La ex­tra­ña pa­re­ja

Al­bert Pla le ha pues­to le­tra a las can­cio­nes de ju­gue­te de Pas­cal Co­me­la­de y le ha sa­li­do un dis­co do­ble y bi­lin­güe.

Tiempo - - SELECTOR - J.M. GÓ­MEZ

al­bert pla co­men­zó a can­tar en ca­ta­lán y se le en­ten­día en lu­ga­res in­hós­pi­tos; lue­go lo hi­zo en cas­te­llano y dio mie­do. Pas­cal Co­me­la­de es fran­cés (y ca­ta­la­no­par­lan­te) pe­ro lo su­yo no es de es­te mun­do, ha­ce mú­si­ca con ins­tru­men­tos de ju­gue­te y ha crea­do es­cue­la en Ja­pón. Jun­tos han crea­do un es­pec­tácu­lo des­lum­bra­do por la som­bra de la pe­sa­di­lla que es su­til y gam­be­rro, tan sin­ce­ro co­mo los mo­cos de un ni­ño y tan in­quie­tan­te co­mo los sue­ños de las ma­rio­ne­tas. Pla ha gra­ba­do un dis­co en ca­ta­lán y otro en cas­te­llano a rit­mo de na­na, vals o pa­so­do­ble mien­tras Pas­cal to­ca pia­nos de to­dos los ta­ma­ños. El re­sul­ta­do es de un mi­ni­ma­lis­mo des­co­mu­nal, tierno y fe­roz, que re­sul­ta más efi­caz ba­jan­do las lu­ces. Pa­re­ce la ver­sión adul­ta de Cual­quier no­che pue­de sa­lir el sol, de Si­sa, mul­ti­pli­ca­da por 17 es­plén­di­das can­cio­nes. Cui­da­do con In­som­ni, en los dos idio­mas, que es de las que te qui­tan el sue­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.