La ver­dad so­bre el di­ne­ro de los re­yes

La Ca­sa Real es­pa­ño­la tie­ne el pre­su­pues­to más ba­jo de Eu­ro­pa, pe­ro no in­clu­ye par­ti­das de las que sí se ha­cen car­go otras mo­nar­quías del con­ti­nen­te.

Tiempo - - PORTADA - JAVIER OTE­RO jo­te­ro.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

La ca­sa real es­pa­ño­la tie­ne el pre­su­pues­to más ba­jo en­tre las mo­nar­quías eu­ro­peas. Sus 8,43 mi­llo­nes de eu­ros anua­les, fren­te a los 39,6 mi­llo­nes de la ho­lan­de­sa, la si­túan a la co­la. Pe­ro la com­pa­ra­ción es al­go más com­pli­ca­da. En la ma­yo­ría de los paí­ses con mo­nar­quía no des­glo­san lo que per­ci­be el rey o la rei­na. Has­ta aho­ra, la in­for­ma­ción de la Ca­sa Real es­pa­ño­la es la me­nos de­ta­lla­da.

Es­to po­dría cam­biar con el anun­cio rea­li­za­do por la Ca­sa Real so­bre la pu­bli­ca­ción des­glo­sa­da de sus gas­tos. Sin em­bar­go, pa­ra que pue­dan com­pa­rar­se ade­cua­da­men­te con las cuen­tas de otras mo­nar­quías eu­ro­peas, hay que te­ner en cuen­ta que, por ejem­plo, en el pre­su­pues­to de la Ca­sa Real no se in­clu­yen al­gu­nos gas­tos, de los que se ha­cen car­go al­gu­nos mi­nis­te­rios. Así, el de la Pre­si­den­cia tie­ne pre­su­pues­ta­dos 6,2 mi­llo­nes de eu­ros en un pro­gra­ma de “apo­yo a la ges­tión ad­mi­nis­tra­ti­va de la Je­fa­tu­ra del Es­ta­do”. Los gas­tos de fun­cio­na­mien­to de la Guar­dia Real, que es­tán a car­go de los pre­su­pues­tos del Mi­nis­te­rio de De­fen­sa, al­can­zan los 45 mi­llo­nes de eu­ros. Tam­po­co se in­clu­yen en el pre­su­pues­to de la Ca­sa Real gas­tos de se­gu­ri­dad de los que se ha­ce car­go el Mi­nis­te­rio de In­te­rior, pe­que­ñas par­ti­das de 415.000 eu­ros que se pue­den en­con­trar en el Mi­nis­te­rio de Asun­tos Ex­te­rio­res pa­ra ela­bo­rar, coor­di­nar y rea­li­zar el se­gui­mien­to de los via­jes ofi­cia­les, o el pre­su­pues­to de Pa­tri­mo­nio Na­cio­nal, que se ha­ce car­go de los pa­la­cios (121 mi­llo­nes en los pre­su­pues­tos de 2011) que en otras mo­nar­quías es­tán in­clui­dos den­tro de los pre­su­pues­tos de las ca­sas reales.

Pre­ci­sa­men­te, ha­ce unos años, el Reino Uni­do era el país que más di­ne­ro de­di­ca­ba al sos­te­ni­mien­to de su mo­nar­quía. En 1991, el cos­te era de unos 103 mi­llo­nes de eu­ros, que se ha ido re­du­cien­do has­ta que­dar­se en los ac­tua­les 38,12 mi­llo­nes. La rei­na de In­gla­te­rra, un re­fe­ren­te ha­bi­tual, re­ci­be el di­ne­ro pú­bli­co a cam­bio de su re­nun­cia a los in­gre­sos he­re­di­ta­rios, es­pe­cial­men­te del pa­tri­mo­nio de la Co- ro­na, co­mo sub­ra­yan sus do­cu­men­tos ofi­cia­les. Sin em­bar­go, la rei­na Isa­bel cuen­ta con lo que tra­di­cio­nal­men­te se ha co­no­ci­do en las mo­nar­quías co­mo su “cau­dal pri­va­do”. En es­te ca­so se tra­ta de los in­gre­sos que re­ci­be del du­ca­do de Lan­cas­ter. Por su par­te, el prín­ci­pe Car­los vi­ve gra­cias a los in­gre­sos que le re­por­ta el du­ca­do de Corn­wall.

La rei­na de In­gla­te­rra.

Las “Fi­nan­zas Pú­bli­cas Reales”, los 38 mi­llo­nes de eu­ros que el Reino Uni­do se gas­ta en la je­fa­tu­ra del Es­ta­do, se des­com­po­nen en la lla­ma­da “lis­ta ci­vil”, que co­bran miem­bros de la fa­mi­lia real, que tie­ne un cos­te de 15,7 mi­llo­nes de eu­ros anua­les. A di­fe­ren­cia de Es­pa­ña, se pue­de co­no­cer en es­te ca­so que el du­que de Edim­bur­go, el ma­ri­do de la rei­na, co­bra 426.000 eu­ros anua­les; el du­que de York, 295.000 eu­ros; el conde de Wes­sex dis­fru­ta de 167.000; la prin­ce­sa real Ca­mi­la Par­ker, 270.000; los du­ques de Glou­ces­ter, 207.000 en to­tal; los du­ques de Kent, 280.000; y la prin­ce­sa Ale­xan­dra, 267.000 eu­ros anua­les. Tam­bién re­sul­ta lla­ma­ti­vo que la rei­na Isa­bel de In­gla­te­rra ha­ya de­ci­di­do de­vol­ver to­dos los años al era­rio pú­bli­co el cos­te de es­ta lis­ta, sal­vo la re­tri­bu­ción del du­que de Edim­bur­go, lo que, en la prác­ti­ca, sig­ni­fi­ca que la rei­na es la que se ha­ce car­go de la re­tri­bu­ción de su fa­mi­lia, ex­cep­to la de su ma­ri­do. Si se tie­ne en cuen­ta es­ta par­ti­cu­la­ri­dad, el cos­te pa­ra las fi­nan­zas pú­bli­cas de la ca­sa real se­ría real­men­te de 24,8 mi­llo­nes de eu­ros anua­les. Es­te di­ne­ro se des­ti­na al gas­to de los pa­la­cios, su per­so­nal y otros ser­vi­cios, co­mo el ga­bi­ne­te de pren­sa o los via­jes de la rei­na, que se pa­gan con es­te pre­su­pues­to. Los gas­tos de la po­li­cía y del Ejér­ci­to que par­ti­ci­pa en las ce­re­mo­nias no es­tán in­clui­dos en es­tas cuen­tas.

Por su par­te, Bél­gi­ca do­ta al rey Al­ber­to con 10,6 mi­llo­nes, y en Ho­lan­da es pú­bli­co que la rei­na re­ci­be 5,1 mi­llo­nes de eu­ros, el prín­ci­pe de Oran­ge co­bra 1.376.000 eu­ros y la prin­ce­sa Má­xi­ma, 624.000, aunque no se tra­ta de sus suel­dos, sino que in­clu­yen otros gas­tos.

En cuan­to a los paí­ses nór­di­cos, Sue­cia des­glo­sa el pre­su­pues­to de la Ad­mi­nis­tra­ción de la Cor­te y los pa­la­cios y jar­di­nes mien­tras que Di­na­mar­ca ofre­ce al­gu­nos da­tos de las es­ca­sas pro­pie­da­des pri­va­das de los re­yes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.