Si­mon­ce­lli: la muer­te ab­sur­da

Tiempo - - ZOOM -

To­do ha si­do ex­tra­ño en la muer­te de Mar­co Si­mon­ce­lli, pi­lo­to ita­liano de mo­to GP que fa­lle­ció en un ac­ci­den­te en el cir­cui­to ma­la­yo de Se­pang. Pri­me­ro, el ac­ci­den­te mis­mo: es­ta­mos ha­bi­tua­dos a ver có­mo los pi­lo­tos se caen, dan se­te­cien­tas vuel­tas so­bre el as­fal­to, la tie­rra o la hier­ba y lue­go se le­van­tan, muy en­fa­da­dos pe­ro ca­si siem­pre ile­sos. Si­mon­ce­lli, sin em­bar­go, se em­pe­ñó en no sol­tar la mo­to y eso le cos­tó la vi­da. El jo­ven cam­peón ita­liano (24 años) go­za­ba de bien ga­na­da fa­ma de pen­den­cie­ro en la pis­ta y te­nía pro­ble­mas per­so­na­les con va­rios com­pa­ñe­ros. Ya na­da de eso, ni las ga­nas que le te­nían por sus ma­rru­lle­rías, im­por­ta: la muer­te pue­de con to­do. Más su­rrea­lis­mo: el cuer­po de Si­mon­ce­lli se ca­yó de la ca­mi­lla cuan­do tra­ta­ban de so­co­rrer­lo. Eso sí, mi­les de per­so­nas des­pi­die­ron en el pue­blo de Co­riano a un cha­val al que ad­mi­ra­ba to­da Ita­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.