Son­ri­sas en 3D

Ste­ven Spiel­berg di­ri­ge Tin­tín y el se­cre­to del uni­cor­nio.

Tiempo - - SELECTOR - A. DÍAZ

ste­ven spiel­berg, ade­más de re­ve­lar­se co­mo un tin­ti­nó­fi­lo de aú­pa, ha re­cu­pe­ra­do su pul­so y ha res­pe­ta­do la esen­cia de Tin­tín -la del per­so­na­je y la de su na­rra­ti­va-. Y, en el ca­mino, ho­me­na­jea al pa­dre de la cria­tu­ra, el gran Her­gé, es­par­ce al­gu­nos gui­ños au­to­rre­fe­ren­cia­les pa­ra que que­de cla­ra su de­vo­ción a la obra del au­tor bel­ga (des­de Ti­bu­rón a La úl­ti­ma cru­za­da) y se in­ven­ta la ba­ta­lla na­val más es­pec­ta­cu­lar que se re­cuer­da en un ci­ne. Mien­tras Tin­tín, Mi­lú y el capitán Had­dock re­suel­ven el se­cre­to del Uni­cor­nio, el ci­neas­ta res­ca­ta con ul­ti­mí­si­ma tec­no­lo­gía -3D y mo­tion cap­tu­re- el me­jor ci­ne de aven­tu­ras. Y al­go in­fi­ni­ta­men­te más va­lio­so: la son­ri­sa con la que se aban­do­na la sa­la, co­mo la de un ni­ño. La mis­ma que de­ja la lec­tu­ra de cual­quie­ra de los ál­bu­mes pro­ta­go­ni­za­dos por el pe­rio­dis­ta del tu­pé. “¿Cuál es su sed de aven­tu­ras, capitán?”, le pre­gun­ta Tin­tín a Had­dock. “In­sa­cia­ble”, res­pon­de el lo­bo de mar. Y la nues­tra tam­bién.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.