LA DEU­DA ALE­MA­NA

Tiempo - - MUNDO -

Ale­ma­nia, y su or­to­do­xia eco­nó­mi­ca, se ha con­ver­ti­do en la bes­tia ne­gra de los grie­gos, a los que los ale­ma­nes ven po­co me­nos que co­mo unos ma­ni­rro­tos irres­pon­sa­bles que pri­me­ro se fun­die­ron los fon­dos de la UE, a la que tan­to con­tri­bu­ye Ale­ma­nia, y aho­ra es ne­ce­sa­rio sal­var­los con va­rios cien­tos de mi­les de mi­llo­nes de eu­ros, mu­chos de ellos ale­ma­nes.

Fren­te a las crí­ti­cas, Ate­nas ha con­tra­ta­ca­do re­cor­dan­do a Ber­lín la ocu­pa­ción na­zi du­ran­te la Se­gun­da Guerra Mun­dial y la deu­da que en­ton­ces con­tra­jo con los grie­gos. Tam­bién que des­pués de la guerra fue una en­deu­da­da Ale­ma­nia la que pi­dió el per­dón de sus deu­das en la Con­fe­ren­cia de Londres de 1956, cuan­do más de 22 paí­ses, en­tre ellos Gre­cia, con­do­na­ron par­te de su deu­da.

El vi­ce­pri­mer mi­nis­tro, Theo­do­ros Pan­ga­los, fue uno de los pri­me­ros en le­van­tar la lie­bre so­bre la ocu­pa­ción y re­par­to de Gre­cia en 1941 en­tre la Ale­ma­nia na­zi, la Ita­lia fas­cis­ta y el Go­bierno co­la­bo­ra­cio­nis­ta de Bul­ga­ria. Con­se­cuen­cia de ello fue un pe­rio­do de pe­nu­ria y re­pre­sión que de­jó 300.000 muer­tos de ham­bre y mi­les de re­pre­sa­lia­dos y fue el ori­gen de las di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas que afron­ta his­tó­ri­ca­men­te Gre­cia. “Ro­ba­ron el oro grie­go que es­ta­ba en el Ban­co de Gre­cia, el di­ne­ro grie­go, y nun­ca lo de­vol­vie­ron”, re­pro­cha­ba es­te año Pan­ga­los.

Ber­lín ase­gu­ra ha­ber pa­ga­do ya 50 mi­llo­nes de li­bras en com­pen­sa­cio­nes, pe­ro la deu­da na­zi es al­go que Gre­cia no es­tá dis­pues­ta a en­te­rrar, me­nos cuan­do se sien­te tan ata­ca­da.

La economista Vu­la Bu­zu­la­ku la­men­ta que “ya no ha­ble na­die” de lo que ocu­rrió en­ton­ces, cuan­do la ocu­pa­ción “de­jó un da­ño irre­pa­ra­ble a Gre­cia”. Ella cal­cu­la que si Ale­ma­nia de­vol­vie­ra to­do lo que ex­po­lió en­ton­ces al in­te­rés del 3% ac­tual, se aca­ba­ría con la deu­da grie­ga. “Que­re­mos que se nos dé el tra­to que se dio a Ale­ma­nia en el Acuer­do de Londres, cuan­do to­dos re­nun­cia­ron al pa­go de la deu­da pa­ra que sa­lie­ra de la re­ce­sión”, di­ce. El em­pre­sa­rio Pa­na­gio­tis Cha­ra­lam­bi­dis cree que “Gre­cia es­ta­ba pre­pa­ra­da pa­ra en­trar en la UE ni en el eu­ro” y que “es­tá cla­ro que fal­si­fi­ca­mos las cuen­tas”, pe­ro con el co­no­ci­mien­to de los de­más. “Fue un in­te­rés mu­tuo, y más de Ale­ma­nia”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.