Te­so­ros del Er­mi­ta­ge

Tiempo - - HISTORIAS DE LA HISTORIA -

Ca­ta­li­na la Gran­de ins­ta­ló la re­si­den­cia ofi­cial de la cor­te en el in­men­so Pa­la­cio de In­vierno que apa­re­ce en es­te cua­dro de Ben­ja­min Pat­ter­son, ex­hi­bi­do en la con­si­de­ra­da ex­po­si­ción del año que ha traí­do al Mu­seo del Pra­do (has­ta el 25 de mar­zo) al­gu­nos te­so­ros del Er­mi­ta­ge. Lo que pue­de ver­se en la ex­po­si­ción su­pera lo que tie­nen el 99% de los mu­seos del mun­do. Des­de el prin­ci­pio Ca­ta­li­na com­pró gran­des co­lec­cio­nes com­ple­tas por to­da Eu­ro­pa, en una ope­ra­ción ar­tís­ti­ca in­ter­na­cio­nal que so­bre­pa­sa­ba a las le­gen­da­rias de Felipe IV de Es­pa­ña. Se tra­jo a San Pe­ters­bur­go los cua­dros y es­cul­tu­ras de los pri­me­ros mi­nis­tros de In­gla­te­rra y Sa­jo­nia, o del di­rec­tor del Ban­co de In­gla­te­rra, en­tre otros po­de­ro­sos co­lec­cio­nis­tas, y su ejem­plo se­ría se­gui­do por sus su­ce­so­res. Pe­se a sus 1.500 ha­bi­ta­cio­nes, el Pa­la­cio de In­vierno se que­dó pe­que­ño pa­ra las ad­qui­si­cio­nes de los za­res, que le­van­ta­ron edi­fi­cios ad­jun­tos pa­ra al­ber­gar­las: el Pe­tit Er­mi­ta­ge, el Vie­jo Er­mi­ta­ge, el Tea­tro del Er­mi­ta­ge y el Nue­vo Er­mi­ta­ge, pri­mer edi­fi­cio que se cons­tru­yó en Ru­sia pa­ra al­ber­gar obras de ar­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.