Don Juan Car­los

HAY QUE ES­TAR DON­DE HAY QUE ES­TAR

Tiempo - - ZOOM -

El des­fi­le mi­li­tar del 12 de oc­tu­bre no se li­bra de la cri­sis. Es­te año cam­bia­ron la ubi­ca­ción y el re­co­rri­do: de la ma­dri­le­ña pla­za de Ato­cha a la de Co­lón, es de­cir, de sur a nor­te y no co­mo siem­pre. Los efec­ti­vos pre­sen­tes se re­du­je­ron en, apro­xi­ma­da­men­te, un 20%: 3.000 hom­bres y mu­je­res, 147 vehícu­los y 55 me­dios aé­reos, lo cual aba­ra­tó no­ta­ble­men­te el cos­te del ac­to. Pe­ro lo que no cam­bia es la pre­sen­cia del Rey. Con­va­le­cien­te de su ope­ra­ción del ten­dón de Aqui­les, y sen­ta­do a ra­tos, don Juan Car­los es­tá don­de tie­ne que es­tar. Ha­ce su tra­ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.