IU es­pe­ra re­cu­pe­rar­se y UPD, su con­fir­ma­ción

Las en­cues­tas pro­nos­ti­can el des­ca­la­bro elec­to­ral de ERC, que po­dría pa­sar de tres a un úni­co dipu­tado.

Tiempo - - ESPAÑA -

iu y upd es­pe­ran no so­lo in­cre­men­tar sus dipu­tados -al­go que no se­ría fá­cil, pues­to que el par­ti­do de Ro­sa Díez tie­ne un es­ca­ño y el de Ca­yo La­ra dos en coa­li­ción con IC-V-, sino te­ner gru­po par­la­men­ta­rio pro­pio. Sus ex­pec­ta­ti­vas coin­ci­den con en­cues­tas que co­mo po­co les dan 4 dipu­tados a ca­da uno.

En IU rei­na la pru­den­cia, si bien ha­ce se­ma­nas se cal­cu­la­ban de 7 a 8 es­ca­ños. Se­gún fuen­tes de la coa­li­ción, se es­pe­ra pa­sar de uno a dos dipu­tados en Ma­drid más el otro que ya tie­nen en Ca­ta­lu­ña y otro por Ara­gón gra­cias a su pac­to con la Chun­ta Ara­go­ne­sis­ta. La cam­pa­ña se cen­tra­rá en las pro­vin­cias en las que tie- nen po­si­bi­li­da­des reales: Va­len­cia, Ali­can­te, Mur­cia, Se­vi­lla, Má­la­ga, Cá­diz y As­tu­rias, don­de Gas­par Lla­ma­za­res en­ca­be­za la can­di­da­tu­ra. Pa­ra IU, hay dos fac­to­res de­fi­ni­ti­vos de sus bue­nas pers­pec­ti­vas elec­to­ra­les: el des­con­ten­to ciu­da­dano con la po­lí­ti­ca que ha des­ta­pa­do el 15-M, que reivin­di­ca co­sas que, di­cen en IU, ellos han de­fen­di­do siem­pre, y el he­cho de que nun­ca ha ha­bi­do tan­tos in­de­ci­sos a tan po­co tiem­po de unas elec­cio­nes. Si se cum­plen, la coa­li­ción po­dría em­pe­zar a su­pe­rar el re­tro­ce­so elec­to­ral que arras­tra des­de el año 2000.

UPD tam­bién es­pe­ra me­jo­rar sus re­sul­ta­dos y con­ver­tir­se en un par­ti­do de­ci­si­vo

pa­ra de­ter­mi­nar “quién go­bier­na y có­mo go­bier­na”, di­ce Díez, que se to­ma sus ex­pec­ta­ti­vas de te­ner gru­po pro­pio co­mo rea­lis­tas. “Si to­da la gen­te que di­ce que nos va a vo­tar nos vo­ta­ra, ga­na­ría­mos las elec­cio­nes”, di­ce. En to­do ca­so, los cua­tro dipu­tados que le dan las en­cues­tas y los cin­co que cal­cu­la la for­ma­ción se­rían su con­fir­ma­ción par­la­men­ta­ria, cin­co años des­pués de su na­ci­mien­to.

En la otra ca­ra de la mo­ne­da es­tá ERC, que ve có­mo to­das las en­cues­tas pre­vén un des­cen­so de dipu­tados de los tres ac­tua­les a dos, o in­clu­so uno. De ser cier­to, se con­fir­ma­ría la de­ba­cle de una for­ma­ción que en 2004 ob­tu­vo ocho dipu­tados en el Con­gre­so y que tam­bién ha vis­to re­du­ci­da su fuer­za en Ca­ta­lu­ña, don­de ha pa­sa­do de for­mar par­te del Go­bierno tri­par­ti­to a ser nin­gu­nea­do por la Ge­ne­ra­li­tat de CIU. El 20-N pro­ba­rá con un nue­vo can­di­da­to, Al­fred Bosch -en sus­ti­tu­ción de Joan Ridao-, que ha di­cho que con­tem­pla in­clu­so for­mar gru­po con la iz­quier­da aber­za­le de Amaiur, días des­pués de que otra di­ri­gen­te pro­pu­sie­ra un gru­po de “par­ti­dos ca­ta­la­nis­tas” en el Con­gre­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.