan al fis­co en torno a 13.000 eu­ros anua­les, so­bre to­do aque­llos que so­lo co­bran por su tra­ba­jo co­mo re­pre­sen­tan­tes po­pu­la­res. Pe­ro un gru­po im­por­tan­te con­fie­sa que sus in­gre­sos son mu­cho ma­yo­res. Por en­ci­ma de 30.000 eu­ros de cuo­ta lí­qui­da hay 84 dipu­tados y se­na­do­res. Se­gún los da­tos de la úl­ti­ma Me­mo­ria de la Ad­mi­nis­tra­ción Tri­bu­ta­ria del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía y Ha­cien­da, la cuo­ta lí­qui­da me­dia en las de­cla­ra­cio­nes del IRPF en Es­pa­ña es de 5.007 eu­ros, que se co­rres­pon­de con una base im­po­ni­ble (apro­xi­ma­da­men­te unos in­gre­sos) de 28.000 eu­ros al año, que vie­ne a ser el suel­do de un maes­tro de pri­ma­ria en Ma­drid. El 75% de los que pa­gan IRPF en to­da Es­pa­ña tie­nen una base im­po­ni­ble in­fe­rior a esa can­ti­dad. Es­to quie­re de­cir que lo que pa­gan a Ha­cien­da la ma­yo­ría de los miem­bros de las Cor­tes Ge­ne­ra­les y, por lo tan­to, sus in­gre­sos, du­pli­can la me­dia na­cio­nal. El ma­yor gru­po de dipu­tados y se­na­do­res (339) es el que pa­ga en­tre 10.000 y 20.000 eu­ros a Ha­cien­da. Aque­llos po­lí­ti­cos en la cum­bre, co­mo Sán­chez i Lli­bre, se en­cuen­tran en un se­lec­to club de de­cla­ran­tes a Ha­cien­da de apro­xi­ma­da­men­te el 0,1% del to­tal de Es­pa­ña. Sus in­gre­sos es­ta­rían 12 ve­ces por en­ci­ma de la me­dia de los es­pa­ño­les que ha­cen la de­cla­ra­ción de la ren­ta y su­pon­drían seis ve­ces más que lo que ga­na el co­mún de los dipu­tados y se­na­do­res.

Hay da­tos pa­ra ali­men­tar la cu­rio­si­dad. El Go­bierno apro­bó re­cien­te­men­te un re­car­go en el IRPF a aque­llos que ga­nen más de 120.000 eu­ros al año, lo que afec­ta a la par­te más al­ta de la ta­bla del ran­quin de in­gre­sos de dipu­tados y se­na­do­res. Exac­ta­men­te a aque­llos que tie­nen, apro­xi­ma­da­men­te, una cuo­ta lí­qui­da su­pe­rior a unos 39.000 eu­ros anua­les (ver cua­dro en

pá­gi­na 23). Una trein­te­na de dipu­tados y unos diez se­na­do­res es­tán en ese gru­po que ven in­cre­men­ta­das sus apor­ta­cio­nes al fis­co. Por otra par­te, si el re­na­ci­do im­pues­to so­bre el pa­tri­mo­nio lo pa­gan so­lo aque­llos que ten­gan bie­nes por en­ci­ma de un mi­llón de eu­ros, las de­cla­ra­cio­nes de los po­lí­ti­cos he­chas pú­bli­cas aho­ra in­di­can que al­go más de una de­ce­na de dipu­tados y se­na­do­res es­ta­ría por en­ci­ma, con la ex­mi­nis­tra Mer­ce­des Ca­bre­ra, con 6,6 mi­llo­nes de eu­ros, a la ca­be­za. No obs­tan­te, hay que te­ner en cuen­ta que las de­cla­ra­cio­nes de bie­nes en el Con­gre­so no obli­gan a de­cla­rar el va­lor de los bie­nes in­mue­bles, por lo que no to­dos han ofre­ci­do da­tos al res­pec­to.

Dipu­tados con más de un suel­do.

Las nor­mas so­bre có­mo de­ben de­cla­rar los dipu­tados y se­na­do­res sus in­gre­sos y bie­nes han de­ci­di­do que no con­fie­sen lo que co­bra ca­da uno exac­ta­men­te co­mo re­pre­sen­tan­te po­pu­lar, por lo que la ci­fra de lo que pa­gan a Ha­cien­da sir­ve pa­ra si­tuar a ca­da uno de for­ma más real en su ni­vel de ren­ta. En cual­quier ca­so, sí tie­nen que de­cla­rar otros in­gre­sos, in­clui­dos aque­llos que pro­vie­nen de otros tra­ba­jos. Den­tro de los dipu­tados y se­na­do­res que co­bran co­mo ta­les y, ade­más, tie­nen otra fuen­te de in­gre­sos, des­ta­can los miem­bros del Par­ti­do Po­pu­lar, ya que es­te re­tri­bu­ye muy ge­ne­ro­sa­men­te a sus al­tos car­gos. Por ejem­plo, Ma­riano Ra­joy es­tá si­tua­do en­tre los que más pa­gan a Ha­cien­da por su al­to ni­vel de in­gre­sos, que se ex­pli­ca por­que co­bra co­mo dipu­tado y, ade­más, su par­ti­do le pa­ga otros 98.000 eu­ros anua­les. El lí­der del PP se em­bol­sa al año, ade­más, 7.799 eu­ros de di­vi­den­dos de sus ac­cio­nes.

No to­dos los par­ti­dos re­tri­bu­yen igual. El pre­si­den­te del Go­bierno, Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro, re­ci­be un com­ple­men­to del Gru­po Par­la­men­ta­rio So­cia­lis­ta de 10.000 eu­ros que su­ma a su suel­do ofi­cial de 56.000 eu­ros que co­bra co­mo pre­si­den­te del Go­bierno. Du­ran i Llei­da, por su par­te, re­ci­be 28.000 eu­ros anua­les co­mo se­cre­ta­rio ge­ne­ral de CiU. Las al­tas re­mu­ne­ra­cio­nes que el PP ofre­ce a sus di­ri­gen­tes es una de las ra­zo­nes por las que mu­chos de ellos se en­cuen­tran en­tre los que más pa­gan al fis­co.

Si com­pa­ra­mos lo que pa­gan a Ha­cien­da, Ra­joy, con 87.000 eu­ros, es­tá sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te por en­ci­ma de Za­pa­te­ro, que pa­ga 25.447 eu­ros. Las de­cla­ra­cio­nes de bie­nes an­te el Con­gre­so no dan da­tos de los in­gre­sos de los cón­yu­ges de los dipu­tados, ni so­bre si los po­lí­ti­cos ha­cen la de­cla­ra­ción con­jun­ta o se­pa­ra­da, aunque por ra­zo­nes fis­ca­les, en ge­ne­ral, cuan­do el cón­yu­ge tie­ne in­gre­sos, con­vie­ne que la de­cla­ra­ción de la ren­ta sea se­pa­ra­da.

Las Cor­tes ya ha­bían apro­ba­do ha­ce tiem­po ha­cer pú­bli­cas las ac­ti­vi­da­des aña­di­das que te­nían sus miem­bros. Pe­ro no el di­ne­ro que les re­por­ta­ban. A al­gu­nos les su­po­ne mu­cho. El dipu­tado de CiU Sán­chez i Lli­bre, el pri­me­ro en el ran­quin, ob­tie­ne 177.000 eu­ros por su tra­ba­jo en Da­ni Com­pa­ñía de In­ver­sio­nes. Lo del se­na­dor Fran­cis­co Javier Pa­go­la, del PP, el se­gun­do en­tre los que más pa­gan a Ha­cien­da, con 117.910 eu­ros, se ex­pli­ca por­que su­ma a sus otras re­tri­bu­cio­nes los 229.000 eu­ros anua­les que tam­bién se em­bol­sa por su far-

ma­cia. No es el úni­co con es­te ti­po de ne­go­cio. Hay va­rios far­ma­céu­ti­cos que ob­tie­nen unos in­gre­sos im­por­tan­tes que su­mar a su re­tri­bu­ción co­mo re­pre­sen­tan­tes po­pu­la­res. De he­cho, el quin­to de los po­lí­ti­cos que pa­ga más a Ha­cien­da, el dipu­tado Ar­se­nio Pa­che­co, apun­ta en el for­mu­la­rio que en­tre­gó en el Con­gre­so ha­ber re­ci­bi­do 157.000 eu­ros en el año 2010 co­mo ren­di­mien­to de una ofi­ci­na de far­ma­cia en Aba­ni­lla. Así que hay dos far­ma­céu­ti­cos en­tre los cin­co po­lí­ti­cos es­pa­ño­les que más pa­gan al fis­co.

Po­cos dipu­tados tie­nen una ac­ti­vi­dad en el sec­tor pri­va­do de la eco­no­mía (es de­cir, si no con­ta­mos con pro­fe­so­res o fun­cio­na­rios). Pe­ro en­tre ellos es­tán los abo­ga­dos. El so­cia­lis­ta Jo­sé Ma­ría Be­ne­gas ob­tie­ne 128.000 eu­ros de ren­tas de su so­cie­dad mer­can­til (su bu­fe­te de abo­ga­dos) que su­ma a su suel­do de dipu­tado, por lo que es el oc­ta­vo miem­bro del Con­gre­so que más pa­ga a Ha­cien­da. Tam­bién el pre­si­den­te de es­ta Cá­ma­ra, Jo­sé Bono, es de los que más in­gre­sa, so­bre to­do por su suel­do co­mo pre­si­den­te del Con­gre­so, de unos 170.000 eu­ros anua­les, a los que hay que su­mar­le el co­bro de un ade­lan­to de los de­re­chos de su li­bro de me­mo­rias de 32.000 eu­ros.

Va­rios suel­dos pú­bli­cos.

Las de­cla­ra­cio­nes de bie­nes que aho­ra se ha­cen pú­bli­cas por pri­me­ra vez tam­bién des­cu­bren a aque­llos que co­bran va­rios suel­dos a la vez co­mo re­pre­sen­tan­tes pú­bli­cos. Así, los hay que co­bran co­mo al­cal­des o al­tos car­gos y dipu­tados. Por ejem­plo, la dipu­tada Nuria Bue­na­ven­tu­ra co­bró co­mo tal, y co­mo di­rec­to­ra ge­ne­ral de Me­dio Na­tu­ral de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lu­ña re­ci­bió otros 78.000 eu­ros anua­les. Tam­bién hay con­ce­ja­les bien re­tri­bui­dos, co­mo Eva Du­rán, que su­ma los 90.000 eu­ros anua­les de es­te car­go a su suel­do de dipu­tado (el bá­si­co ron­da los 56.000 eu­ros). Del mis­mo mo­do, en es­te gru­po se pue­den in­cluir los ca­sos de ex­mi­nis­tros o an­ti­guos se­cre­ta­rios de Es­ta­do, que co­bran a la vez la in­dem­ni­za­ción por la pér­di­da de su car­go y el suel­do de dipu­tado. Por ci­tar un ca­so, la ex­mi­nis­tra Mer­ce­des Ca­bre­ra su­ma a su suel­do co­mo car­go elec­to la pen­sión de 59.000 eu­ros anua­les co­mo ex­mi­nis­tra. Con to­do, sus in­gre­sos ha­cen que pa­gue unos 42.000 eu­ros al año a Ha­cien­da, pe­ro hay 30 po­lí­ti­cos que pa­gan más que ella.

De los 100 dipu­tados y se­na­do­res que más pa­gan a Ha­cien­da, 66 son del Par­ti­do Po­pu­lar

La fal­ta de cos­tum­bre, los es­ca­sos co­no­ci­mien­tos so­bre fis­ca­li­dad o el for­mu­la­rio pa­ra pre­sen­tar los da­tos en el Con­gre­so y el Se­na­do han da­do lu­gar a que mu­chos dipu­tados y se­na­do­res ha­yan de­cla­ra­do da­tos equi­vo­ca­dos an­te las Cá­ma­ras so­bre lo que pa­gan a Ha­cien­da. Al­gu­nos han co­mu­ni­ca­do la ci­fra del re­sul­ta­do de la de­cla­ra­ción (si es a pa­gar o a de­vol­ver) en lu­gar de lo que se les pe­día, la cuo­ta lí­qui­da, que es la que in­di­ca lo que real­men­te pa­ga de im­pues­tos so­bre la ren­ta al ca­bo del año. Es­tos erro­res ha­cen que sea di­fí­cil sa­ber real­men­te quié­nes tie­nen una cuo­ta lí­qui­da me­nor. Aque­llos que apa­re­cen con una ci­fra ne­ga­ti­va han con­fun­di­do cla­ra­men­te la de­vo­lu­ción con la cuo­ta lí­qui­da. A con­ti­nua­ción se en­cuen­tran unos po­cos ca­sos en los que se­ña­lan que su cuo­ta lí­qui­da ha si­do ce­ro. Se tra­ta de tres dipu­tados y una se­na­do­ra del PP. To­das ellas es­tán re­cién nom­bra­das en sus car­gos, por lo que en 2010 no co­bra­ron co­mo car­gos pú­bli­cos. Ade­más, no de­cla­ran otros in­gre­sos o, si acaso, muy ba­jos, que no obli­gan a ha­cer la de­cla­ra­ción del IRPF. Una de ellas, la dipu­tada Ma­ría Asun­ción To­rres, so­lo co­bró 5.518 eu­ros anua­les de una pres­ta­ción de la Se­gu­ri­dad So­cial y la se­na­do­ra Ma­ría Je­sús Su­si­nos, 9.950 eu­ros del Ayun­ta­mien­to de En­tram­ba­sa­guas. Lla­ma la aten­ción que un im­por­tan­te nú­me­ro de dipu­tados y se­na­do­res de­cla­ren una cuo­ta lí­qui­da sen­si­ble­men­te in­fe­rior a

la ha­bi­tual en­tre los re­pre­sen­tan­tes po­pu­la­res en es­tas cá­ma­ras. Por ejem­plo, el dipu­tado del PNV Jo­su Er­ko­re­ka es uno de ellos y es­tá muy por de­ba­jo de los 12.000 o 14.000 eu­ros pa­ga­dos a Ha­cien­da que de­cla­ran la ma­yo­ría de los dipu­tados y se­na­do­res, ya que apun­ta 5.924 eu­ros de cuo­ta lí­qui­da. Cir­cuns­tan­cias per­so­na­les y fa­mi­lia­res pue­den ha­cer va­riar la base im­po­ni­ble del im­pues­to y, en con­se­cuen­cia, la ci­ta­da cuo­ta lí­qui­da.

Los miem­bros del PP co­pan tan­to la ca­be­za co­mo la co­la de la lis­ta. Ocho de los diez po­lí­ti­cos que más ga­nan, y por lo tan­to más pa­gan a Ha­cien­da, son de es­te par­ti­do. Siete de los diez que me­nos im­pues­tos pa­gan tam­bién son del PP. Pe­ro, con la vi­sión más am­plia, en­tre los cien po­lí­ti­cos que más im­pues­tos pa­gan, la ma­yo­ría del PP tam­bién es muy am­plia: 66 dipu­tados y se­na­do­res de es­te par­ti­do es­tán en­tre el cen­te­nar que más di­ne­ro ga­na.

El re­gis­tro que se ha­ce pú­bli­co por pri­me­ra vez des­ve­la que al­gu­nos dipu­tados y se­na­do­res com­pa­ti­bi­li­zan su pen­sión de viu­de­dad o de ju­bi­la­ción con lo que per­ci­ben co­mo re­pre­sen­tan­tes po­lí­ti­cos. Tam­bién des­ta­can los al­tos in­gre­sos que con­si­guen al­gu­nos de los dipu­tados que com­pa­ti­bi­li­zan su suel­do con sus re­tri­bu­cio­nes en em­pre­sas.

Ini­cia­ti­va. Jo­sé Bono es el res­pon­sa­ble de que se ha­gan pú­bli­cas las de­cla­ra­cio­nes de

bie­nes de los dipu­tados.

El que más pa­ga. El dipu­tado de CiU

Jo­sep Sán­chez i Lli­bre, de pie en el cen­tro, re­vi­sa pa­pe­les con Du­ran i Llei­da y So­ra­ya Sáenz de

San­ta­ma­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.