Un hom­bre mo­les­to

Tiempo - - HISTORIAS DE LA HISTORIA -

Dag Ham­marsk­jöld per­te­ne­cía a una se­lec­ta fa­mi­lia sue­ca, su pa­dre fue pri­mer mi­nis­tro y se crió en un cas­ti­llo. Pe­ro era tam­bién un hom­bre de con­cien­cia re­li­gio­sa muy es­tric­ta que le im­pe­día tran­si­gir con lo que con­si­de­ra­ba in­jus­to. En cuan­to lle­gó a la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de la ONU se en­fren­tó con la ca­za de bru­jas del se­na­dor Mc­Carthy, ex­pul­só de la se­de a los agen­tes del FBI y, cuan­do la CIA or­ques­tó una in­va­sión de Gua­te­ma­la pa­ra de­rro­car al Go­bierno de­mo­crá­ti­co, in­ten­tó fre­nar la ope­ra­ción, aunque no lo con­si­guió. Tam­bién dis­gus­tó a la Unión So­vié­ti­ca, que lan­zó una cam­pa­ña pa­ra sus­ti­tuir­lo. En el Con­go, su de­ter­mi­na­ción en man­te­ner la uni­dad del país le en­fren­tó con In­gla­te­rra, Bél­gi­ca y los in­tere­ses de la Union Mi­niè­re, que or­ques­ta­ron la secesión de la ri­ca Ka­tan­ga. En re­su­men, era un hom­bre jus­to con mu­chos enemi­gos po­de­ro­sos.

68

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.