Mi­nis­tro de Eco­no­mía: tec­nó­cra­ta o po­lí­ti­co

De Guin­dos, Gon­zá­lez Pá­ra­mo, Mon­to­ro, Arias Ca­ñe­te... La lis­ta de téc­ni­cos y po­lí­ti­cos pa­ra des­pe­jar la in­cóg­ni­ta de a quién da­rá Ra­joy las rien­das de la eco­no­mía es lar­ga.

Tiempo - - PORTADA - CLA­RA PINAR

La vic­to­ria elec­to­ral no ha cam­bia­do de mo­men­to las for­mas de Ma­riano Ra­joy, que en su pri­me­ra se­ma­na co­mo pre­si­den­te elec­to ha pre­fe­ri­do en­ce­rrar­se en su des­pa­cho a pre­pa­rar su Go­bierno, ha­cien­do oí­dos sor­dos a quie­nes den­tro y fue­ra de Es­pa­ña -in­clui­da la can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel-, le han pe­di­do que ade­lan­te las me­di­das con las que tra­ta­rá de fre­nar la cri­sis de deu­da y el ata­que de los in­ver­so­res, que con­ti­núa y se en­du­re­ce tras el 20-N.

La in­cóg­ni­ta no es­tá so­lo en cuá­les se­rán las me­di­das con­cre­tas con las que Ra­joy “pon­drá or­den” en la eco­no­mía es­pa­ño­la, co­mo de­cía re­cien­te­men­te la se­cre­ta­ria ge­ne­ral del PP, Ma­ría Do­lo­res de Cos­pe­dal, más allá de la pro­me­ti­da re­vi­sión “par­ti­da por par­ti­da” de los pre­su­pues­tos pa­ra ir re­cor­tan­do. Tam­bién hay un cre­cien­te in­te­rés so­bre quién se­rá su mi­nis­tro de Eco­no­mía. Más allá de la na­tu­ral cu­rio­si­dad y las qui­nie­las que se ha­cen des­de ha­ce me­ses so­bre los po­si­bles miem­bros de su Con­se­jo de Mi­nis­tros, la in­cóg­ni­ta so­bre a quién en­car­ga­rá Ra­joy to­mar las rien­das de Eco­no­mía pa­ra afron­tar la gra­ve si­tua­ción es­pa­ño­la tras­pa­sa el ni­vel del co­ti­lleo. La pro­pia Mer­kel, días an­tes de la elec­cio­nes, ma­ni­fes­tó que Ra­joy de­be­ría anun­ciar quién se­ría su mi­nis­tro de Eco­no­mía, que na­die du­da que os­ten­ta­rá tam­bién la vi­ce­pre­si­den­cia eco­nó­mi­ca del Go­bierno jun­to a otra po­lí­ti­ca, en la que to­das las apues­tas si­túan a So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría, en­car­ga­da del tras­pa­so de po­de­res con Mon­cloa.

Es cier­to que en Es­pa­ña no exis­te tra­di­ción de que el can­di­da­to a la pre­si­den­cia anun­cie an­tes de ga­nar quié­nes le acom­pa­ña­rán en los pues­tos más im­por­tan­tes. Pe­ro tam­bién lo es que fue pre­ci­sa­men­te Ra­joy quien más se acer­có a es­tas prác­ti­cas ha­ce cua­tro años, cuan­do atra­jo a Ma­nuel Pi­za­rro a la po­lí­ti­ca, le nom­bró nú­me­ro 2 de su lis­ta y le en­vió a de­ba­tir con el en­ton­ces mi­nis­tro de Eco­no­mía so­cia­lis­ta, Pe­dro Sol­bes.

En to­do ca­so, la si­tua­ción ac­tual es mu­cho más gra­ve que la de en­ton­ces. La cri­sis de la deu­da gol­pea con fuer­za a los paí­ses de la UE, que en las úl­ti­mas se­ma­nas han vis­to có­mo en Gre­cia e Ita­lia caían dos pri­me­ros mi­nis­tros ele­gi­dos en las ur­nas y eran sus­ti­tui­dos por dos tec­nó­cra­tas con la ta­rea de sal­var a sus paí­ses de la rui­na. Ra­joy ha de­fen­di­do a ca­pa y es­pa­da que sean los ciu­da­da­nos quie­nes eli­jan a sus di­ri­gen­tes, pe­ro en lo to­can­te a Eco­no­mía se ve­rá obli­ga­do a ha­cer una pri­me­ra se­lec­ción: que su mi­nis­tro sea un tec­nó­cra­ta de re­co­no­ci­do pres­ti­gio fue­ra de Es­pa­ña y ex­pe­rien­cia en or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les o, en su lu­gar, al­guien con un per­fil más po­lí­ti­co y de re­co­no­ci­da va­lía den­tro del PP.

Tec­nó­cra­tas.

A Ra­joy no le fal­ta­rán nom­bres en nin­gu­na de las dos ca­te­go­rías. En la de los téc­ni­cos, el pri­mer nom­bre que so­nó fue el de Luis de Guin­dos, se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Eco­no­mía en­tre 2002 y 2004, ex­con­se­je­ro pa­ra Eu­ro­pa de Leh­man Brot­hers y hoy di­rec­tor de la Es­cue­la de Ne­go­cios del Ins­ti­tu­to Em­pre­sa (IE Bu­si­ness School). De Guin­dos cap­tó la aten­ción co­mo mi­nis­tra­ble de Eco­no­mía el año pa­sa­do, cuan­do a la pre­sen­ta­ción de un li­bro que coor­di­na­ba acu­dió la pla­na ma­yor del PP, in­clui­do Ra­joy, que no es­ca­ti­mó elo­gios ha­cia él. Es cier­to que el pre­si­den­te elec­to ha con­sul­ta­do mu­cho con De Guin­dos, quien tam­bién ha es­cu­cha­do su nom­bre en los men­ti­de­ros y, co­mo es ha­bi­tual, se au­to­des­car­ta pa­ra el pues­to.

El se­gun­do tec­nó­cra­ta de la lis­ta, cu­yo nom­bre sue­na aho­ra con más fuer­za, es Jo­sé Ma­nuel Gon­zá­lez Pá­ra­mo, miem­bro del co­mi­té eje­cu­ti­vo del Ban­co Cen­tral Europeo (BCE) y con más de 20 años de ex­pe­rien­cia en dis­tin­tos pues­tos en el Ban­co de Es­pa­ña y el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía. Gon­zá­lez Pá­ra­mo se nie­ga a co­men­tar acaso la po­si­bi­li­dad de ser mi-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.