“No soy la no­via de Amé­ri­ca”

Tiempo - - CULTURA - POR MAR­TA TO­RRES (Nue­va York)

¿ A quién le cae bien su je­fe? ¿ Se apro­ve­cha de us­ted? ¿ Ha te­ni­do ga­nas de ma­tar­lo? Jen­ni­fer Anis­ton pro­ta­go­ni­za con Ja­son Bateman, Ke­vin Spa­cey, Co­lin Fa­rrell y Ja­mie Foxx la co­me­dia Có­mo aca­bar con tu je­fe. Tres ami­gos de­ci­den ase­si­nar a los su­yos, har­tos de sus abu­sos. Uno de ellos es la ac­triz Jen­ni­fer Anis­ton. En es­ta oca­sión es una den­tis­ta que aco­sa se­xual­men­te a uno de sus em­plea­dos, Da­le, in­ter­pre­ta­do por el ac­tor Char­lie Day. Él es­tá com­pro­me­ti­do y no sa­be có­mo des­ha­cer­se de ella. Anis­ton sor­pren­de en es­te pa­pel. Se ha he­cho un nom­bre a base de ser la bue­na en la fic­ción y en la vi­da real. Aho­ra con nue­vo es­ti­lo y no­vio, el ac­tor y guio­nis­ta Justin The­roux, pa­re­ce que co­mien­za una nue­va vi­da. Y re­cla­ma su de­re­cho a ha­cer de mu­jer per­ver­sa. La ac­triz sor­pren­de en Es­ta­dos Uni­dos con bue­nas crí­ti­cas y re­sul­ta­dos en ta­qui­lla. ¿Por qué acep­tó el pa­pel de es­ta den­tis­ta tan sexy que aco­sa a su tierno empleado? Sen­ci­lla­men­te lo es­co­gí por­que me en­can­tó. Si he de ser sin­ce­ra, me sor­pren­dió que me eli­gie­sen pa­ra ha­cer es­te per­so­na­je. Pe­ro de­ci­dí in­me­dia­ta­men­te em­bar­car­me en es­te pro­yec­to una vez que me lo ofre­cie­ron. ¿Có­mo pre­pa­ró las es­ce­nas de aco­so se­xual de la agre­si­va Ju­lia Ha­rris a su asis­ten­te? ¿Hu­bo mu­chos en­sa­yos? [Ríe]. Ay, Dios mío [vuel­ve a reír]. No, no hi­ci­mos mu­chos en­sa­yos pa­ra es­tas es­ce­nas. Sí, re­cuer­do que hu­bo mo­men­tos di­ver­ti­dos du­ran­te la gra­ba­ción de las mis­mas. Pe­ro en ca­si to­das im­pro­vi­sa­mos. Y la ver­dad es que to­do sa­lió bien. Creo que fue me­jor ha­cer­lo así e im­pro­vi­sar so­bre la mar­cha en vez de pre­pa­rar­las. Us­ted sue­le in­ter­pre­tar por lo ge­ne­ral a la bue­na chi­ca de la pe­lí­cu­la. ¿In­flu­yó a la ho­ra de acep­tar el pa­pel lo que po­dría pen­sar su fa­mi­lia al ver­la en un fil­me en el que ha­ce de aco­sa­do­ra se­xual? [Ríe]. No, ya soy lo su­fi­cien­te­men­te ma­yor. Ya no ten­go que ex­pli­car na­da a mi fa­mi­lia [ríe otra vez]. Pe­ro la pe­lí­cu­la les ha gus­ta­do mu­cho, so­bre to­do a mi pa­dre [el ac­tor de ori­gen grie­go John Anis­ton]. ¿Có­mo ha si­do tra­ba­jar con un equi­po de hom­bres? Us­ted es la úni­ca ac­triz des­ta­ca­da. ¿Se ha sen­ti­do uno más del gru­po? Sí. La ver­dad es que siem­pre me sien­to muy a gus­to tra­ba­jan­do con hom­bres y mu­je­res. No di­vi­do a las per­so­nas en fun­ción de su gé­ne­ro. Las mi­ro por có­mo son. ¿Hu­bie­se acep­ta­do es­te pa­pel si hu­bie­se si­do más jo­ven? No, la ver­dad es que me pa­re­ce que no me hu­bie­se em­bar­ca­do en es­te pro­yec­to si hu­bie­se si­do más jo­ven. Cuan­to más ma­yor se ha­ce uno, más a gus­to se sien­te con su cuer­po y con quién es en reali­dad. Creo que el res­to no im­por­ta, siem­pre y cuan­do ca­da uno dis­fru­te y ten­ga buenos ra­tos. Su per­so­na­je, la doc­to­ra Ju­lia Ha­rris, es una per­so­na muy agre­si­va y di­ce mu­chos ta­cos. ¿Us­ted tam­bién los di­ce en la vi­da real? Sí, cla­ro. Di­ga al­guno. [Ríe]. Creo que es me­jor que no di­ga nin­guno. Re­co­noz­co que sí los di­go. Pe­ro pre­fie­ro no de­cir­los de­lan­te de des­co­no­ci­dos [son­ríe]. Ven­ga... Bueno, va­le. Creo que jo­der es el que más me gus­ta de to­dos. Es mi fa­vo­ri­to. Me pa­re­ce que es bas­tan­te bueno.

“Di­go ta­cos. Creo que jo­der es el que más me gus­ta de to­dos, lo con­si­de­ro bas­tan­te bueno”

¿Es es­te pa­pel una po­si­ble tran­si­ción a otro ti­po de per­so­na­jes más ma­los o per­ver­sos de los que so­le­mos ver­la en el ci­ne o en la pe­que­ña pan­ta­lla? Bueno, es cier­to que es el pri­mer pa­pel que ha­go de es­te ti­po. Por su­pues­to, he he­cho otro ti­po de co­sas en pe­lí­cu­las in­de­pen­dien­tes [co­mo por ejem­plo The Good Girl, del di­rec­tor puer­to­rri­que­ño Miguel Arte­ta; Friends with mo­ney, de Ni­co­le Ho­lof­ce­ner; o Ma­na­ge­ment, una pe­lí­cu­la que tam­bién pro­du­jo]. Pe­ro sí es ver­dad que es un pa­so en otra di­rec­ción en mi ca­rre­ra si se com­pa­ra con otros pro­yec­tos. Y por eso ha si­do tan bue­na la ex­pe­rien­cia de ha­cer es­ta pe­lí­cu­la. Pe­ro di­ría tam­bién que en cual­quier pro­yec­to hay que di­ver­tir­se, se ha­ga lo que se ha­ga. Yo siem­pre lo ha­go. Soy ac­triz. Y es­to es lo que ha­go ca­da día. Pa­so mu­cho tiem­po de mi vi­da tra­ba­jan­do. Y por eso no me de­di­ca­ría a es­to si no me lo pa­sa­se bien. En la pe­lí­cu­la Có­mo aca­bar con... us­ted es una je­fa bas­tan­te ma­la. ¿Qué ti­po de je­fa es us­ted en la vi­da real? [Ríe]. Bue­na [son­ríe de nue­vo]. Eso sí, creo que a la vez soy una je­fa dura. La ver­dad es que me en­can­ta ser je­fe. Ado­ro la ex­pe­rien­cia de ha­ber di­ri­gi­do, por ejem­plo. Aunque ten­go que re­co­no­cer que no he ido a una es­cue­la de ci­ne. ¿En­ca­ja más con el con­cep­to de no­via de Amé­ri­ca o sex sym­bol? [Mi­ra sor­pren­di­da]. No creo que en­ca­je con nin­gu­na de esas dos co­sas [ríe]. A de­cir ver­dad, soy una per­so­na a la que no le gus­ta po­ner­se nin­gún ti­po de eti­que­tas. Sim­ple­men­te me li­mi­to a ca­mi­nar so­bre es­te pla­ne­ta co­mo uno más. Y ya es­tá. Por lo me­nos ten­drá que re­co­no­cer que siem­pre ha­ce de mu­jer gua­pa. ¿In­ter­pre­ta­ría a al­gún per­so­na­je que fue­ra feo en al­gu­na de sus pró­xi­mas pe­lí­cu­las? Sí, cla­ro, por su pues­to que in­ter­pre­ta­ría a al­guien que fue­se feo. ¿Por qué no lo iba a ha­cer? Es im­por­tan­te ir pa­so a pa­so en la vi­da y rom­per mol­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.