Los puen­tes

Abo­rrez­co los puen­tes. Y se me an­to­jan sin­gu­lar­men­te gro­se­ros en las ac­tua­les cir­cuns­tan­cias. Otro año me hu­bie­ra es­ca­pa­do. En es­ta oca­sión, aquí me que­do.

Tiempo - - ZOOM - AL­FON­SO US­SÍA

el es­cri­tor ha­bi­tual en pe­rió­di­cos y se­ma­na­rios es el úl­ti­mo es­cla­vo que re­sis­te en el mun­do ci­vi­li­za­do. An­to­nio Bur­gos los de­fi­ne. “El es­cla­vo ata­do a la co­lum­na”. Y en el mun­di­llo de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción im­pre­sos re­sul­ta muy nor­mal que el di­rec­tor le di­ga, con muy buenos mo­da­les, eso sí, a su efi­cien­te y ma­ra­vi­llo­sa se­cre­ta­ria: “Lla­ma a fu­lano, y que te man­de tres ar­tícu­los por el puen­te”. Se pue­den es­cri­bir. Y mal. Y de peor hu­mor. Los tiem­pos y las ca­den­cias se quie­bran. Se nu­blan las ideas, en ca­so de que exis­tan. No co­noz­co ma­yor fal­ta de res­pe­to. “Se­ñor in­ge­nie­ro. Pa­ra Na­vi­dad, ne­ce­si­ta­mos seis ki­ló­me­tros más de ca­rre­te­ra cons­trui­dos”.

Abo­rrez­co los puen­tes. Y se me an­to­jan sin­gu­lar­men­te gro- se­ros en las ac­tua­les cir­cuns­tan­cias. Otro año me hu­bie­ra es­ca­pa­do. En es­ta oca­sión, aquí me que­do. La pu­ta na­ción arrui­na­da y sus pu­tos puen­tes. A gas­tar di­ne­ro, con la Na­vi­dad en las puer­tas. “Por fa­vor, tres ar­tícu­los”. Lo sien­to, amo­res, no se me ocu­rre na­da. Y lo ma­lo es que mi pa­cien­cia por so­por­tar la fal­ta de res­pe­to de los que pi­den tres tra­ba­jos de gol­pe em­pie­za a re­sen­tir­se, y que muy pro­ba­ble­men­te, con puen­tes o sin puen­tes, ter­mi­ne man­dan­do to­do al quin­to acue­duc­to, que que­da más fino.

Me sien­to atri­bu­la­do. Llevo más de trein­ta años sin un día de va­ca­cio­nes. El pla­cer por es­cri­bir se es­tá ago­tan­do. Mi ca­be­za no da más de sí y de­seo, con am­plio con­sen­ti­mien­to por mi par­te, cam­biar mi vi­da y con­ver­tir­me en un di­rec­tor, o una ma­ra­vi­llo­sa se­cre­ta­ria, o un je­fe de lo que sea, con ho­ra­rio fi­jo y puen­te se­gu­ro, y lla­mar al ton­to­lí­neas pa­ra de­cir­le: “Que te­ne­mos puen­te y ne­ce­si­ta­mos tres ar­tícu­los”.

Lo ha­go por­que Ana es es­pe­cial y es­tu­pen­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.