Co­mer­se a Cae­tano

Cae­tano Ve­lo­so es una de las glo­rias de la mú­si­ca bra­si­le­ña y si­gue sin en­ca­si­llar­se.

Tiempo - - SELECTOR - J.M. GÓ­MEZ

hay múl­ti­ples cae­ta­nos. En los 60 fue un pro­vo­ca­dor, un tro­pi­ca­lis­ta, un roc­ke­ro. Exi­lia­do en 1969 por la dic­ta­du­ra, se asen­tó co­mo uno de los gran­des di­na­mi­za­do­res de la es­ce­na in­te­lec­tual de su país. Co­lec­cio­nó un zu­rrón de can­cio­nes in­mar­ce­si­bles (que no se mar­chi­tan) y en 1994 hi­zo Fi­na es­tam­pa, un can­cio­ne­ro en es­pa­ñol pro­pio de una di­va. Su pe­núl­ti­ma aven­tu­ra ha si­do gra­bar con una ban­da, Ce, de rock (ti­ran­do a ra­ra). Es­te dis­co re­co­ge un con­cier­to pa­ra la MTV que de­mues­tra que es po­si­ble man­te­ner­se en el alam­bre (lo lla­man trans-rock) y su­pe­rar los re­sul­ta­dos del dis­co en es­tu­dio. Can­cio­nes con­cep­tua­les que jue­gan con la mo­der­ni­dad y con la me­mo­ria. Ha­bla de la base de Guan­tá­na­mo. Se po­ne sen­ti­men­tal y clá­si­co y can­ta el tan­go de Gar­del Vol­ver, y lo ha­ce con un arre­glo pos­mo­derno. Di­je­ron que ha­bía que co­mer­se a Cae­tano. Es cier­to, ali­men­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.