Die­ron mu­cho que ha­blar. Los per­so­na­jes de la crónica so­cial que más han des­ta­ca­do en 2011.

Se aca­ba el año y to­ca ha­cer ba­lan­ce. Es­tos son los per­so­na­jes de la crónica so­cial que más han so­na­do en 2011.

Tiempo - - SUMARIO - POR MA­CU LLO­REN­TE

Se han ca­sa­do, se han di­vor­cia­do y han triun­fa­do en su pro­fe­sión, pe­ro so­bre to­do han pro­ta­go­ni­za­do pá­gi­nas y pá­gi­nas de las re­vis­tas del cuo­re. Si hay un fa­mo­so pa­ra el que el año que ter­mi­na es si­nó­ni­mo de éxi­to es Ma­rio Va­que­ri­zo. El ma­ri­do de la can­tan­te Alas­ka se ha con­ver­ti­do en to­do un des­cu­bri­mien­to tras mos­trar su vi­da y sus ex­cen­tri­ci­da­des en un reality de te­le­vi­sión que ha pro­ta­go­ni­za­do jun­to a su es­po­sa. El pro­gra­ma le ha ca­ta­pul­ta­do a la fa­ma, y de per­so­na­je más o me­nos co­no­ci­do se ha con­ver­ti­do en un in­dis­pen­sa­ble de cual­quier sa­rao, e in­clu­so ha pres­ta­do su ima­gen a una mar­ca de te­le­fo­nía. Una ima­gen que tam­bién ha da­do mu­cho que ha­blar, por­que si al­go le pa­sa a Ma­rio es que no de­ja a na­die in­di­fe­ren­te. Su look ape­la a la ex­tre­ma del­ga­dez, ex­ce­si­vo ma­qui­lla­je y un ama­ne­ra­mien­to des­ca­ra­do. Co­mo res­pues­ta, él se mues­tra en­can­ta­do y que ca­da uno pien­se lo que quie­ra. Eso sí, te­nien­do cla­ro que no quie­re de­jar a na­die in­di­fe­ren­te. “El ano­ni­ma­to no me in­tere­sa, me gus­ta la fa­ma”, ha de­cla­ra­do. Pe­ro Ma­rio Va­que­ri­zo no es nue­vo en el mun­do del co­ra­zón. Des­de ha­ce tiem­po ha­ce co­la­bo­ra­cio­nes en pren­sa, es má­na­ger de ar­tis­tas y tie­ne su pro­pio blog con Alas­ka, don­de ha co­men­ta­do co­mo ba­lan­ce del año que aca­ba: “Los úl­ti­mos me­ses de nues­tra vi­da son si­nó­ni­mo de tra­ba­jo, tra­ba­jo y más tra­ba­jo”. Apro­ve­chan­do el ti­rón de la fa­ma, es­tá pre­pa­ran­do el cuar­to ál­bum con su gru­po, Nan­cis Ru­bias, y le han con­tra­ta­do en un pro­gra­ma de te­le­vi­sión co­mo co­la­bo­ra­dor. Va­mos, que Su­per­ma­rio es­tá en to­das par­tes.

Los más em­pa­la­go­sos.

Aunque se co­no­cie­ron en 2010 du­ran­te el úl­ti­mo mun­dial de fút­bol, es­te sin du­da ha si­do tam­bién su año. Des­de que sal­tó su re­la­ción a los me­dios, Sha­ki­ra y Pi­qué no se han es­con­di­do y han da­do bue­na cuen­ta an­te los flas­hes de lo bien que es­tán jun­tos. Lo su­yo ha si­do el ro­man­ce de 2011, aunque tam­bién han te­ni­do que ban­dear con ru­mo­res de in­fi­de­li­dad por par­te del fut­bo­lis­ta azul­gra­na.

El que siem­pre va a re­cor­dar el año que aca­ba, pe­ro con tris­te­za, es Da­vid Bis­bal. El can­tan­te ha vi­vi­do el mo­men­to más di­fí­cil de su vi­da des­de que el pa­sa­do ve­rano se con­fir­ma­ra la se­pa­ra­ción del al­me­rien­se y Ele­na Ta­bla­da. Le he­mos vis­to llo­rar en los es­ce­na­rios y que­brár­se­le la voz en mi­tad de un con­cier­to. Se­gún al­gu­nos me­dios, la pa­re­ja de­ci­dió se­guir ca­mi­nos se­pa­ra­dos a cau­sa de la dis­tan­cia pro­vo­ca­da por los com­pro­mi­sos pro­fe­sio­na­les de Bis­bal, aunque tam­po­co fal­ta­ron in­sis­ten­tes ru­mo­res de

in­fi­de­li­dad por par­te de la di­se­ña­do­ra. Ape­nas han pa­sa­do seis me­ses y pa­re­ce que el can­tan­te ha vuel­to a son­reír gra­cias a su asis­ten­te per­so­nal, en la que cuen­tan que ha en­con­tra­do un dul­ce re­fu­gio pa­ra sa­lir de es­te ba­che.

Tam­bién vi­mos llo­rar en un con­cier­to a Jen­ni­fer López tras su ruptura con Marc Ant­hony. Los can­tan­tes de ori­gen puer­to­rri­que­ño anun­cia­ron el pa­sa­do mes de ju­lio que se se­pa­ra­ban des­pués de siete años de ma­tri­mo­nio y dos ni­ños en co­mún. Tras ello, a la can­tan­te se la han ad­ju­di­ca­do va­rias pa­re­jas, nin­gu­na con­fir­ma­da.

Pro­ble­mas con la Jus­ti­cia.

Tam­bién tu­vie­ron su pro­ta­go­nis­mo me­diá­ti­co De­mi Moo­re y Ash­ton Kut­cher por la aven­tu­ra que man­tu­vo el ac­tor el día de su aniver­sa­rio de bo­da con una jo­ven, y que pro­vo­có el fin de la pa­sión de una de las pa­re­jas que más han da­do que ha­blar por su di­fe­ren­cia de edad.

Si hay un fa­mo­so que es­tá desean­do que aca­be el año pa­ra pa­sar pá­gi­na ese es Jo­sé Or­te­ga Cano. El to­re­ro su­frió un ac­ci­den­te de co­che el pa­sa­do ma­yo que lo tu­vo en­tre la vi­da y la muer­te. Pe­ro su ago­nía no ha ter­mi­na­do: ha­ce so­lo unos días la Fis­ca­lía pi­dió pa­ra él cua­tro años de cár­cel y seis de re­ti­ra­da de car­net por la muer­te de Car­los Pa­rra, el con­duc­tor del otro co­che, que fa­lle­ció a cau­sa del gol­pe. “Es­toy des­tro­za­do. Nun­ca la­men­ta­ré al­go tan­to co­mo es­to. Es lo peor que me ha pa­sa­do”, ha co­men­ta­do el dies­tro. Pe­ro en la fa­mi­lia no to­do han si­do tris­te­zas. La cu­ña­da de Or­te­ga, Ro­sa Be­ni­to, ha vi­vi­do du­ran­te 2011 un pro­ta­go­nis­mo que ha ido in cres­cen­do. De co­la­bo­ra­do­ra te­le­vi­si­va pa­só a par­ti­ci­par en La is­la

de los fa­mo­sos y lle­var­se el pre­mio. Un triun­fo que fue ce­le­bra­do en me­dio de ru­mo­res de in­fi­de­li­dad por par­te de ella y de su ma­ri­do, Ama­dor Mohe­dano.

Tam­bién Ma­ría Jo­sé Cam­pa­na­rio ha te­ni­do que ha­cer fren­te a la Jus­ti­cia en el mar­co de la ope­ra­ción Kar­los, acu­sa­da de fal­se­dad en do­cu­men­to ofi­cial y de es­ta­fa en gra­do de ten­ta­ti­va. He­mos po­di­do ver a la mu­jer de Je­su­lín de Ubri­que de­rrum­ba­da an­te el juez pro­cla­man­do su inocen­cia. Y aunque no en­tra­rá en pri­sión, ya que fue con­de­na­da, co­mo su ma­dre, a so­lo 23 me­ses de cár­cel y ca­re­ce de an­te­ce­den­tes, in­sa­tis­fe­cha con el ve­re­dic­to, la Cam­pa­na­rio ha afir­ma­do que re­cu­rri­rá la sen­ten­cia.

La bo­da en­tre Al­ber­to de Mó­na­co y Char­le­ne Wit­ts­tock se ce­le­bró en me­dio del es­cán­da­lo

Des­de que el pa­sa­do mes de abril Ca­ta­li­na Midd­le­ton con­tra­je­ra ma­tri­mo­nio con Gui­ller­mo de In­gla­te­rra, su her­ma­na pe­que­ña, Pip­pa, se ha con­ver­ti­do en to­do un per­so­na­je me­diá­ti­co. Es tal el im­pac­to que ha cau­sa­do que in­clu­so du­ran­te el en­la­ce real lle­gó a eclip­sar a la no­via. Su po­pu­la­ri­dad se dis­pa­ró y a par­tir de ese mo­men­to el mun­do del co­ra­zón dio la bien­ve­ni­da a una nue­va es­tre­lla de la pren­sa ro­sa. Sus pa­sos son se­gui­dos por los pa­pa­raz­zi, que ana­li­zan ca­da uno de sus mo­vi­mien­tos con lu­pa. Ade­más, la re­cien­te ruptura con su no­vio, Alex Lou­don, la ha con­ver­ti­do en la sol­te­ra más co­ti­za­da del Reino Uni­do. Por si fue­ra po­co, la her­ma­ní­si­ma de la du­que­sa de Cam­brid­ge ha fir­ma­do un con­tra­to mi­llo­na­rio de 450.000 eu­ros por es­cri­bir un li­bro don­de ex­pli­ca­rá a sus fans có­mo ser el per­fec­to an­fi­trión, dan­do con­se­jos so­bre la co­mi­da, la de­co­ra­ción y el 1 atuen­do ade­cua­do pa­ra ca­da ce­le­bra­ción. Su de­but en el mun­do de las le­tras se­rá el pró­xi­mo ve­rano. Pa­re­ce cla­ro que te­ne­mos Pip­pa pa­ra ra­to.

Pa­sa­ron por el al­tar.

Y no fue una bo­da prin­ci­pes­ca, pe­ro sí un acon­te­ci­mien­to me­diá­ti­co que aca­pa­ró las por­ta­das de la pren­sa ro­sa, el en­la­ce roc­ke­ro de Ka­te Moss y el mú­si­co Ja­mie Hince. Una ce­re­mo­nia y tres días de fies­ta con fes­ti­val in­clui­do, en el que ac­tua­ron el no­vio y ami­gos de la pa­re­ja. Es­te año ha si­do el ele­gi­do por la mo­de­lo del úl­ti­mo ca­len­da­rio Pi­re­lli pa­ra sen­tar por fin la ca­be­za. Y pa­ra es­pec­tácu­lo, el que pro­ta­go­ni­za­ron Al­ber­to de Mó­na­co y su ya es­po­sa, la na­da­do­ra sud­afri­ca­na Char­le­ne Wit­ts­tock. A pun­to es­tu­vo de anu­lar­se la bo­da a cau­sa de los de­va­neos amo­ro­sos del prín­ci­pe y la apa­ri­ción de un nue­vo hi­jo unos días an­tes de la ce­re­mo­nia. La ex­na­da­do­ra, al en­te­rar­se de la no­ti­cia, de­ci­dió po­ner tie­rra de por me­dio y aban­do­nar el Prin­ci­pa­do. Cuen­tan que tu­vie­ron que re­te­ner­la en el ae­ro­puer­to y con­ven­cer­la pa­ra se­guir ade­lan­te con los pla­nes de ma­tri­mo­nio. Al fi­nal, Wit­ts­tock in­gre­só a la fa­mi­lia Gri­mal­di con un tí­mi­do sí quiero.

Una de las no­ti­cias más tris­tes del año ha si­do el adiós a Amy Wi­nehou­se. Pe­ro in­clu­so tras su fa­lle­ci­mien­to, su dis­co pós­tu­mo Lio­ness: Hid­den Trea­su

res, que aca­ba de sa­lir a la ven­ta, la ha co­ro­na­do co­mo una de las ar­tis­tas más gran­des, co­lo­cán­do­se en el nú­me­ro uno de los más ven­di­dos en el Reino Uni­do. Una par­te de la re­cau­da­ción irá des­ti­na­da a la fun­da­ción que ha crea­do su fa­mi­lia y que lle­va su nom­bre pa­ra ayu­dar a per­so­nas con pro­ble­mas de al­cohol y dro­gas. Y en nues­tro país, Sil­via Abascal su­frió un ic­tus ce­re­bral a sus 32 años, mien­tras asis­tía co­mo ju­ra­do al fes­ti­val 3

de ci­ne de Má­la­ga. Unos du­ros mo­men­tos de los que afor­tu­na­da­men­te la ac­triz se es­tá re­cu­pe­ran­do.

Pe­ro 2011 tam­bién ha es­ta­do re­ple­to de bue­nas nue­vas. Des­de que Javier Bar­dem sor­pren­die­ra a to­dos pro­cla­man­do su amor por Pe­né­lo­pe Cruz en otro fes­ti­val, el de Can­nes, la vi­da de es­ta ci­ne­ma­to­grá­fi­ca pa­re­ja no ha de­ja­do de ir de bien a me­jor. Es­te año se han con­ver­ti­do en pa­pás de Leo, que vino al mun­do en el cen­tro mé­di­co Ce­dars-si­nai de Los Án­ge­les, el mis­mo hos­pi­tal don­de tam­bién dio a luz Vic­to­ria Beck­ham. El fut­bo­lis­ta y la ex spi­ce girl han vis­to au­men­tar su fa­mi­lia con la lle­ga­da de Har­per Se­ven. La pa­re­ja por fin vio cum­pli­do su sue­ño con una ni­ña, tras tres va­ro­nes. Vic­to­ria es­tá tan or­gu­llo­sa con su pe­que­ña que in­clu­so le ha crea­do un di­se­ño ex­clu­si­vo de su fir­ma de ro­pa. Tam­bién lle­gó al mun­do la pri­me­ra ni­ña del clan Sar­kozy-bru­ni, Giu­lia, que fue re­ci­bi­da en el Elí­seo con fuer­tes me­di­das de se­gu­ri­dad pa­ra pro­te­ger­la de los fo­tó­gra­fos.

Y la que des­pi­de el año co­se­chan­do un éxi­to tras otro es Lady Ga­ga. La can­tan­te es­tá no­mi­na­da a tres pre­mios Grammy por su ál­bum Born This Way, lo que la con­vier­te en la pri­me­ra ar­tis­ta des­de los Beatles en lo­grar es­te ré­cord. Pe­ro no so­lo ha da­do que ha­blar por su mú­si­ca, sus ex­cén­tri­cos di­se­ños han es­ta­do en bo­ca de to­dos. Siem­pre po­li­fa­cé­ti­ca, pa­ra el nue­vo año ha pe­di­do un de­seo: quie­re rea­li­zar su de­but en el ci­ne na­da me­nos que con Woody Allen. Si con­ven­ce al di­rec­tor, se­gu­ro que tam­bién en la pan­ta­lla gran­de lo da­rá to­do.

Su pri­me­ra fo­to Car­la Bru­ni sa­lió de la clí­ni­ca con su hi­ja en bra­zos e im­pi­dió que se la re­tra­ta­ra ta­pán­do­le la ca­ra con una man­ta. Da­vid Bis­bal El can­tan­te y Ele­na Ta­bla­da han ro­to su ma­tri­mo­nio tras seis años jun­tos y una ni­ña en co­mún, Ella.

Sha­ki­ra y Pi­qué. Pa­re­ce que no hay ha­bla­du­rías que por aho­ra pa­ren es­ta re­la­ción que da­rá to­da­vía

mu­cho que ha­blar.

Amy Wi­nehou­se La can­tan­te bri­tá­ni­ca fa­lle­ció el pa­sa­do mes de ju­lio con tan so­lo 27 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.