Quién es quién en la ba­ta­lla pa­ra li­de­rar el PSOE

Em­pie­za la ca­rre­ra de los so­cia­lis­tas pa­ra ele­gir un nue­vo se­cre­ta­rio ge­ne­ral y un pro­yec­to que les lle­ve de nue­vo a La Mon­cloa. Ru­bal­ca­ba y Cha­cón par­ten co­mo fa­vo­ri­tos, pe­ro ha­brá más de una sor­pre­sa.

Tiempo - - ESPAÑA - SIL­VIA GAMO sga­mo.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

Rein­ven­tar­se o mo­rir. Así es co­mo re­su­men al­gu­nos so­cia­lis­tas el pa­pel que les to­ca ju­gar de ca­ra al pró­xi­mo Con­gre­so Fe­de­ral del PSOE en fe­bre­ro. Ne­ce­si­tan nue­vas ca­ras, pe­ro tam­bién un nue­vo pro­yec­to que re­de­fi­na el so­cia­lis­mo del si­glo XXI. Aunque el debate me­diá­ti­co es­tá cen­tra­do en quién to­ma­rá los man­dos de la na­ve, mu­chos en el par­ti­do es­tán preo­cu­pa­dos por el men­sa­je. Tan im­por­tan­te, se­ña­lan, es lo uno co­mo lo otro.

Lo cier­to es que no hay men­sa­je sin men­sa­je­ro y en po­lí­ti­ca am­bos es­tán igua­la­dos en re­le­van­cia. To­do es­tá abier­to con dos ban­dos ba­jo cuer­da que es­tán em­pe­zan­do a dar los pri­me­ros pa­sos so­te­rra­dos. Ni el can­di­da­to a las pa­sa­das elec­cio­nes, Alfredo Pé­rez Ru­bal­ca­ba, ni la mi­nis­tra de De­fen­sa, Car­me Cha­cón, han da­do un pa­so al fren­te pa­ra op­tar a la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral del par­ti­do. Esa es la ver­sión ofi­cial. Ex­tra­ofi­cial­men­te, son mu­chos los lí­de­res y cua­dros me­dios del PSOE que es­tán con­ven­ci­dos de que, si se ven con los apo­yos su­fi­cien­tes, am­bos se pre­sen­ta­rán.

De mo­men­to hay tres equi­pos en li­za. El que en­ca­be­za­ría Ru­bal­ca­ba, el que li­de­ra­ría la mi­nis­tra Cha­cón y una ter­ce­ra vía que aún no tie­ne una ca­ra vi­si­ble.

En el equi­po de apo­yo a Ru­bal­ca­ba se en­con­tra­ría el que ha si­do su equi­po de cam­pa­ña: la dipu­tada Ele­na Va­len­ciano, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de los so­cia­lis­tas de Cas­ti­lla y León, Ós­car López, el dipu­tado An­to­nio Her­nan­do y Pe­dro Sán­chez en­tre otros nom­bres. Ade­más, se da por se­gu­ro que si Ru­bal­ca­ba die­ra el pa­so con­ta­ría con el apo­yo de la fe­de­ra­ción so­cia­lis­ta vas­ca, es de­cir, el Par­ti­do So­cia­lis­ta de Euskadi (PSE). Tan­to el len­da­ka­ri, Pat­xi López, co­mo su con­se­je­ro de In­te­rior, Ro­dol­fo Ares, co­mo el dipu­tado del PSOE Eduar­do Ma­di­na son de la ple­na con­fian­za de Ru­bal­ca­ba.

Re­no­va­ción ne­ce­sa­ria.

Al­gu­nos ba­ro­nes no ven con buenos ojos que Ru­bal­ca­ba vuel­va a pre­sen­tar­se. Creen que es­tá to­ca­do por el Go­bierno de Za­pa­te­ro y que los ciu­da­da­nos, así que pa­sen cua­tro años, le vol­ve­rán a iden­ti­fi­car con la cri­sis eco­nó­mi­ca. Tie­ne que ha­ber una re­no­va­ción, sos­tie­ne uno de ellos, “so­lo fal­ta que Alfredo se con­ven­za”. Esa re­no­va­ción po­dría ve­nir de la mano de al­guien de su equi­po. Es de­cir, una de las po­si­bi­li­da­des que ma­ne­jan hoy en el PSOE es que sea al­guien de la ple­na con­fian­za de Ru­bal­ca­ba quien en­ca­be­ce la can­di­da­tu­ra a la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral del PSOE. Uno de los nom­bres que se ba­ra­jan es el de Ele­na Va­len­ciano, su ex­je­fa de cam­pa­ña. Va­len­ciano tie­ne el per­fil de esos lí­de­res que re­pre­sen­ta­ría la re­no­va­ción del PSOE hoy, po­lí­ti­cos en­tre 40 y 50 años, con una só­li­da ex­pe­rien­cia po­lí­ti­ca y que no es­tén que­ma­dos. Mu­chos creen ade­más que Va­len­ciano po­dría ha­cer fren­te a la can­di­da­tu­ra de Car­me Cha­cón, se­ría una pe­lea en­tre dos mu­je­res con per­fi­les pa­re­ci­dos. En es­ta mis­ma qui­nie­la, del gru­po de ru­bal­ca­bis­tas que po­drían dar el pa­so se se­ña­la con cier­ta fre­cuen­cia a Eduar­do Ma­di­na, aunque so­lo tie­ne 35 años y ya ha di­cho pú­bli­ca­men­te que no da­rá ese pa­so.

Su prin­ci­pal ri­val, al me­nos has­ta el mo­men­to, se­ría la mi­nis­tra de De­fen­sa en fun­cio­nes, Car­me Cha­cón. Va­lor en al­za den­tro del Par­ti­do de los So­cia­lis­tas de Ca­ta­lu­ña (PSC) y miem­bro des­ta­ca­do de Nue­va Vía y, por tan­to, de Za­pa­te­ro, po­dría dar, es­ta vez sí, el pa­so. En la men­te de mu­chos so­cia­lis­tas es­tá la rue­da de pren­sa que dio pa­ra anun­ciar que no se pre­sen­ta­ría a unas pri­ma­rias pa­ra ser can­di­da­ta. “Que­ría li­de­rar un pro­yec­to”, di­jo. Eso es lo que al­gu­nos den­tro del par­ti­do es­pe­ran que ha­ga aho­ra. Cha­cón con­ta­ría con el apo­yo del lí­der

de los so­cia­lis­tas ma­dri­le­ños, To­más Gó­mez, en el ca­so de que es­te no die­ra él mis­mo un pa­so al fren­te. Que Cha­cón pro­ce­da del mo­vi­mien­to Nue­va Vía po­dría gran­jear­le al­gu­nos apo­yos en es­ta co­rrien­te. Por ejem­plo el de la mi­nis­tra de Sanidad en fun­cio­nes, Lei­re Pa­jín, o el del eu­ro­dipu­tado y ex­mi­nis­tro de Jus­ti­cia Juan Fer­nan­do López Agui­lar.

Re­par­to de pa­pe­les.

Fuen­tes so­cia­lis­tas apun­tan a que Cha­cón y Agui­lar po­drían es­tar ne­go­cian­do una can­di­da­tu­ra con­jun­ta pa­ra pre­sen­tar­la de ca­ra al pró­xi­mo con­gre­so. No hay que ol­vi­dar que la mi­nis­tra en fun­cio­nes es vista con mu­chos re­ce­los por par­te de al­gu­nos sec­to­res del par­ti­do. Jo­sé Bono, ex­pre­si­den­te del Con­gre­so, lo di­jo al­to y cla­ro cuan­do ase­gu­ró que era pre­ci­so un can­di­da­to que pu­die­ra gri­tar al­to “viva Es­pa­ña”. Aunque no lo di­jo ex­plí­ci­ta­men­te, to­dos en el PSOE en­ten­die­ron que no que­ría a na­die de la fe­de­ra­ción so­cia­lis­ta ca­ta­la­na pa­ra di­ri­gir el PSOE. Aunque Cha­cón es muy bien vista por sus com­pa­ñe­ros de par­ti­do, lo que no la per­do­nan es que sea del PSC. Aunque es un par­ti­do fe­de­ra­do, son mu­chos los que in­sis­ten en que un par­ti­do tan gran­de co­mo el PSOE no pue­de ser pi­lo­ta­do por su her­mano pe­que­ño (ver

Fuen­tes so­cia­lis­tas apun­tan a una can­di­da­tu­ra con­jun­ta de Cha­cón y Juan Fer­nan­do López Agui­lar

re­cua­dro). Ella sí lo tie­ne cla­ro. Ya en cam­pa­ña lan­zó el si­guien­te men­sa­je en un mi­tin: “¿Quién se atre­ve a de­cir que una mu­jer y ca­ta­la­na no pue­de di­ri­gir el PSOE?”.

El tán­dem con López Agui­lar le da­ría pe­so y echa­ría pa­ra atrás los re­ce­los. Ade­más, ten­drían un buen re­par­to de pa­pe­les, ya que Juan Fer­nan­do López Agui­lar es eu­ro­dipu­tado, por lo que su pre­sen­cia en el día a día del Par­la­men­to es­pa­ñol se ha­ce di­fí­cil. Cha­cón ade­más po­dría con­tar con otros apo­yos, co­mo el del ex­mi­nis­tro Mo­ra­ti­nos, el de Jor­ge Alar­te, lí­der de los so­cia­lis­tas va­len­cia­nos, o in­clu­so con el de par­te de los so­cia­lis­tas cas­te­llano-man­che­gos.

Es­tos apo­yos, aunque más di­fí­ci­les por el as­cen­den­te de Bono en el par­ti­do, na­cen del en­fa­do de al­gu­nos con la di­rec-

LOS NO ALI­NEA­DOS

Jo­sé Bono

LOS CER­CA­NOS A CHA­CÓN

Car­me Cha­cón

LOS CER­CA­NOS A RU­BAL­CA­BA

Alfredo Pé­rez Ru­bal­ca­ba

To­más Gó­mez

Juan Fer­nan­do López Agui­lar

Juan Ávi­la

Pat­xi López

Ós­car López

Ele­na Va­len­ciano

Gui­ller­mo Fernández Vara

Car­los Mar­tí­nez

Lei­re Pa­jín

Emi­li­ano Gar­cía Pa­ge

Jo­sé Mon­ti­lla

An­to­nio Her­nan­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.