Los lis­te­ros

Tiempo - - CULTURA -

Se vi­ve de la fa­ma, jus­ti­fi­ca­da o no. Y bas­tan­te bien. Us­ted es em­pre­sa­rio y quie­re pu­bli­ci­tar una agen­cia de via­jes, una co­lo­nia, un li­bro, una hor­mi­go­ne­ra, lo que sea. Fá­cil: lla­me us­ted a un lis­te­ro. Hay bas­tan­tes. Pi­da pre­su­pues­to. Se­gún lo que se quie­ra gas­tar, el lis­te­ro le ofre­ce­rá una pre­sen­ta­ción en el Pa­la­ce, en Joy, en Are­na, etc. Le pon­drá de­lan­te una lis­ta de fa­mo­sos con sus ta­ri­fas: ellos se vis­ten de bo­ni­to, van a la fies­ta, tras ellos co­rren los fo­tó­gra­fos del co­ra­zón y ya tie­ne us­ted en los me­dios aque­llo que quie­re ven­der, por su­pues­to or­na­men­ta­do con los pre­sun­tos fa­mo­sos que co­bran por apa­re­cer en el sa­rao. No to­do en es­ta vi­da es una cues­tión de di­ne­ro. Pe­ro es­to sí.

Ju­lián Muñoz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.