In­mor­ta­li­dad en pre­ca­rio

Tiempo - - OPINIÓN - ELISA BENI

tum­ba ca­du­ca­da. To­me los hue­sos de su deu­do y há­lle­les aco­mo­do. Fin del arren­da­mien­to. Hay al­qui­le­res que ca­du­can por ley y otros a los que se les aca­ba la éti­ca y la ra­zón. Así con Fran­co y Pri­mo de Rivera, que ni si­quie­ra sig­na­ron con­tra­to al­guno. Per­na­da pós­tu­ma. Aho­ra pa­re­ce que la úl­ti­ma mo­ra­da se les des­plo­ma. Iro­nías de la his­to­ria. Me­ga­lo­ma­nía in­te­rrup­ta. Ni a los fa­rao­nes ni a los em­pe­ra­do­res les pa­sa­ba co­sa tal. A ellos las tum­bas sí les tras­la­da­ban a la eter­ni­dad de los si­glos y del ar­te. Fue­ra lo que fue­ra lo que hu­bie­ran he­cho, que a las pi­rá­mi­des no les fal­ta­ron lá­ti­gos, es­cla­vos ni muer­tos. Al dic­ta­dor se le des­mo­ro­na el mau­so­leo a los 52 años de ha­ber­lo inau­gu­ra­do. Así eran las eter­ni­da­des de una dic­ta­du­ra cas­po­sa. Ata­do y bien ata­do, pe­ro los ma­cro­án­ge­les se des­gra­pan. Rui­na de ce­men­te­rio. Den­les a las no­ta-

Al dic­ta­dor se le des­mo­ro­na el mau­so­leo. Así eran las eter­ni­da­des de una dic­ta­du­ra cas­po­sa

bles fa­mi­lias los res­tos, que pue­dan bus­car­les el aco­mo­do que otros no ha­lla­ron, en un sue­lo a ser po­si­ble su­yo. Qué dian­tres de Es­pa­ña. Ma­dras­tra in­gra­ta. El ga­lle­go lo sa­bía e in­ten­tó ga­nar­le la par­ti­da. El tiem­po qui­ta y da ra­zo­nes. Aux grands hom­mes, la pa­trie re­con­nais­san­te. Va­yan a París a ver­lo. Aquí en Ma­drid el re­co­no­ci­mien­to lai­co de la pa­tria se que­dó abor­ta­do. En el ol­vi­da­do pan­teón de Ato­cha des­can­san Sa­gas­ta y tres pre­si­den­tes ase­si­na­dos: Da­to, Ca­na­le­jas y Cá­no­vas. Lue­go les ol­vi­da­ron y les en­di­ña­ron una ba­sí­li­ca cer­ca. La otra, que no tie­ne gran va­lor, que la man­ten­gan los be­ne­dic­ti­nos o la Igle­sia, por al­go Fran­co les me­tió ex­pre­sa­men­te en el bo­llo. Ha­brá nos­tál­gi­cos. En­tre ellos no es­ta­rán los es­pa­ño­les do­lien­tes que acu­dían al lu­gar a fo­to­gra­fiar­se con un pie so­bre su tum­ba. Al me­nos con­ser­va­rán el re­cuer­do en su ál­bum fa­mi­liar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.