Di­vi­den­do sin di­ne­ro

Gran­des com­pa­ñías, li­de­ra­das por los prin­ci­pa­les ban­cos, han pues­to de mo­da la po­si­bi­li­dad de co­brar el di­vi­den­do anual sin ver un eu­ro en me­tá­li­co.

Tiempo - - ECONOMÍA - POR FRAN­CIS­CO GAR­CÍA MAR­TÍN

La mo­da del pa­go del di­vi­den­do en for­ma de nue­vas ac­cio­nes pa­ra los in­ver­so­res se es­tá ex­ten­dien­do con mu­cha fuer­za en bol­sa. Es un mé­to­do atrac­ti­vo pa­ra los ac­cio­nis­tas que pre­fie­ren apro­ve­char sus ven­ta­jas fis­ca­les y que, fián­do­se de los fu­tu­ros be­ne­fi­cios, eli­gen te­ner más pa­pel del que ob­ten­drán di­vi­den­dos más ade­lan­te o po­drán ven­der a pre­cios más in­tere­san­tes. Y las com­pa­ñías que re­cu­rren a es­ta mo­da­li­dad, lla­ma­da scrip di­vi­dend, man­tie­nen el di­ne­ro en ca­ja y ge­ne­ran una ma­yor li­qui­dez al au­men­tar el nú­me­ro de sus ac­cio­nes en cir­cu­la­ción.

No es de ex­tra­ñar que sean los gran­des ban­cos los que re­cu­rren ca­da vez más a la ofer­ta de pro­po­ner a sus ac­cio­nis­tas la in­cor­po­ra­ción de nue­vas ac­cio­nes en sus car­te­ras, co­mo con­se­cuen­cia de las ma­yo­res exi­gen­cias de ca­pi­tal a las que se han vis­to so­me­ti­dos des­de Bru­se­las y de las se­rias di­fi­cul­ta­des que aho­ra exis­ten pa­ra ob­te­ner su ma­te­ria pri­ma: el di­ne­ro en efec­ti­vo.

“El scrip di­vi­dend es una am­plia­ción li­be­ra­da y, por tan­to, los ac­cio­nis­tas dis­po­nen de unos de­re­chos de sus­crip­ción pre­fe­ren­te, que co­ti­zan in­di­vi­dual­men­te y de for­ma se­pa­ra­da de las ac­cio­nes, du­ran­te un pe­rio­do de tiem­po que sue­le ser en torno a las dos se­ma­nas”, ex­pli­ca a Tiem­po Félix López Es­te­ban, so­cio di­rec­tor de Atlas Ca­pi­tal.

Cuan­do trans­cu­rre el tiem­po de la co­ti­za­ción de es­tos de­re­chos pa­ra sus­cri­bir las nue­vas ac­cio­nes, los in­ver­so­res pue­den ele­gir en­tre tres po­si­bi­li­da­des: can­jear­los por nue­vas ac­cio­nes sin cos­te; co­brar el di­vi­den­do me­dian­te la en­tre­ga de los de­re­chos de sus­crip­ción a la en­ti­dad con la co­rres­pon­dien­te re­ten­ción fis­cal; o ven­der sus de­re­chos en bol­sa.

Las nue­vas ac­cio­nes.

Ban­co San­tan­der fue pio­ne­ro en el re­cur­so sis­te­má­ti­co al scrip di­vi­dend des­de que, en oc­tu­bre de 2009, pu­so en mar­cha su pri­mer pro­gra­ma de re­mu­ne­ra­ción del di­vi­den­do con nue­vas ac­cio­nes. Des­de en­ton­ces la en­ti­dad ofre­ce en dos de sus cua­tro di­vi­den­dos anua­les la po­si­bi­li­dad de acu­dir al can­je, un pro­ce­di­mien­to que han se­gui­do con éxi­to tam­bién BBVA, Cai­xa­bank, Ban­kin­ter o el Ban­co Po­pu­lar.

Aunque gran­des com­pa­ñías de otros sec­to­res, ade­más del ban­ca­rio, co­mo Gas Na­tu­ral, Ga­me­sa o Iber­dro­la, han empleado tam­bién el scrip di­vi­dend co­mo al­ter­na­ti­va a la re­mu­ne­ra­ción en me­tá­li­co a sus ac­cio­nis­tas (Iber­dro­la ya ha anun­cia­do su pró­xi­ma am­plia­ción li­be­ra­da de ca­pi­tal pa­ra co­mien­zos de 2012), son los gran­des ban­cos los que es­tán em­plean­do la fór­mu­la con ma­yor in­ten­si­dad.

Obli­ga­dos co­mo es­tán a in­cre­men­tar sus re­cur­sos pro­pios has­ta ob­te­ner un ca­pi­tal prin­ci­pal del 9% en ju­nio del año que vie­ne (una re­ca­pi­ta­li­za­ción que as­cien­de a la frio­le­ra de 26.161 eu­ros en­tre San­tan­der, BBVA, Po­pu­lar, Ban­kia y Cai­xa­bank), los gran­des de la ban­ca es­pa­ño­la han op­ta­do ma­yo­ri­ta­ria­men­te por em­plear el scrip di­vi­dend co­mo uno de los me­dios más prác­ti­cos pa­ra me­jo­rar sus ra­tios.

“Las en­ti­da­des ob­tie­nen así va­rias ven­ta­jas -se­ña­la Félix López Es­te­ban-, co­mo son la re­duc­ción de la sa­li­da de ca­ja, ya que una par­te im­por­tan­te de los ac­cio­nis­tas acu­den a la am­plia­ción li­be­ra­da, y re­fuer­zan ade­más su ca­pi­tal prin­ci­pal, que en el ca­so de los ban­cos es po­si­ti­vo en es­tos mo­men­tos, te­nien­do en cuen­ta que la am­plia­ción de ca­pi­tal re­sul­tan­te es en un por­cen­ta­je pe­que­ño

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.