Es­tan­cias de lu­jo

En Es­pa­ña hay unos 250 ho­te­les de lu­jo, pe­ro, en reali­dad, ese con­cep­to es siem­pre muy re­la­ti­vo. He aquí al­gu­nos buenos ejem­plos del ver­da­de­ro lu­jo. ENRIQUE SAN­CHO

Tiempo - - LA BUENA VIDA -

EL­BA PA­LA­CE (AN­TI­GUA-FUER­TE­VEN­TU­RA) Tel.: 928 163 922 www.ho­te­le­sel­ba.com

Es­te pa­la­ce­te de es­ti­lo ca­na­rio, si­tua­do en me­dio de un cam­po de golf y ro­dea­do de pal­me­ras y plan­tas au­tóc­to­nas, ha acer­ta­do a com­bi­nar los co­lo­res de la is­la con la ma­de­ra, la pie­dra y la te­rra­co­ta. Su iden­ti­fi­ca­ción con Ca­na­rias es tal que has­ta los uni­for­mes del per­so­nal es­tán ba­sa­dos en tra­jes tí­pi­cos del si­glo XVIII. Su si­tua­ción en ple­na Re­ser­va de la Bios­fe­ra ofre­ce el am­bien­te ade­cua­do pa­ra el dis­fru­te de los sen­ti­dos. De es­ti­mu­lar al­gu­nos de ellos se en­car­ga su res­tau­ran­te St. An­drews, di­ri­gi­do por Ler­ma, for­ma­do en los fo­go­nes de Ar­zak, y su ex­ce­len­te bo­de­ga. Pre­cios a par­tir de 114 eu­ros, con ofer­tas pa­ra va­rios días de es­tan­cia.

W BAR­CE­LO­NA Tel.: 932 952 800 www.w-bar­ce­lo­na.es

Es uno de los re­cién lle­ga­dos a la Ciu­dad Con­dal y ha mar­ca­do el pai­sa­je de la Bar­ce­lo­ne­ta y de to­do el li­to­ral bar­ce­lo­nés. El van­guar­dis­ta di­se­ño de Ricardo Bo­fill, que re­cuer­da un bar­co de ve­la gi­gan­tes­co, con 99 me­tros de

al­tu­ra (el pro­yec­to ini­cial era de 170 me­tros), es so­lo un an­ti­ci­po de las sor­pre­sas que es­pe­ran a los hués­pe­des, en­tre los que se en­cuen­tran Sha­ki­ra y Pi­qué; por cier­to, que la can­tan­te gra­bó aquí el vi­deo­clip de su sin­gle ‘Lo­ca’ con el te­lón de fon­do de las pla­yas de Bar­ce­lo­na y que a pun­to es­tu­vo de cos­tar­le una mul­ta del Ayun­ta­mien­to por ba­ñar­se en una fuen­te pú­bli­ca du­ran­te el

HA­CIEN­DA NA XA­ME­NA (IBI­ZA) Tel.: 971 334 500 www.ho­tel­ha­cien­dai­bi­za.com

El di­rec­tor y pro­pie­ta­rio de es­te lu­jo­so es­ta­ble­ci­mien­to, Al­var Lipszyc, lo sue­le de­fi­nir co­mo el “al­ma de Ibi­za” y, aunque ca­da año aco­ge a per­so­na­jes del mun­do del es­pec­tácu­lo, po­de­ro­sos de la ban­ca o gen­te de la no­ble­za que bus­can in­ti­mi­dad y con­fort, tam­bién re­ci­be a anó­ni­mos hués­pe­des que sa­ben apre­ciar el buen gus­to, el tra­to per­so­nal, el ex­qui­si­to ser­vi­cio y la di­men­sión hu­ma­na de es­te lu­gar. To­dos ellos dis­fru­tan, cla­ro, de unas vis­tas so­ber­bias so­bre un acan­ti­la­do de 200 me­tros, una de las me­jo­res de to­das las is­las Ba­lea­res. To­do en es­te ho­tel es­tá pen­sa­do pa­ra ar­mo­ni­zar el ex­te­rior con el in­te­rior: cas­ca­das y ríos de agua, pa­tios, ar­ca­das, ga­le­rías, plan­tas, ar­qui­tec­tu­ra tra­di­cio­nal blan­ca don­de se in­te­gra una de­co­ra­ción ét­ni­ca de in­fluen­cia ba­li­ne­sa o ára­be y ele­men­tos mo­der­nos li­ge­ros. Muy re­co­men­da­bles sus fas­ci­nan­tes ‘Cas­ca­das sus­pen­di­das’, un spa úni­co de agua ma­ri­na al ai­re li­bre. Su pro­pues­ta ‘No­che gla­mu­ro­sa’ pa­ra dos per­so­nas in­clu­ye ‘Cas­ca­das sus­pen­di­das’, ce­na ro­mán­ti­ca y alo­ja­mien­to y desa­yuno a par­tir de 410 eu­ros.

ro­da­je. Los más si­ba­ri­tas no de­ben per­der­se la ‘Ex­tre­me Wow Sui­te’, de tres dor­mi­to­rios, te­rra­za con ja­cuz­zi y una es­pec­ta­cu­lar vista pa­no­rá­mi­ca de 360°. Y pa­ra to­dos, la re­co­men­da­ción de su res­tau­ran­te Bra­vo, en el que se pue­de dis­fru­tar de la co­ci­na me­di­te­rrá­nea de la mano del chef Car­les Abe­llán. Se pue­de ob­te­ner una ha­bi­ta­ción do­ble a par­tir de 270 €.

VI­LLA PA­DIER­NA (MAR­BE­LLA) Tel.: 932 952 800 www.ho­tel­vi­lla­pa­dier­na.com

Aunque ya lo era an­tes, des­de que Mi­che­lle Oba­ma se alo­jó aquí en agos­to de 2010, el ho­tel Vi­lla Pa­dier­na es to­do un sím­bo­lo de pri­va­ci­dad y ‘gla­mour’. De­co­ra­do con re­pro­duc­cio­nes de es­cul­tu­ras neo­clá­si­cas, fuen­tes de ins­pi­ra­ción mu­sul­ma­na y con un es­ti­lo que re­cuer­da una vi­lla tos­ca­na, sus 129 ha­bi­ta­cio­nes,

‘sui­tes’ y vi­llas pri­va­das de más de 300 me­tros cua­dra­dos son lo más bus­ca­do en la mal­tra­ta­da Cos­ta del Sol. Un aman­te del lu­jo y el pla­cer no de­be per­der­se la ex­pe­rien­cia de sus ter­mas ro­ma­nas con el con­fort del si­glo XXI, en más de 2.000 me­tros de ins­ta­la­cio­nes que per­mi­ten la per­fec­ta unión pa­ra el des­can­so del cuer­po y el so­sie­go de la men­te. Se pue­de re­ser­var una ha­bi­ta­ción do­ble des­de 259 eu­ros. La vi­lla que ocu­pó la fa­mi­lia Oba­ma cues­ta por en­ci­ma de los 5.000.

ABA­MA (GUÍA DE ISO­RA-TE­NE­RI­FE) Tel.:922 126 503 www.aba­maho­tel­re­sort.com

El ca­pri­cho ca­na­rio de la fa­mi­lia Po­lan­co, aho­ra ges­tio­na­do por Ritz-carl­ton, se en­cuen­tra en una fin­ca de 160 hec­tá­reas, en­tre pai­sa­jes vol­cá­ni­cos y una ve­ge­ta­ción exu­be­ran­te con más de 300 va­rie­da­des de plan­tas, ár­bo­les y pal­mas, y es el lu­gar que dis­fru­ta de más ho­ras de sol en Es­pa­ña. Fue di­se­ña­do por Mel­vin Vi­lla­rroel, que ha sa­bi­do fu­sio­nar la ar­qui­tec­tu­ra mo­der­na con las tra­di­cio­nes del

LA MAN­GA CLUB (LOS BE­LO­NES-MUR­CIA) Tel.:968 331 234 www.la­man­ga­club.es

Pa­ra los afi­cio­na­dos a los deportes, es­te pue­de ser su pa­raí­so. Tres cam­pos de golf de 18 hoyos ca­da uno, na­da me­nos que 28 pis­tas de te­nis (aquí se han ju­ga­do par­ti­dos de Co­pa Da­vis), ins­ta­la­cio­nes pa­ra natación, ‘fit­ness’, ‘squash’, ‘padd­le’, crí­quet, rugby, ‘pitch & putt’, bi­ci­cle­ta de mon­ta­ña, bu­ceo, equi­ta­ción, ‘go-karts’, deportes náu­ti­cos y… lo más sor­pren­den­te: has­ta 8 cam­pos re­gla­men­ta­rios de fút­bol con hier­ba, ya que no en vano es­te es el ‘pa­la­cio de in­vierno’ de mu­chos equi­pos nór­di­cos. El alo­ja­mien­to pue­de ser en sus lu­jo­sas ha­bi­ta­cio­nes o en los per­fec­ta­men­te equi­pa­dos apar­ta­men­tos con co­ci­na, dú­plex o ha­bi­ta­cio­nes ‘de­lu­xe’ en Las Lo­mas Vi­lla­ge. No hay que per­der­se su gi­gan­tes­co spa con pis­ci­na olím­pi­ca cu­bier­ta. En un ala pri­va­da del ho­tel se en­cuen­tra el Ro­yal Club, al­go así co­mo un ho­tel den­tro de otro, con ser­vi­cios ex­clu­si­vos. La ha­bi­ta­ción do­ble cues­ta, en ofer­ta, 150 eu­ros; una vi­lla pa­ra cua­tro per­so­nas, 200 eu­ros.

Tel.: 985 898 099 www.hos­te­ria­de­to­ra­zo.com

Unor­te de Áfri­ca. Su di­se­ño in­ge­nio­so, guia­do por la fi­lo­so­fía del Feng Shui, ofre­ce es­pa­cios de cal­ma y se­re­ni­dad in­clu­so en las par­tes más con­cu­rri­das; en ca­da rincón se pue­den en­con­trar jar­di­nes se­cre­tos, ma­ra­vi­llo­sas pis­ci­nas y vis­tas cau­ti­va­do­ras. Los aman­tes de la bue­na vi­da po­drán ele­gir en­tre cin­co ba­res te­má­ti­cos y diez res­tau­ran­tes, uno de ellos gour­met, di­ri­gi­do por Mar­tín Be­ra­sa­te­gui, y otro ja­po­nés, el Kabuki, di­ri­gi­do por Ricardo Sanz. La ha­bi­ta­ción do­ble cues­ta en­tre 275 y 750 eu­ros.

HOS­TE­RIA DE TO­RA­ZO (CA­BRA­NES-AS­TU­RIAS)

no de esos ca­sos en los que el lu­jo no es­tá en el nú­me­ro de es­tre­llas sino en el am­bien­te y los ser­vi­cios es el de es­te ho­tel en pleno co­ra­zón de As­tu­rias, en­tre fron­do­sas y ver­des pra­de­rías, cam­pos de maíz y po­ma­ra­das de ri­cos man­za­nos. Pre­ci­sa­men­te ese en­torno de man­za­nos ha da­do lu­gar a una de las co­sas que lo ha­cen úni­co: sus tra­ta­mien­tos de si­dro­te­ra­pia. Tras el vino, el cho­co­la­te, el ca­viar e in­clu­so el pan de oro co­mo ele­men­tos pa­ra apli­car en tra­ta­mien­tos de be­lle­za y sa­lud, aho­ra le lle­ga el turno a la si­dra y otros de­ri­va­dos de la man­za­na que, gra­cias al apor­te de po­li­fe­no­les y vi­ta­mi­na E, lo­gran com­ba­tir el en­ve­je­ci­mien­to. Su es­ca­pa­da de si­dro­te­ra­pia, in­clu­yen­do una no­che de alo­ja­mien­to, cir­cui­to spa y su ex­clu­si­vo tra­ta­mien­to, cues­ta des­de 108 eu­ros por per­so­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.