No es una con­fron­ta­ción

Tiempo - - OPINIÓN PORTADA - FAUSTINO F. ÁL­VA­REZ

Es me­jor no in­cluir el te­rro­ris­mo en la agen­da de la ri­va­li­dad par­ti­dis­ta e ir to­dos en la mis­ma di­rec­ción

en el pri­mer pá­rra­fo del do­cu­men­to de San Sebastián se lee: “He­mos ve­ni­do al País Vas­co hoy por­que cree­mos que ha lle­ga­do la ho­ra y la po­si­bi­li­dad de fi­na­li­zar la úl­ti­ma con­fron­ta­ción ar­ma­da de Eu­ro­pa”. La pa­la­bra con­fron­ta­ción no es ade­cua­da, por­que se re­fie­re a com­pa­rar dos opi­nio­nes dis­cre­pan­tes. Na­da tie­ne que ver con la ac­ti­tud de los eta­rras a quie­nes las fuer­zas de se­gu­ri­dad han pues­to con­tra las cuer­das, y aho­ra acu­den los po­lí­ti­cos en un in­ten­to elec­to­ra­lis­ta de sa­car ta­ja­da. No es pre­sen­ta­ble man­te­ner co­mo doc­tri­na que “to­do va­le pa­ra el con­ven­to”. Y la po­lí­ti­ca an­ti­te­rro­ris­ta pre­sen­ta la ca­rac­te­rís­ti­ca de que mu­chas ve­ces es un Go­bierno el que po­ne la pri­me­ra pie­dra, y otro, de signo con­tra­rio, el que cor­ta la cin­ta inau­gu­ral del puen­te. Me­jor no in­cluir el te­rro­ris­mo en la agen­da de la ri­va­li­dad par­ti­dis­ta e ir to­dos en la mis­ma di­rec­ción.

En la so­cie­dad es­pa­ño­la hay di­vi­sión de opi­nio­nes so­bre la pre­sen- cia en Euskadi de per­so­na­jes in­ter­na­cio­na­les re­le­van­tes y con al­gún éxi­to en la lu­cha an­ti­te­rro­ris­ta. Pa­ra al­gu­nos, to­do lo que sea arri­mar el hom­bro es vá­li­do. Pa­ra otros, se le es­tá dan­do una di­men­sión in­ter­na­cio­nal a lo que es el fi­nal de una ban­da de chan­ta­jis­tas y de ma­to­nes. Tam­bién es cier­to que, sin ne­gar la bue­na fe de los me­dia­do­res, pa­re­ce evi­den­te que su re­ce­ta es ge­ne­ra­lis­ta. Fal­tan ma­ti­ces, y en es­tas cues­tio­nes son sus­tan­cia­les. Los más op­ti­mis­tas es­tán con­ven­ci­dos de que an­tes del 20-N los eta­rras emi­ti­rán al­guno de sus co­mu­ni­ca­dos, y que con­ten­ga al­gún pa­so ha­cia de­lan­te. Es­pe­ra­mos me­nos re­tó­ri­ca y que op­ten por la úni­ca sa­li­da que les que­da: en­tre­gar las ar­mas y po­ner­se en ma­nos de la Jus­ti­cia. To­do lo de­más equi­va­le a en­trar en el du­do­so jue­go de la con­fron­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.