en­tre­vis­ta

Jo­sep An­to­ni Du­ran i Llei­da.

Tiempo - - SUMARIO - POR SIL­VIA GAMO

¿Man­ten­drá CIU sus 10 dipu­tados en el Con­gre­so o irá a más? Va­mos a su­pe­rar los 10 dipu­tados ac­tua­les pe­ro, in­de­pen­dien­te­men­te del re­sul­ta­do que se pro­duz­ca en Es­pa­ña, lo que nos in­tere­sa es que CIU en Ca­ta­lu­ña ten­ga, cuan­ta más fuer­za, me­jor. Pe­ro el ob­je­ti­vo es in­fluir en el Go­bierno de Es­pa­ña, ¿no? Lo im­por­tan­te es que ten­ga­mos res­pal­do en Ca­ta­lu­ña. Se han producido mu­chas ma­yo­rías ab­so­lu­tas y siem­pre han si­do ne­ga­ti­vas pa­ra Ca­ta­lu­ña y pa­ra Es­pa­ña. Si ade­más ese re­sul­ta­do nos per­mi­te ser de­ci­si­vos pa­ra cues­tio­nes bá­si­cas que in­tere­san a Ca­ta­lu­ña o al­gu­nas es­pe­cí­fi­cas pa­ra el con­jun­to de Es­pa­ña, me­jor que me­jor. ¿Les pa­sa­rán fac­tu­ra los re­cor­tes que ha lle­va­do a ca­bo CIU en la Ge­ne­ra­li­tat? Hay una gran ma­yo­ría si­len­cio­sa que en­tien­de que lo que se es­tá ha­cien­do en Ca­ta­lu­ña es lo que se de­be ha­cer. Com­ba­to el ata­que de­ma­gó­gi­co de quie­nes an­tes en­ten­die­ron la res­pon­sa­bi­li­dad de go­bierno en Ca­ta­lu­ña en re­la­ción a los fa­mo­sos re­cor­tes. A me­nu­do los ata­ques vie­nen de la mi­nis­tra de De­fen­sa, can­di­da­ta del PSOE en Ca­ta­lu­ña, y re­sul­ta que De­fen­sa so­lo ha ba­ja­do el 7%, cuan­do no tie­ne na­da que ver con el Es­ta­do de bie­nes­tar so­cial. Ade­más, si el tri­par­ti­to se hu­bie­se ad­mi­nis­tra­do de otra ma­ne­ra no hu­bié­se­mos te­ni­do que ha­cer nin­gún ajus­te pre­su­pues­ta­rio. ¿Ha ha­bla­do con Ra­joy so­bre lo que le pe­di­ría CIU pa­ra apo­yar­le? No he ha­bla­do con Ra­joy. Pa­ra que CIU se im­pli­que en la go­ber­na­bi­li­dad de Es­pa­ña, ya sea me­dian­te apo­yo par­la­men­ta­rio u otro ins­tru­men­to, he­mos ela­bo­ra­do diez pun­tos: pri­me­ro tie­ne que re­du­cir­se el dé­fi­cit fis­cal de Ca­ta­lu­ña; se­gun­do, apos­tar por el eje me­di­te­rrá­neo; ter­ce­ro, abor­dar una se­rie de in­fraes­truc­tu­ras pen­dien­tes, en­tre ellas el des­do­bla­mien­to de la Na­cio­nal 2; cuar­to, po­der ges­tio­nar los ae­ro­puer­tos del Prat, de Sa­ba­dell, de Reus y de Ta­rra­go­na; quin­to, abor­dar un plan pa­ra re­sol­ver la re­for­ma del sec­tor fi­nan­cie­ro que pa­sa por crear un ban­co ma­lo, don­de se con­cen­tren to­dos los ac­ti­vos tó­xi­cos; sex­to, un plan de cho­que con­tra el pa­ro; sép­ti­mo, me­di­das a fa­vor de las py­mes y los au­tó­no­mos; oc­ta­vo, am­plia­ción du­ran­te dos años de la dis­po­si­ción que pre­vé que se in­vier­ta en Ca­ta­lu­ña un equi­va­len­te, co­mo mí­ni­mo, a nues­tra apor­ta­ción al PIB; no­veno, una po­lí­ti­ca agra­ria que res­pe­te los in­tere­ses del Me­di­te­rrá­neo; y dé­ci­mo, que el PP res­pe­te la len­gua y la in­mer­sión de len­gua en Ca­ta­lu­ña. Pi­den un pac­to fis­cal, sin él, ¿no ha­brá pac­to con el PP? Pa­ra un acuer­do de apo­yo par­la­men­ta­rio es­ta­ble no po­de­mos apo­yar un pro­gra­ma de go­bierno que no in­clu­ya, co­mo mí­ni­mo, esas diez pro­pues­tas. Se ha me­ti­do mu­cho con los an­da­lu­ces y el PER. ¿Le sa­le ren­ta­ble? Si hu­bie­se ha­bla­do del PER so­lo en cam­pa­ña elec­to­ral po­dría mal­pen­sar­se, pe­ro reite­ra­da­men­te des­de la tri­bu­na del Con­gre­so he con­de­na­do la cul­tu­ra del sub­si­dio. No es bueno pa­ra An­da­lu­cía. Igual que no com­par­to el ac­tual mo­de­lo de pres­ta­ción de des­em­pleo, por­que tam­bién per­mi­te un cier­to frau­de: que se le ofrez­ca tra­ba­jo a uno equi­va­len­te al que te­nía an­tes y di­ga que no por­que pre­fie­re con­ti­nuar co­bran­do del pa­ro. Eso no lo di­go en cam­pa­ña elec­to­ral, lo di­go siem­pre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.