CiU se acer­ca al PSOE por si rom­pe con el PP

Po­pu­la­res y na­cio­na­lis­tas cho­can por el mo­de­lo lin­güís­ti­co y la re­for­ma fis­cal. Una ma­yo­ría ab­so­lu­ta de Ra­joy les ale­ja­ría por com­ple­to.

Tiempo - - ESPAÑA - AN­TO­NIO FERNÁNDEZ na­cio­nal.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

el go­bierno ca­ta­lán tie­ne an­te sí un di­fí­cil re­to: apro­bar va­rias le­yes que mo­di­fi­can prác­ti­ca­men­te to­da la ad­mi­nis­tra­ción de Ca­ta­lu­ña (se de­ro­ga­rán 90 le­yes, de­cre­tos o acuer­dos aho­ra vi­gen­tes), pre­pa­rar una pro­pues­ta de con­ve­nio fis­cal que el pre­si­den­te Ar­tur Mas ha de pre­sen­tar al Go­bierno cen­tral que sal­ga ele­gi­do en las ur­nas el pró­xi­mo 20 de no­viem­bre y apro­bar los pre­su­pues­tos de la Ge­ne­ra­li­tat pa­ra 2012. En to­dos es­tos te­mas, el par­ti­do que go­bier­na la co­mu­ni­dad, Con­ver­gèn­cia i Unió (CiU), se apo­ya­rá en la “geo­me­tría va­ria­ble” que le dan sus 62 dipu­tados que no con­for­man la ma­yo­ría ab­so­lu­ta.

Ca­pa­ci­dad de diá­lo­go.

“No te­ne­mos nin­gún pac­to es­ta­ble con na­die, por lo que go­ber­na­re­mos lle­gan­do a pac­tos pun­tua­les pa­ra los di­fe­ren­tes te­mas con cual­quie­ra de los par­ti­dos de la opo­si­ción”, di­ce a Tiem­po una fuen­te de la di­rec­ción con­ver­gen­te. Ello, se­gún es­ta fuen­te, no sig­ni­fi­ca­rá que ha­ya más ines­ta­bi­li­dad en el Eje­cu­ti­vo de Ar­tur Mas. “Es evi­den­te que no su­ma­mos una ma­yo­ría su­fi­cien­te co­mo pa­ra go­ber­nar a nues­tro an­to­jo. Y co­mo los nú­me­ros no sa­len y nos fal­tan seis dipu­tados pa­ra la ma­yo­ría ab­so­lu­ta, po­de­mos lle­gar a acuer­dos tan­to con el PP co­mo con el PSC o ERC. Por­que CiU tie­ne una gran ca­pa­ci­dad de en­ten­di­mien­to tan­to a un la­do co­mo al otro del he­mi­ci­clo”.

Los par­ti­dos de la opo­si­ción to­le­ran la si­tua­ción, aunque la critican. “De he­cho, CiU tie­ne un pac­to no es­cri­to con el PP. Y es un pac­to de mí­ni­mos. La abs­ten­ción en la vo­ta­ción de los Pre­su­pues­tos de es­te año, pa­ra que pu­die­sen ser apro­ba­dos, es una prue­ba de ello. Se ayu­da­rán mu­tua­men­te a pe­sar de las pe­leas que pro­ta­go­ni­zan res­pec­to a la len­gua y a la in­mer­sión lin­güís­ti­ca en las es­cue­las. Esas di­fe­ren­cias son de ca­ra a la ga­le­ría”, di­ce un miem­bro de la cú­pu­la del PSC.

“Po­de­mos pac­tar con va­rias fuer­zas di­fe­ren­tes o in­clu­so atraer a va­rias de ellas ha­cia nues­tras po­si­cio­nes. En la ne­go­cia­ción de las le­yes pen­dien­tes que se han de apro­bar an­tes de fin de año se ha vis­to. Tan­to el PP co­mo el PSC, e in­clu­so ERC, han par­ti­ci­pa­do en el debate de las mis­mas”, di­cen en CiU. Y re­cha­zan que la es­tra­te­gia de la for­ma­ción sea lle­gar “a la so­cio­ver­gen­cia o a la pp­ver­gen­cia. No en­tra den­tro de nues­tros pla­nes”.

Un ca­mino de es­pi­nas.

Los con­ver­gen­tes sa­ben que el ca­mino con el PP, par­ti­do con el que tie­nen más afi­ni­da­des, es­pe­cial­men­te en el plano eco­nó­mi­co, va a ser muy di­fí­cil. Ade­más, la pre­vi­sión de que los po­pu­la­res ga­nen las elec­cio­nes ge­ne­ra­les aña­de más ex­pec­ta­ción al te­ma. Las dos for­ma­cio­nes tie­nen pac­tos en una trein­te­na de ayun­ta­mien­tos ca­ta­la­nes, pe­ro sus re­la­cio­nes se han ten­sa­do úl­ti­ma­men­te a cau­sa de la po­si­ción del PP res­pec­to a la in­mer­sión lin­güís­ti­ca. El pro­pio por­ta­voz del Go­bierno de la Ge­ne­ra­li­tat, Fran­cesc Homs, avi­só al PP de que los pac­tos po­drían rom­per­se si el par­ti­do de Ma­riano Ra­joy se em­pe­ña en ha­cer cam­pa­ña con­tra la in­mer­sión lin­güís­ti­ca.

El otro gran te­ma que pue­de le­van­tar am­po­llas es el pac­to fis­cal. Los ca­ta­la­nes quie­ren un mo­de­lo si­mi­lar al vas­co, en el que la Ge­ne­ra­li­tat re­cau­de to­dos los im­pues­tos y pa­gue lue­go un cu­po al Es­ta­do. Ade­más, in­ten­ta­rá po­ner un te­cho a la so­li­da­ri­dad, pa­ra que Ca­ta­lu­ña apor­te so­lo a las ar­cas co­mu­nes el 4% de su PIB, si­mi­lar a lo que ha­cen los län­ders ale­ma­nes. Des­de las fi­las de CiU se re­co­no­ce a es­te se­ma­na­rio que “la sen­si­bi­li­dad del PP con es­te te­ma se­rá in­ver­sa­men­te pro­por­cio­nal al nú­me­ro de es­ca­ños que ob­ten­ga en las elec­cio­nes”. Y re­co­no­cen que si el PP ga­na las elec­cio­nes por ma­yo­ría ab­so­lu­ta, pin­ta­rán bas­tos.

An­te la po­si­bi­li­dad de que las re­la­cio­nes con el PP se ten­sen más, los na­cio­na­lis­tas han co­men­za­do a for­ta­le­cer los puen­tes con los so­cia­lis­tas ca­ta­la­nes. Se­ría la al­ter­na­ti­va ló­gi­ca pa­ra que Mas pu­die­se se­guir go­ber­nan­do has­ta el fi­nal de la le­gis­la­tu­ra sin ne­ce­si­dad de abrir una cri­sis po­lí­ti­ca.

42

Dia­da ca­lien­te. Unos en­ca­pu­cha­dos que­ma­ron la ban­de­ra de Es­pa­ña en Bar­ce­lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.