El fu­tu­ro ya es­tá aquí R

Las nue­vas téc­ni­cas de ex­plo­ra­ción per­mi­ten apro­ve­char re­ser­vas de hi­dro­car­bu­ros que siem­pre es­tu­vie­ron ahí pe­ro eran inac­ce­si­bles.

Tiempo - - REMITIDO -

ep­sol YPF con­fir­ma­ba a prin­ci­pios de no­viem­bre el ma­yor des­cu­bri­mien­to de pe­tró­leo de su his­to­ria, en una de las re­ser­vas de hi­dro­car­bu­ros no con­ven­cio­na­les más gran­des del mun­do, de­no­mi­na­do Va­ca Muer­ta, en la pro­vin­cia ar­gen­ti­na de Neu­quén. El vo­lu­men de re­cur­sos re­cu­pe­ra­bles se fi­jó en 927 mi­llo­nes de ba­rri­les equi­va­len­tes de pe­tró­leo de hi­dro­car­bu­ros no con­ven­cio­na­les, de los que 741 mi­llo­nes de ba­rri­les co­rres­pon­den a pe­tró­leo cru­do de al­ta ca­li­dad y el res­to a gas.

Apar­te de las ci­fras del pro­yec­to, ya de por sí im­por­tan­tes, uno de los as­pec­tos más des­ta­ca­dos de es­te ha­llaz­go es, pre­ci­sa­men­te, que se tra­ta de la ex­plo­ta­ción de los de­no­mi­na­dos hi­dro­car­bu­ros no con­ven­cio­na­les, cu­ya co­mer­cia­li­za­ción era has­ta ha­ce po­co prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble, de­bi­do a su al­to cos­te por la fal­ta de tec­no­lo­gías ade­cua­das pa­ra su ex­trac­ción.

De es­ta ma­ne­ra, tras las aguas pro­fun

nue­va fron­te­ra das de los océa­nos, la en la bús­que­da de hi­dro­car­bu­ros son los re­cur­sos no con­ven­cio­na­les. Gas y pe­tró­leo más di­fí­ci­les de ex­traer y mu­chas ve­ces re­te­ni­dos en ya­ci­mien­tos que se da­ban por ago­ta­dos. En EEUU, pio­ne­ros en su

sha­le desa­rro­llo, el gas, que es co­mo se de­no­mi­na al gas na­tu­ral ob­te­ni­do por es­te pro­ce­di­mien­to, su­po­ne ya un 22% de la pro­duc­ción y se es­ti­ma que pue­den re­pre­sen­tar más de la mi­tad de las re­ser­vas mundiales de cru­do.

Los re­cur­sos no con­ven­cio­na­les son hi­dro­car­bu­ros que se en­cuen­tran en unas con­di­cio­nes que no per­mi­ten el mo­vi­mien­to del flui­do, bien por es­tar atra­pa­dos en ro­cas po­co permea­bles o por tra­tar­se de pe­tró­leos de muy al­ta vis­co­si­dad. Ba­jo es­te nom­bre se en­glo­ban dis­tin­tos ti­pos

sha­le de hi­dro­car­bu­ros ga­seo­sos, co­mo el

gas tight gas

(gas de es­quis­to), el (gas de for­ma­cio­nes com­pac­tas) o el me­tano con­te­ni­do en ca­pas de car­bón. Tam­bién exis­ten los cru­dos no con­ven­cio­na­les, co­mo

sha­le oil tight el (pe­tró­leo de es­quis­tos) o oil

(pe­tró­leo de for­ma­cio­nes com­pac­tas). Igual­men­te, se in­clu­yen en es­te ti­po de re­cur­sos los cru­dos ex­tra­pe­sa­dos y las are­nas

oil sands. bi­tu­mi­no­sas u

Una se­gun­da opor­tu­ni­dad.

Gra­cias a la ex­plo­ta­ción de sus re­cur­sos de gas no con­ven­cio­nal, EEUU ha pa­sa­do de ser un país ne­ta­men­te im­por­ta­dor te­ner la pers­pec­ti­va de ser au­to­su­fi­cien­te. Re­ser­vas con­si­de­ra­das no ex­plo­ta­bles ha­ce po­cos años cu­bren hoy el 50% de la de­man­da de gas y, se­gún la Ad­mi­nis­tra­ción de In­for­ma­ción Ener­gé­ti­ca de Es­ta­dos Uni­dos (EIA), po­drían ser su­fi­cien­tes pa­ra ase­gu­rar el abas­te­ci­mien­to del país du­ran­te más de un si­glo.

En los años 80 se em­pe­za­ron a apli­car en ese país nue­vas téc­ni­cas en ya­ci­mien­tos que ya es­ta­ban en de­cli­ve. Fue­ron ne­ce­sa­rias dos dé­ca­das pa­ra em­pe­zar a ver los re­sul­ta­dos. Pe­ro aho­ra, mu­chos de esos vie­jos ya­ci­mien­tos han re­ju­ve­ne­ci­do y el pe­tró­leo y el gas que to­da­vía es­con­den han dis­pa­ra­do la pro­duc­ción y las re­ser­vas.

El éxi­to en EEUU ha si­do tal que aho­ra se rea­li­zan pros­pec­cio­nes por to­do el pla­ne­ta y na­die en la in­dus­tria de la ener­gía quie­re que­dar al mar­gen de es­te jue­go: “Es­to no es una mo­da pa­sa­je­ra. El vo­lu­men de es­tos re­cur­sos es tan im­por­tan­te que va a jus­ti­fi­car en­fo­car­se en su desa­rro­llo”, afir­ma Jo­sé Ma­ría Mo­reno, di­rec­tor de Aná­li­sis Téc­ni­co y Pro­yec­tos Es­pe­cia­les de Rep­sol. Tras EEUU, Ca­na­dá ini­ció su pro­duc­ción

en 2005 y Chi­na, el pa­sa­do año. Jun­to a es­tos tres paí­ses, se­gún los geó­lo­gos, las pers­pec­ti­vas más pro­me­te­do­ras es­tán en Ar­gen­ti­na, Aus­tra­lia y Su­dá­fri­ca. En Eu­ro­pa, se­ña­lan a Po­lo­nia y Fran­cia. Es­pa­ña no tie­ne un sub­sue­lo que fa­vo­rez­ca la acu

sha­le gas mu­la­ción de y, aunque se es­tán rea­li­zan­do al­gu­nas ex­plo­ra­cio­nes, no se es­pe­ran gran­des re­sul­ta­dos.

Ar­gen­ti­na, ini­cio pro­me­te­dor. Ar­gen­ti­na es otro de los paí­ses que pue­den sa­lir be­ne­fi­cia­dos de es­te boom de los re­cur­sos no con­ven­cio­na­les. Al­gu­nos de los cam­pos allí ope­ra­dos por Rep­sol tie­nen unas con­di­cio­nes geo­ló­gi­cas muy pa­re­ci­das a otros ya­ci­mien­tos ya en pro­duc­ción en EEUU, que han mos­tra­do re­te­ner to­da

ro­ca ma­dre vía en su gran­des can­ti­da­des de hi­dro­car­bu­ros.

En Loma La La­ta, en la pro­vin­cia ar­gen­ti­na de Neu­quén, Rep­sol ha en­con­tra­do al me­nos 127.000 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos (bcm) de gas no con­ven­cio­nal que pue­den am­pliar el ho­ri­zon­te de las re­ser­vas del país de 6 a 16 años.

Las pers­pec­ti­vas son pro­me­te­do­ras, pe­ro la ma­yo­ría de los po­zos es­tán en fa­se de prue­bas, y el di­rec­tor de Aná­li­sis Téc­ni­co

sha­le de Rep­sol pre­fie­re ser pru­den­te: “El

gas

en Ar­gen­ti­na to­da­vía tar­da­rá en re­em­pla­zar a la pro­duc­ción con­ven­cio­nal. En los pró­xi­mos años, ha­brá que com­pa­ti­bi­li­zar su im­pul­so con desa­rro­llos con­ven­cio­na­les”.

En las for­ma­cio­nes Quin­tu­co y Va­ca Muer­ta, tam­bién en Neu­quén, al su­r­oes­te de Ar­gen­ti­na, Rep­sol aca­ba de anun­ciar otro des­cu­bri­mien­to, es­ta vez de pe­tró­leo no con­ven­cio­nal. Es­ta for­ma­ción con­tie­ne

sha­le al me­nos 150 mi­llo­nes de ba­rri­les de

oil

en re­cur­sos po­ten­cia­les. Los po­zos ya es­tán dan­do unos cau­da­les muy si­mi­la­res a otros cam­pos análo­gos en Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá, has­ta aho­ra los úni­cos paí­ses con una pro­duc­ción sig­ni­fi­ca­ti­va de es­te ti­po de hi­dro­car­bu­ros.

Aho­ra es po­si­ble ex­traer hi­dro­car­bu­ros que an­tes no po­dían ex­plo­tar­se.

Las nue­vas téc­ni­cas cons­ti­tu­yen uno de los ca­na­les de ex­pan­sión de Rep­sol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.