El suel­do del rey

Un do­cu­men­to ofi­cial cer­ti­fi­có por pri­me­ra y úni­ca vez has­ta aho­ra cuál era el suel­do del rey. Diez mi­llo­nes de pe­se­tas en 1979. Tiem­po lo pu­bli­ca, aho­ra que la Ca­sa Real anun­cia que da­rá los de­ta­lles de su pre­su­pues­to ac­tual.

Tiempo - - PORTADA - JAVIER OTE­RO jo­te­ro.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

El suel­do del rey Juan Car­los en 1979 era de 10 mi­llo­nes de pe­se­tas. La Ca­sa Real ha anun­cia­do que ha­rá pú­bli­co el des­glo­se de su pre­su­pues­to, que es­ta­ba ocul­to has­ta aho­ra, sal­vo una ex­cep­ción nun­ca an­tes pu­bli­ca­da. Los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do que se apro­ba­ron a fi­na­les de 1978, an­tes in­clu­so de la Cons­ti­tu­ción, de­ta­lla­ron to­dos los gas­tos de la Ca­sa Real: las re­mu­ne­ra­cio­nes que re­ci­bió el Rey, el je­fe de la Ca­sa Real, el in­ten­den­te, las gra­ti­fi­ca­cio­nes, los em­plea­dos, los gas­tos co­rrien­tes...

Los diez mi­llo­nes de pe­se­tas que en­ton­ces co­bró don Juan Car­los se re­par­ten en­tre 4,5 mi­llo­nes de pe­se­tas de­no­mi­na­dos co­mo “Do­ta­ción de S.M. el Rey”, ba­jo el epígrafe de “suel­dos”, más otros 5,5 mi­llo­nes en gas­tos de re­pre­sen­ta­ción en el ca­pí­tu­lo de “otras re­mu­ne­ra­cio­nes”. Se tra­ta del de­no­mi­na­do en los pre­su­pues­tos “Ser­vi­cio 01” den­tro de la “Sec­ción 01”, esa par­ti­da pre­su­pues­ta­ria que so­lo in­clu­ye el suel­do del mo­nar­ca y que ha si­do uno de los se­cre­tos me­jor guar­da­dos du­ran­te años.

El suel­do del mo­nar­ca, por tan­to, su­po­nía en 1979 el 6,4% del pre­su­pues­to de la Ca­sa Real. El mis­mo por­cen­ta­je so­bre el pre­su­pues­to de 2011 da un re­sul­ta­do de 543.993 eu­ros anua­les. Si el re­par­to in­terno del pre­su­pues­to no ha cam­bia­do sus­tan­cial­men­te a lo lar­go de los años, ese po­dría ser hoy el suel­do del Rey.

Es­ta ci­fra sig­ni­fi­ca­ría que el suel­do del je­fe del Es­ta­do se­ría ca­si siete ve­ces más que el del pre­si­den­te del Go­bierno en 2011. Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro ga­nó es­te año por es­te con­cep­to 78.185 eu­ros.

Por otra par­te, pa­ra ha­cer­se una idea de qué va­lor ten­drían hoy 10 mi­llo­nes de pe­se­tas, una ac­tua­li­za­ción se­gún la evo­lu­ción del IPC de es­tos años ven­dría a su­po­ner unos 312.885 eu­ros ac­tua­les.

Hay que te­ner en cuen­ta que en 1979 los hi­jos del Rey eran muy pe­que­ños. Hoy en día, pa­ga una do­ta­ción a los Prín­ci­pes de As­tu­rias. Las in­fan­tas, por su par­te, co­bran re­tri­bu­cio­nes en fun­ción de los ac­tos a los que asis­ten, se­gún ha in­for­ma­do la Ca­sa Real. El Rey es li­bre de dis­po­ner de es­te pre­su­pues­to y, por lo tan­to, la su­ma de to­das es­tas re­tri­bu­cio­nes pue­de su­po­ner un por­cen­ta­je ma­yor.

Los pre­su­pues­tos de 1979 se di­vi­den en dos par­tes. La pri­me­ra re­co­ge el di­ne­ro des­ti­na­do es­tric­ta­men­te al Rey, más los gas­tos que su­po­nían los ser­vi­cios in­ter­nos de la Ca­sa Real, de las ins­ta­la­cio­nes, los gas­tos de los via­jes ofi­cia­les, ac­tos y re­cep­cio­nes que su­man 62 mi­llo­nes de pe­se­tas. La se­gun­da des­cri­be los gas­tos del per­so­nal al ser­vi­cio de la Ca­sa Real, des­de el je­fe de la mis­ma, que co­bró 733.986 pe­se­tas de suel­do base al año más 181.000 pe­se­tas por “in­dem­ni­za­ción por gas­tos de re­pre­sen­ta­ción y otros in­he­ren­tes al car­go” y otras 317.000 co­mo “com­ple­men­to de es­pe­cial res­pon­sa­bi­li­dad y de­di­ca­ción ab­so­lu­ta”, has­ta el úl­ti­mo fun­cio­na­rio. En

to­tal, los suel­dos del per­so­nal al ser­vi­cio de la Ca­sa de Su Ma­jes­tad el Rey su­man otros 70 mi­llo­nes de pe­se­tas. El de­ta­lle se ex­tien­de has­ta el ma­te­rial de ofi­ci­na y otros gas­tos, que as­cien­de a 6 mi­llo­nes de pe­se­tas. En to­tal, el pre­su­pues­to de aquel año de la Ca­sa Real su­ma­ba 155 mi­llo­nes de pe­se­tas. El te­rre­mo­to pro­vo­ca­do por el ca­so

Ur­dan­ga­rín, el ma­ri­do de la in­fan­ta Cris­ti­na, ha lle­va­do a la Ca­sa Real a anun­ciar que pu­bli­ca­rá un des­glo­se de su pre­su­pues­to en un ejer­ci­cio de trans­pa­ren­cia pa­ra con­tra­rres­tar la pre­sión de al­gu­nos gru­pos po­lí­ti­cos que han apro­ve­cha­do pa­ra pe­dir que se co­noz­can las cuen­tas y has­ta los ne­go­cios pri­va­dos de los miem­bros de la Fa­mi­lia Real. Aún no se co­no­ce el gra­do de de­ta­lle que ofre­ce­rá la Ca­sa Real y por lo tan­to si se­rá el mis­mo que aquel de 1979, la úni­ca vez que se des­glo­só, aunque la in­ten­sa ac­ti­vi­dad po­lí­ti­ca de aquel tiem­po, en ple­na tran­si­ción de­mo­crá­ti­ca, con el re­fe­rén­dum y la apro­ba­ción de la Cons­ti­tu­ción de 1978, hi­cie­ron que pa­sa­ra des­aper­ci­bi­do y nun­ca se ha­ya pu­bli­ca­do. Has­ta aho­ra.

La do­ta­ción del rey Juan Car­los, un con­cep­to ha­bi­tual en las mo­nar­quías par­la­men­ta­rias, po­dría com­pa­rar­se por pri­me­ra vez con las re­tri­bu­cio­nes per­so­na­les de otros re­yes eu­ro­peos, ya que has­ta aho­ra so­lo se com­pa­ra­ba con los pre­su­pues­tos to­ta­les de las ca­sas reales. Sin em­bar­go, es­tos pre­su­pues­tos (ver

pá­gi­na 28) in­clu­yen par­ti­das muy dis­pa­res y com­pli­can cual­quier con­clu­sión. Ade­más, las do­ta­cio­nes per­so­na­les de otros mo­nar­cas in­clu­yen tam­bién obli­ga­cio­nes de gas­to di­fe­ren­tes, se­gún los ca­sos.

In­cre­men­to del pre­su­pues­to.

Los 10 mi­llo­nes de pe­se­tas que co­bra­ba el Rey con el es­treno de la de­mo­cra­cia su­po­nían ocho ve­ces más que lo que co­bra­ba el je­fe de la Ca­sa Real, que tie­ne ca­te­go­ría de mi­nis­tro. Otro da­to lla­ma­ti­vo so­bre la evo­lu­ción del pre­su­pues­to de la Ca­sa Real es­pa­ño­la es que si se ac­tua­li­zan los 155 mi­llo­nes de pe­se­tas de 1979 con el IPC de to­dos es­tos años, su­pon­drían hoy 4,8 mi­llo­nes de eu­ros. El he­cho de que el pre­su­pues­to ac­tual sea, sin em­bar­go, de 8,4 mi­llo­nes de eu­ros sig­ni­fi­ca que el cre­ci­mien­to de los pre­su­pues­tos des­ti­na­dos a la Ca­sa Real ha si­do mu­cho ma­yor que el in­cre­men­to de los pre­cios en es­tos úl­ti­mos 32 años.

El suel­do del rey po­dría ser hoy de 543.993 eu­ros al año si es­ta par­ti­da pe­sa lo mis­mo que en las cuen­tas de 1979

An­tes de la apro­ba­ción de la Cons­ti­tu­ción, los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do tam­bién te­nían una par­ti­da pa­ra la Ca­sa Real, aunque sin que sus gas­tos es­tu­vie­ran tan de­ta­lla­dos. Así, el gas­to pre­su­pues­ta­rio de es­ta sec­ción fue cre­cien­do des­de los 107 mi­llo­nes de pe­se­tas en 1977 a los 150 mi­llo­nes de pe­se­tas en 1978.

Si nos re­mon­ta­mos un po­co más, en 1975, el año en que mu­rió Fran­co, los pre­su­pues­tos de la Je­fa­tu­ra del Es­ta­do, que ocu­pa­ba el dic­ta­dor, as­cen­die­ron a 51,8 mi­llo­nes de pe­se­tas. De ellos, 4,5 mi­llo­nes de pe­se­tas co­rres­pon­dían al suel­do del ge­ne­ral. En ese mis­mo ejer­ci­cio, el pre­su­pues­to de la ca­sa del prín­ci­pe Juan Car­los era de 20,5 mi­llo­nes de pe­se­tas y la re­tri­bu­ción anual que re­ci­bía quien lue­go se­ría pro­cla­ma­do rey era de 3 mi­llo­nes de pe­se­tas al año, se­gún ates­ti­guan los do­cu­men­tos de la épo­ca.

En los úl­ti­mos años el pre­su­pues­to de la Ca­sa Real se ha vis­to tam­bién afec­ta­do por la cri­sis eco­nó­mi­ca y las res­tric­cio­nes en las cuen­tas del Es­ta­do. En 2010 el pre­su­pues­to no subió res­pec­to al año an­te­rior y se que­dó en 8,89 mi­llo­nes de eu­ros anua­les. Es­te año 2011 el di­ne­ro des­ti­na­do a la Ca­sa Real ha su­fri­do un re­cor­te del 5% y se ha que­da­do en 8,43 mi­llo­nes de eu­ros.

La ini­cia­ti­va que ha to­ma­do la Ca­sa Real de me­jo­rar la in­for­ma­ción que se ofre­ce so­bre su pre­su­pues­to se en­mar­ca en un ca­mino ha­cia la trans­pa­ren­cia, em­pren­di­do con la in­tro­duc­ción de no­ve­da­des co­mo la ex­pli­ca­ción en su pá­gi­na web ofi­cial de du­das fre­cuen­tes so­bre asun­tos eco­nó­mi­cos. Por ejem­plo, se re­cuer­da que pre­sen­tan sus de­cla­ra­cio­nes de IRPF y Pa­tri­mo­nio. En el año 2007, el Rey de­ci­dió, ade­más, nom­brar un in­ter­ven­tor que re­vi­sa­ra las cuen­tas y los gas­tos de la Ca­sa Real.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.