Ne­go­cia­ción en­tre bas­ti­do­res

Tiempo - - HISTORIAS DE LA HISTORIA -

En oto­ño del 61 los je­fes de las di­plo­ma­cias ame­ri­ca­na y so­vié­ti­ca, Dean Rusk y Gro­mi­ko (en la fo­to), em­pren­die­ron con­ver­sa­cio­nes pre­ci­sa­men­te pa­ra des­ac­ti­var la fuen­te de con­flic­tos que era Ber­lín. Kh­rus­chev in­clu­so in­vi­tó a Ken­nedy a ir a Mos­cú, y aunque el pre­si­den­te de­cli­nó ha­cer­lo, de­ci­die­ron es­ta­ble­cer una lí­nea de con­tac­to di­rec­ta y con­fi­den­cial. Cuan­do es­ta­lló la cri­sis de Check­point Char­lie, esa lí­nea fue ac­ti­va­da y Ken­nedy en­vió un re­ca­do per­so­nal a Kh­rus­chev: si los ru­sos se re­ti­ran, los ame­ri­ca­nos ha­rán lo mis­mo. Pa­ra sal­var la ca­ra, un fun­cio­na­rio ame­ri­cano in­ten­tó en­trar en la zo­na Es­te y fue con­tro­la­do por un ofi­cial so­vié­ti­co en vez de por uno ale­mán. Eso es­ta­ba den­tro del es­ta­tu­to de ocu­pa­ción, ¡ya no ha­bía pro­ble­ma! Lue­go Washington or­de­nó, sin pu­bli­ci­dad, que sus fun­cio­na­rios de­ja­ran de pa­sar al Es­te. Se que­da­ron sin tea­tro.

64

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.