La voz

Tiempo - - CULTURA - J.M. GÓ­MEZ

Tony Ben­net cum­plió 85 años dan­do cursillos de ele­gan­cia a me­dia hu­ma­ni­dad.

fue el es­pe­jo en la som­bra de Frank Si­na­tra, un croo­ner in­fa­li­ble aunque no tan al­bo­ro­ta­do y ci­ne­ma­to­grá­fi­co co­mo su ri­val. Tony Ben­net lo ha can­ta­do to­do en más de 100 dis­cos, así que le pu­sie­ron a gra­bar con unos cuan­tos ve­te­ra­nos: la in­men­sa Aret­ha Fran­klin, el son­rien­te Wi­llie Nel­son o K.D. Lang ata­can­do Blue vel­vet, y un mon­tón de jó­ve­nes so­bra­da­men­te pre­pa­ra­dos, co­mo Lady Ga­ga, que aguan­ta con The Lady is a tramp; No­rah Jo­nes, que se in­si­núa en Speak low, o Ale­jan­dro Sanz, cum­plien­do en es­pa­ñol con Es­ta tar­de vi llo­ver. El tono ge­ne­ral va de la ex­ce­len­cia a lo pre­vi­si­ble has­ta que se vuel­ve al Body and Soul que can­ta Amy Wi­nehou­se, una in­ter­pre­ta­ción que lo tie­ne to­do: pau­sa, emo­ción y swing. Ahí re­tra­ta su tor­tu­ra­da per­so­na­li­dad, en me­nos de tres mi­nu­tos al­can­za el cie­lo y el in­fierno en cuer­po y al­ma. Lás­ti­ma que Amy no apren­die­ra la me­jor lec­ción, la del ofi­cio de vi­vir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.