El pa­ra­guas de la dis­cor­dia

Tiempo - - DEPORTE -

No son ra­ras las oca­sio­nes en las que el ba­lón pa­sa a un se­gun­do plano y el co­le­gia­do del en­cuen­tro se con­vier­te en el cen­tro de to­das las mi­ra­das. El pa­sa­do 20 de no­viem­bre el en­cuen­tro en­tre el Gra­na­da y el Ma­llor­ca tu­vo que ser sus­pen­di­do cuan­do el asis­ten­te del ár­bi­tro Clos Gó­mez, Xa­vi Agui­lar (a la de­re­cha), re­ci­bió el im­pac­to de un pa­ra­guas lan­za­do des­de la gra­da jus­to cuan­do el equi­po in­su­lar se dis­po­nía a lan­zar un sa­que de es­qui­na. Un día des­pués se su­po que el au­tor de tan des­afor­tu­na­do in­ci­den­te fue un me­nor de na­cio­na­li­dad ma­rro­quí que ha­bía acu­di­do al es­ta­dio de Los Cár­me­nes con su tu­tor y sus com­pa­ñe­ros del cen­tro de aco­gi­da en el que re­si­de y que apa­ren­te­men­te to­do ha­bía si­do un ac­ci­den­te. El me­nor de­cla­ró an­te la Fis­ca­lía de Me­no­res que qui­so se­ña­lar una ac­ción del juez de lí­nea con un pa­ra­guas y que la par­te su­pe­rior del mis­mo se des­pren­dió y vo­ló por los ai­res has­ta im­pac­tar en el ros­tro del asis­ten­te, mien­tras que él se que­dó con el man­go en la mano. Sea co­mo fue­re, el Gra­na­da ha si­do san­cio­na­do con 6.000 eu­ros de mul­ta, aunque sin clau­su­ra del es­ta­dio, mien­tras que pa­ra el cha­val la mul­ta ha si­do de 5.000 eu­ros. LU­CÍA REY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.