La nue­va ho­ja de ru­ta de ERC

Es­que­rra Re­pu­bli­ca­na de Ca­ta­lun­ya no ha­ce as­cos a una coa­li­ción con el par­ti­do que go­bier­na en esa co­mu­ni­dad (CIU) a cam­bio de un pac­to in­de­pen­den­tis­ta.

Tiempo - - ESPAÑA - POR AN­TO­NIO FERNÁNDEZ

cuan­do el pa­sa­do 17 de sep­tiem­bre se abrían las ur­nas del re­fe­rén­dum in­terno que ha­bía con­vo­ca­do Es­que­rra Re­pu­bli­ca­na de Ca­ta­lun­ya (ERC) pa­ra ele­gir a sus car­gos y a los can­di­da­tos pa­ra el 20-N, to­dos sa­bían ya el re­sul­ta­do an­tes del re­cuen­to. Y sa­bían tam­bién que se aca­ba­ba una eta­pa y se abría otra en la que so­lo ha­brá una me­ta: con­se­guir la in­de­pen­den­cia de Ca­ta­lu­ña a cual­quier pre­cio, siem­pre y cuan­do sea con mé­to­dos pa­cí­fi­cos y de­mo­crá­ti­cos.

La di­rec­ción que ha pi­lo­ta­do el par­ti­do los úl­ti­mos años ha si­do ba­rri­da del ma­pa. Joan Puig­cer­cós y Joan Ridao ya son his­to­ria. Aho­ra man­da­rán Oriol Jun­que­ras y Mar­ta Ro­vi­ra co­mo pre­si­den­te y se­cre­ta­ria ge­ne­ral. Y Al­fred Bosch se­rá el can­di­da­to en sus­ti­tu­ción de Ridao.

El en­tie­rro de la an­te­rior eta­pa afec­ta­rá tam­bién a la es­tra­te­gia de los re­pu­bli­ca­nos. Si has­ta aho­ra ha­bía pri­ma­do el pac­to so­cial, la alian­za con otras fuer­zas de la iz­quier­da, a par­tir de aho­ra ten­drá más pe­so el te­ma iden­ti­ta­rio. Co­no­ce­do­res de ello, los ri­va­les po­lí­ti­cos que se mue­ven en el mis­mo seg­men­to ya han mo­vi­do fi­cha y han de­ja­do la puer­ta abier­ta a es­ta­ble­cer una alian­za de ca­ra a las ge­ne­ra­les. Ese se­ría un pri­mer pa­so pa­ra in­ten­tar una nue­va reuni­fi­ca­ción de las prin­ci­pa­les fuer­zas in­de­pen­den­tis­tas, in­mer­sas en lu­chas fra­tri­ci­das.

Co­la­bo­ra­ción.

Quie­nes pri­me­ro han ten­di­do la mano han si­do Rea­gru­pa­ment y So­li­da­ri­tat Ca­ta­la­na per la In­de­pen­dèn­cia (SI). El pri­mer par­ti­do es­tá li­de­ra­do por Joan Ca­rre­te­ro, ex­con­se­je­ro de la Ge­ne­ra­li­tat ba­jo el man­da­to de Pas­qual Ma­ra­gall que sa­lió pre­ci­sa­men­te de ERC por la puer­ta fal­sa, tras un du­ro en­fren­ta­mien­to

Los re­pu­bli­ca­nos ca­ta­la­nes van a ha­cer del pac­to fis­cal con Es­pa­ña uno de sus ob­je­ti­vos fun­da­men­ta­les

con la di­rec­ción an­te­rior. En SI, por su par­te, hay tam­bién an­ti­guos mi­li­tan­tes re­pu­bli­ca­nos y en­tre sus im­pul­so­res se en­cuen­tra el ex­dipu­tado Uriel Bertran, que vuel­ve a ser aho­ra dipu­tado, aunque por So­li­da­ri­tat.

Des­de las fi­las de Es­que­rra se va­lo­ra po­si­ti­va­men­te la pre­dis­po­si­ción de sus ri­va­les y aña­den que al­go se mue­ve. “En la po­nen­cia po­lí­ti­ca que se lle­va­rá al con­gre­so de oc­tu­bre hay cier­tos gui­ños a re­cu­pe­rar la uni­dad in­de­pen­den­tis­ta”, re­co­no­ce un di­ri­gen­te del par­ti­do a Tiem­po, tras ha­cer hin­ca­pié en la iden­ti­dad ca­ta­la­na y en “su­mar es­fuer­zos en el ca­mino ha­cia la in­de­pen­den­cia”.

El pri­mer jalón en es­te ca­mino es la reivin­di­ca­ción de un pac­to fis­cal si­mi­lar al vas­co, con la po­si­bi­li­dad de que la Ge­ne­ra­li­tat re­cau­de y ges­tio­ne to­dos los im­pues­tos en es­ta co­mu­ni­dad. En es­te cam­po ERC no ce­de­rá te­rreno. De mo­men­to una co­mi­sión par­la­men­ta­ria tra­ba­ja pa­ra ela­bo­rar un tex­to ge­ne­ral so­bre el con­cier­to eco­nó­mi­co que se­rá en­tre­ga­do an­tes de las elec­cio­nes al pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Ar­tur Mas. Es­te en­car­ga­rá lue­go un in­for­me fi­nal ba­sa­do en las con­clu­sio­nes de la co­mi­sión pa­ra pre­sen­tar­lo an­te el Go­bierno cen­tral que sal­ga de las ur­nas el 20 de no­viem­bre.

La mano ten­di­da a CiU.

Y ahí Jun­que­ras es­pe­ra ju­gar sus ba­zas. Es­que­rra pro­pon­drá a Con­ver­gèn­cia i Unió (CiU) la po­si­bi­li­dad de echar­le una mano en la Cá­ma­ra (CiU tie­ne so­lo 62 dipu­tados y la ma­yo­ría ab­so­lu­ta se si­túa en los 68) siem­pre y cuan­do los con­ver­gen­tes se­cun­den su pro­pues­ta de má­xi­mos en el te­ma del pac­to fis­cal con el Es­ta­do. En­tre otras co­sas po­drán ayu­dar­le a apro­bar los Pre­su­pues­tos de 2012.

Ade­más, si has­ta aho­ra ERC for­ma­ba par­te del en­torno del Tri­par­ti­to, aho­ra ya no se­rá así, en par­te por­que, en cues­tio­nes iden­ti­ta­rias, es­tá más cer­ca de CiU. “To­dos sa­be­mos que la in­de­pen­den­cia se­rá prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble si el ma­yor par­ti­do de Ca­ta­lu­ña no la se­cun­da -ex­pli­ca un miem­bro de la di­rec­ción re­pu­bli­ca­na-. Por tan­to, es ne­ce­sa­rio que Con­ver­gèn­cia asu­ma de­ter­mi­na­dos pos­tu­la­dos que pue­den ha­cer­la po­si­ble”. A pe­sar de to­do, re­co­no­cen que una coa­li­ción con CiU, hoy por hoy, no es ta­rea fá­cil, en­tre otras co­sas por­que Unió De­mo­crà­ti­ca (UDC), el par­ti­do de Jo­sep An­to­ni Du­ran i Llei­da, no co­mul­ga pre­ci­sa­men­te con las te­sis so­be­ra­nis­tas.

A ERC le que­dan, a cor­to pla­zo, otros dos so­cios. Con Rea­gru­pa­ment ya hi­zo al­gu­nos pac­tos lo­ca­les en las pa­sa­das mu­ni­ci­pa­les. Sin em­bar­go, con SI las co­sas son di­fe­ren­tes. Al­fons López Te­na, ex­vo­cal del Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial, ex­miem­bro de la di­rec­ción de CiU y aho­ra dipu­tado de SI, lan­zó su idea de pac­to de ca­ra a las ge­ne­ra­les: prac­ti­car una es­tra­te­gia ra­di­cal en el Con­gre­so de los Dipu­tados, ne­gán­do­se a ha­blar en cas­te­llano “pa­ra ha­cer po­lí­ti­ca in­de­pen­den­tis­ta, pa­ra re­ven­tar Es­pa­ña des­de den­tro, pa­ra ha­cer da­ño a los in­tere­ses es­pa­ño­les”. Pe­ro es­ta po­lí­ti­ca ra­di­cal no es del agra­do ni si­quie­ra de la nue­va di­rec­ción.

Di­ri­gen­tes. Oriol Jun­que­ras y Mar­ta Ro­vi­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.