Par­te del nue­vo plan

Tiempo - - REMITIDO -

Rep­sol YPF lan­zó en di­ciem­bre de

2009 su Pro­gra­ma de Desa­rro­llo

Ex­plo­ra­to­rio 2010-2014, que se ini­ció a co­mien­zos de 2010, y en­tre sus ob­je­ti­vos se fi­jó, pre­ci­sa­men­te, ma­te­ria­li­zar su plan de ex­plo­ra­ción y pro­duc­ción de hi­dro­car­bu­ros no con­ven­cio­na­les.

Siem­pre es­tu­vie­ron ahí, pe­ro has­ta aho­ra la tec­no­lo­gía y los pre­cios no ha­cían via­ble su ex­plo­ta­ción. Más inac­ce­si­bles y dis­per­sos, los re­cur­sos no con­ven­cio­na­les han exi­gi­do que la in­dus­tria cam­bia­ra sus mo­dos de ex­trac­ción. El alumno aven­ta­ja­do es el

sha­le gas, tam­bién lla­ma­do gas pi­za­rra por­que sue­le en­con­trar­se atra­pa­do o ab­sor­bi­do en es­te ti­po de ro­ca. El sha­le gas re­quie­re una ex­plo­ta­ción muy in­ten­si­va, por­que “ca­da pozo mues­tra un pi­co ini­cial de pro­duc­ción se­gui­do de un de­clino bas­tan­te acu­sa­do, pa­ra es­ta­bi­li­zar­se en un cau­dal re­si­dual muy ba­jo en un tiem­po muy cor­to”, ex­pli­ca Jo­sé Ma­ría Mo­reno. Por es­ta ra­zón, se rea­li­zan un ma­yor nú­me­ro de po­zos que en una pro­duc­ción con­ven­cio­nal, en­tre 8 y 16 po­zos des­de un mis­mo em­pla­za­mien­to, lo que dis­mi­nu­ye su im­pac­to am­bien­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.