En­cuen­tros fu­ga­ces o no tan­to

Tiempo - - SOCIEDAD -

Al­gu­nos des­li­ces de nues­tros fa­mo­sos tie­nen con­se­cuen­cias que tar­de o tem­prano se ven obli­ga­dos a asu­mir. El prín­ci­pe Al­ber­to de Mó­na­co tu­vo que re­co­no­cer la pa­ter­ni­dad de Ale­xan­dre, el ni­ño que tu­vo con una exa­za­fa­ta de ori­gen to­go­lés, Ni­co­le Cos­te. Pe­ro nin­guno de los ni­ños ile­gí­ti­mos de Al­ber­to pue­den re­cla­mar el trono se­gún la ley mo­ne­gas­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.