EL ES­TI­LO DE LA NUE­VA DA­MA DE LA MON­CLOA

Vi­ri, El­vi­ra Fernández, tie­ne su pro­pio es­ti­lo. Dis­cre­ta, sen­ci­lla y muy na­tu­ral, los ex­per­tos en mo­da con­si­de­ran que no de­be cam­biar, aunque sí aña­dir un pe­que­ño to­que de so­fis­ti­ca­ción a su ima­gen.

Tiempo - - SOCIEDAD - CELIA LORENTE

El­vi­ra Fernández, Vi­ri, co­mo la lla­man fa­mi­liar­men­te, es la nue­va da­ma de La Mon­cloa. Dis­cre­ta, sen­ci­lla y po­co da­da a lla­mar la aten­ción so­bre ella mis­ma, su vi­da cam­bia­rá irre­me­dia­ble­men­te con su tras­la­do a La Mon­cloa. La sus­ti­tu­ta de Son­so­les Espinosa tie­ne 46 años, na­ció en Pon­te­ve­dra, es li­cen­cia­da en Ad­mi­nis­tra­ción y Di­rec­ción de Em­pre­sas y se en­cuen­tra en ex­ce­den­cia de su tra­ba­jo co­mo ase­so­ra téc­ni­ca de di­rec­ción en Te­le­fó­ni­ca Con­te­ni­dos.

Aunque El­vi­ra no es aman­te de los ac­tos pú­bli­cos, no le va a que­dar más re­me­dio que es­tar ba­jo los fo­cos du­ran­te los pró­xi­mos años, ya que co­mo con­sor­te del pre­si­den­te del Go­bierno de­be­rá acu­dir con él a ac­tos ofi­cia­les y apo­yar­le con su pre­sen­cia. La ima­gen jue­ga hoy en día un pa­pel de­ci­si­vo en la va­lo­ra­ción de los lí­de­res po­lí­ti­cos y de sus con­sor­tes. La for­ma de ves­tir de las mu­je­res, mu­cho más va­ria­da que la de los hom­bres, sue­le atraer es­pe­cial­men­te la aten­ción so­bre ellas y cui­dar el es­ti­lo aca­ba sien­do una au­tén­ti­ca exi­gen­cia.

Su an­te­ce­so­ra en La Mon­cloa, Son­so­les Espinosa, lo sa­be bien. Tu­vo que ajus­tar su look dan­do un to­que de so­fis­ti­ca­ción a su ima­gen. Cam­bió una me­dia me­le­na ti­po bob por un cor­te a lo ga­rçon, más ru­bio, que acen­tua­ba sus ras­gos an­gu­lo­sos y le im­pri­mía per­so­na­li­dad, a la vez que le da­ba un as­pec­to más fres­co y ju­ve­nil. Sin em­bar­go, en opi­nión del pe­lu­que­ro Mar­co Al­da­ni, es­te es­ti­lo “no cum­plía con el ca­non y una me­le­na li­sa y equi­li­bra­da le hu­bie­ra da­do un to­que más fe­me­nino y ele­gan­te, acor­de con la fi­gu­ra que re­pre­sen­ta­ba”.

So­bre si El­vi­ra Fernández cam­bia­rá o no su ima­gen des­pués de ins­ta­lar­se en el pa­la­cio de la Mon­cloa, to­do apun­ta a que es una mu­jer que se­gui­rá fiel a su na­tu­ra­li­dad y sen­ci­llez. Su for­ma de ves­tir es dis­cre­ta, clá­si­ca y ele­gan­te. Le gus­ta lle­var pren­das có­mo­das aunque no des­cui­da­das. Hu­ye de los es­tam­pa­dos y pre­fie­re los co­lo­res li­sos, pre­fe­ren­te­men­te en to­nos sua­ves: gri­ses, li­las, ro­sas, bei­ges o azu­les. En su ar­ma­rio abun­dan los tra­jes de cha­que­ta, pan­ta­lo­nes sas­tre com- bi­na­dos con blu­sas y bla­zers, ves­ti­dos suel­tos a la al­tu­ra de la ro­di­lla y za­pa­tos ti­po sa­lón con ta­cón me­diano. Pa­ra ir de sport, va­que­ros con ca­mi­sas y en­ci­ma trench o cha­que­tas Bar­bour.

En cuan­to a sus di­se­ña­do­res de ca­be­ce­ra: Juan­jo Oli­va, Adol­fo Do­mín­guez, Ro­ber­to To­rre­ta, Ca­ro­li­na He­rre­ra o Pu­ri­fi­ca­ción Gar­cía. Aunque tam­bién com­par­te con la prin­ce­sa Le­ti­zia uno de sus sas­tres pre­fe­ri­dos, Lorenzo Ca­pri­le, de he­cho a él le con­fió su ves­ti­do de no­via.

Rea­cia a la os­ten­ta­ción.

Pa­ra Pe­dro Man­si­lla, so­ció­lo­go es­pe­cia­li­za­do en aná­li­sis de mo­da, “El­vi­ra Fernández es­tá en un plano ex­ce­si­va­men­te co­rrec­to, lo que re­fle­ja una cier­ta ti­mi­dez. Es rea­cia a las gran­des mar­cas y co­mo bue­na ga­lle­ga de Pon­te­ve­dra ti­ra pa­ra ca­sa, vis­te fre­cuen­te­men­te de Pu­ri­fi­ca­ción Gar­cía y de Adol­fo Do­mín­guez. Por las obli­ga­cio­nes del pa­pel que ten­drá que asu­mir le apor­ta­ría un to­que más gla­mu­ro­so exa­ge­ran­do un po­co más sus za­pa­tos de ta­cón. Ella es rea­cia y pre­fie­re el me­dio ta­cón, co­mo cual­quier ma­dre que lle­va a los ni­ños al co­le­gio. Tam­bién ten­go la im­pre­sión de que vis­te evi­tan­do el ce­ñi­do al cuer­po, co­mo si lle­va­ra ta­llas in­de­fi­ni­das. Pe­ro no tie­ne mal ti­po y po­dría bus­car ce­ñir más su si­lue­ta y ju­gar a no ir siem­pre tan in­for­mal. To­do re­dun­da­ría en un pe­lín de so­fis­ti­ca­ción pa­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.