Ma­riano Pé­rez Cla­ver

PRE­SI­DEN­TE DE NH HO­TE­LES. El pri­mer eje­cu­ti­vo de es­ta ca­de­na ho­te­le­ra des­ta­ca su ca­pa­ci­dad de ge­ne­rar fon­dos y be­ne­fi­cio mien­tras qui­ta hie­rro a la sus­pen­sión del acuer­do con HNA.

Tiempo - - SUMARIO - JO­SÉ MA­RÍA VALS jm­vals.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

El acuer­do con el gru­po chino HNA ha­bía le­van­ta­do mu­chas ex­pec­ta­ti­vas. ¿Era tan bueno? En ma­yo de es­te año ha­bía­mos lle­ga­do a un acuer­do, que ca­li­fi­ca­mos en­ton­ces de es­tra­té­gi­co, con el gru­po chino HNA. El pac­to com­por­ta­ba tres gran­des áreas. Una, la fi­nan­cie­ra, pre­veía una am­plia­ción de ca­pi­tal de NH Ho­te­les con una pri­ma im­por­tan­te so­bre la co­ti­za­ción. La se­gun­da, que po­dría­mos lla­mar in­dus­trial, con­tem­pla­ba la crea­ción de una so­cie­dad con­jun­ta de ges­tión con HNA en Chi­na pa­ra crear una red ho­te­le­ra con mar­ca y for­ma­to NH. Una ter­ce­ra con­sis­tía en el apro­ve­cha­mien­to de la ac­ti­vi­dad de HNA co­mo trans­por­tis­ta de via­je­ros, agen­cia de via­jes y due­ña de una com­pa­ñía aé­rea con 300 avio­nes pa­ra que el gru­po chino re­co­men­da­ra NH a sus clien­tes co­mo ho­te­les pre­fe­ren­tes en Eu­ro­pa e Ibe­roa­mé­ri­ca. ¿Pa­ra HNA era tam­bién una ope­ra­ción tan po­si­ti­va? El acuer­do era fan­tás­ti­co. HNA en­tra­ba en una com­pa­ñía, NH, que es un dia­man­te bru­to, una mul­ti­na­cio­nal es­pa­ño­la con mu­cho pres­ti­gio y con mu­cha ca­pa­ci­dad de ge­ne­ra­ción de re­sul­ta­dos. Ellos ha­bían es­ta­do ana­li­zan­do en pro­fun­di­dad el sec­tor y les gus­ta­ba mu­cho nues­tro for­ma­to ho­te­le­ro, ur­bano, pa­ra clien­tes de ne­go­cios, et­cé­te­ra; Ellos tie­nen en Chi­na 50 ho­te­les pe­ro tie­nen un pro­yec­to muy gran­de pa­ra los pró­xi­mos diez años. El he­cho de aso­ciar­se con NH les per­mi­ti­ría ga­nar tiem­po al tiem­po, por­que tie­nen un pro­yec­to pa­ra crear más de 1.000 ho­te­les en diez años, de los que una par­te se­rían for­ma­to NH de cua­tro es­tre­llas ur­bano. Ha­cién­do­lo con no­so­tros se­ría mu­cho más rá­pi­do, por­que sa­be­mos có­mo ha­cer­lo in­me­dia­ta­men­te. En­ton­ces, ¿có­mo se tor­cie­ron las co­sas al fi­nal? En Chi­na to­da ope­ra­ción de es­te ti­po re­quie­re tres au­to­ri­za­cio­nes ofi­cia­les: la local, la del Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio y la de la au­to­ri­dad que ve­ri­fi­ca las transac­cio­nes de di­vi­sas. En el mes de ma­yo se ini­ció el pro­ce­so, que era lar­go, con mu­cha do­cu­men­ta­ción, pe­ro pre­veía­mos que pa­ra ju­lio es­ta­rían con­se­gui­dos los per­mi­sos. Co­mo las au­to­ri­za­cio­nes se re­tra­sa­ban, el acuer­do se pro­rro­gó. Lle­gó agos­to, la cri­sis de la deu­da y las tur­bu­len­cias de los mer­ca­dos y am­bas par­tes pac­ta­mos en oc­tu­bre re­du­cir el pre­cio ini­cial­men­te acor­da­do, te­nien­do en cuen­ta las caí­das pro­du­ci­das en la bol­sa. Fi­ja­mos co­mo fe­cha lí­mi­te el 15 de di­ciem­bre pa­ra ha­cer la am­plia­ción a 5,35 eu­ros por ac­ción en lu­gar de los siete eu­ros pac­ta­dos en ma­yo. Y al fi­nal, lle­gó la ruptura... Des­de Chi­na, ellos veían la si­tua­ción de Eu­ro­pa ca­da vez peor, y HNA nos ma­ni­fes­tó su preocupación por el ries­go de los paí­ses de la zo­na eu­ro, ade­más de pe­dir­nos una nue­va prórroga pa­ra rea­li­zar fí­si­ca­men­te la ope­ra­ción. No­so­tros les res­pon­di­mos que éra­mos una com­pa­ñía co­ti­za­da, que no po­día­mos es­tar en­vian­do to­dos los días men­sa­jes de apla­za­mien­tos al mer­ca­do, an­te lo que op­ta­mos por no re­no­var la prórroga. ¿Es po­si­ble vol­ver a ne­go­ciar con HNA tras es­te des­en­cuen­tro ini­cial? La sus­pen­sión del acuer­do ori­gi­nal no es óbi­ce pa­ra que po­da­mos se­guir ne­go-

“No ha­bía un plan B. Des­de el prin­ci­pio pen­sá­ba­mos en re­ne­go­ciar la deu­da con nues­tros acree­do­res” “NH tie­ne una gran ca­pa­ci­dad de ge­ne­ra­ción de fon­dos y be­ne­fi­cios fue­ra de Es­pa­ña”

cian­do, pe­ro ya no en un ré­gi­men de ex­clu­si­vi­dad, que es lo que te­nía­mos con el acuer­do ori­gi­nal. No se tra­ta de una ope­ra­ción que ha­ya muer­to, pe­ro for­mal­men­te las con­ver­sa­cio­nes ya no es­tán aco­gi­das al con­tra­to an­te­rior. Pe­ro, ¿ca­be la po­si­bi­li­dad de que se re­to­me la en­tra­da de HNA en el ca­pi­tal de NH? Es po­si­ble, pe­ro a día de hoy, el com­pro­mi­so por am­bas par­tes por es­cri­to ha ven­ci­do ya. ¿ Se­ría po­si­ble en­ton­ces que si­guie­ra ade­lan­te la unión es­tra­té­gi­ca in­dus­trial sin la en­tra­da de HNA en el ca­pi­tal de NH? Va to­do jun­to. Aca­bó el acuer­do en las con­di­cio­nes an­te­rio­res, pe­ro el es­ce­na­rio cen­tral que te­ne­mos es se­guir con nues­tra ge­ne­ra­ción de fon­dos y be­ne­fi­cios. No se­ría po­si­ble un pac­to so­lo co­mer­cial. Ha­ría fal­ta vol­ver a un acuer­do glo­bal. Des­pués de es­to, ¿tie­ne NH un plan B pa­ra el fu­tu­ro in­me­dia­to? Hay un plan A. La com­pa­ñía, a co­mien­zos de es­te año, cuan­do yo me in­cor­po­ré, en mar­zo, te­nía un plan de re­fi­nan­ciar la deu­da que tie­ne a tra­vés de un prés­ta­mo sin­di­ca­do con­tra­ta­do ha­ce cin­co años, en­tre otras co­sas pa­ra fi­nan­ciar la com­pra del gru­po ita­liano Jolly, que ha con­ver­ti­do a NH en el pri­mer gru­po ho­te­le­ro de Ita­lia. El plan cen­tral siem­pre ha si­do re­fi­nan­ciar la deu­da con la ge­ne­ra­ción de fon­dos y con la ga­ran­tía que le da la base ho­te­le­ra tan am­plia del gru­po. NH tie­ne un va­lor de ac­ti­vos que prác­ti­ca­men­te du­pli­ca el im­por­te de la deu­da, con es­ta­ble­ci­mien­tos muy bien si­tua­dos, en zo­nas cén­tri­cas, no so­lo en Es­pa­ña, sino en Eu­ro­pa e Ibe­roa­mé­ri­ca. Es­to quie­re de­cir, en­ton­ces, que la re­fi­nan­cia­ción de la deu­da es­ta­ba en mar­cha an­tes del acuer­do con HNA... Sí, ya es­ta­ba en mar­cha; la ope­ra­ción con HNA fa­ci­li­ta­ba las co­sas, por­que la am­plia­ción pre­vis­ta in­yec­ta­ba ca­pi­tal, pe­ro in­sis­to en que el plan cen­tral era

re­fi­nan­ciar la deu­da con la ge­ne­ra­ción de fon­dos del ne­go­cio. Sí, pe­ro con los mer­ca­dos co­mo es­tán, la re­fi­nan­cia­ción se­rá aho­ra más ca­ra. Efec­ti­va­men­te, la re­fi­nan­cia­ción es­tá mas ca­ra, tam­bién pa­ra los ban­cos. Se­rá una re­fi­nan­cia­ción más cos­to­sa, sin du­da, pe­ro cuan­do los ti­pos de los prés­ta­mos es­ta­ban al 1,5% o al 2%, tam­po­co se co­rres­pon­dían con la reali­dad, sino con un ex­ce­so de li­qui­dez en los ban­cos. ¿No han pen­sa­do en hi­po­te­car par­te de sus ac­ti­vos co­mo ga­ran­tía pa­ra los prés­ta­mos? Se po­dría ha­cer, por­que te­ne­mos un ín­di­ce muy ba­jo, so­lo te­ne­mos hi­po­te­ca­do el 20% de nues­tros ac­ti­vos, pe­ro, sin­ce­ra­men­te, creo que no ha­ce fal­ta. Nues­tro ne­go­cio afor­tu­na­da­men­te cre­ce en ven­tas y cre­ce es­pec­ta­cu­lar­men­te en la ge­ne­ra­ción de be­ne­fi­cio de ex­plo­ta­ción. El gru­po vie­ne de dos años en los que per­día di­ne­ro y en no­viem­bre ha vuel­to a si­tuar­se en be­ne­fi­cios. El ne­go­cio va bien, es muy re­sis­ten­te con una gran po­ten­cia en Eu­ro­pa Cen­tral, Bél­gi­ca, Ho­lan­da e Ibe­roa­mé­ri­ca, zo­nas que ge­ne­ran el 85% del ebit­da (be­ne­fi­cio an­tes de in­tere­ses, im­pues­tos, de­pre­cia­cio­nes y amor­ti­za­cio­nes). No cree­mos que sea ne­ce­sa­rio hi­po­te­car más ac­ti­vos pa­ra ga­ran­ti­zar el cré­di­to. ¿Có­mo es­tá dis­tri­bui­do exac­ta­men­te el ne­go­cio de NH? En Es­pa­ña di­ga­mos que for­ma­mos par­te del pai­sa­je, por­que te­ne­mos una base ho­te­le­ra muy gran­de, con 180 ho­te­les en­tre pro­pios y ges­tio­na­dos, pe­ro te­ne­mos tam­bién una pre­sen­cia im­por­tan­tí­si­ma en Eu­ro­pa Cen­tral con ba­ses de ope­ra­cio­nes en Ale­ma­nia y Ams­ter­dam. Apar­te de es­to, es­ta­mos pre­sen­tes con fuer­za en Ar­gen­ti­na, Mé­xi­co, Chi­le, Uru­guay y aca­ba­mos de abrir muy re­cien­te­men­te en Co­lom­bia, en Bogotá. En to­da esa zo­na te­ne­mos una fuer­te pre­sen­cia y un buen ne­go­cio. Cam­bian­do de te­ma y vol­vien­do a la re­fi­nan­cia­ción: ¿có­mo es la con­vi­ven­cia con unos ban­cos que son a la vez ac­cio­nis­tas y acree­do­res? Bue­na. In­clu­so los pro­pios ban­cos se­pa­ran sus po­si­cio­nes co­mo ac­cio­nis­tas y acree­do­res, con re­pre­sen­tan­tes di­fe­ren­tes. Quie­nes es­tán en el con­se­jo del gru­po vie­nen de un área de in­ver­sión y los ges­to­res de los prés­ta­mos es­tán en otras uni­da­des de ne­go­cio. La re­la­ción con los ban­cos y el ni­vel de en­ten­di­mien­to son muy buenos. Y aho­ra, a mi­rar el fu­tu­ro con otras pers­pec­ti­vas...

“Hay mu­cho di­ne­ro en el mun­do dis­pues­to pa­ra in­ver­tir en ne­go­cios co­mo el del gru­po NH Ho­te­les”

Des­de que NH anun­ció que da­ba por ven­ci­do el acuer­do con HNA, a la com­pa­ñía le es­tán lle­gan­do lla­ma­das de to­do ti­po de in­ver­so­res y de otros gru­pos. NH sus­ci­ta mu­cho in­te­rés, di­ga­mos que tie­ne mu­cho sex ap­peal, se sa­be que es una com­pa­ñía mo­der­na, di­ver­si­fi­ca­da, con pro­yec­tos, con una plan­ti­lla muy jo­ven en la que, de sus 21.000 em­plea­dos, el 51% son me­no­res de 35 años y el 49,3% son mu­je­res. NH tie­ne mu­cho atrac­ti­vo y eso abre un aba­ni­co de nue­vas po­si­bi­li­da­des pa­ra el fu­tu­ro. Eso tie­ne pin­ta de que hay mu­cha gen­te dis­pues­ta a tra­ba­jar en es­te gru­po... Efec­ti­va­men­te, aca­ba de sa­lir el ran­quin de Mer­co [Mo­ni­tor Em­pre­sa­rial de Repu­tación Cor­po­ra­ti­va] y NH es la ter­ce­ra em­pre­sa es­pa­ño­la en­tre las pre­fe­ri­das pa­ra tra­ba­jar, so­bre to­do en­tre la gen­te jo­ven que quie­re un fu­tu­ro la­bo­ral es­ta­ble y con pers­pec­ti­vas.

¿A qué cree que se de­be es­te fe­nó­meno? Es­ta siem­pre ha si­do una com­pa­ñía muy preo­cu­pa­da y muy cons­cien­te en to­dos los te­mas de con­tra­ta­ción y for­ma­ción de jó­ve­nes, ade­más de es­tar muy com­pro­me­ti­da con to­dos los as­pec­tos de la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial cor­po­ra­ti­va, co­mo en cues­tio­nes de me­dio am­bien­te, que es to­da un área, don­de nos he­mos mar­ca­do ob­je­ti­vos am­bi­cio­sos de re­duc­ción de CO , de dis­mi­nu­ción de con­su

2 mos de agua y ener­gía, etc., que ya se van con­si­guien­do y que han he­cho a NH acree­do­ra de nu­me­ro­sos pre­mios. ¿Des­ta­ca­ría al­gún ras­go di­fe­ren­cial de NH en su ca­pa­ci­dad de atrac­ción de quie­nes quie­ren ve­nir a tra­ba­jar al gru­po y de otros po­si­bles in­ver­so­res? Es­ta es una com­pa­ñía muy pro­fe­sio­na­li­za­da. No es una em­pre­sa de ca­rác­ter fa­mi­liar, co­mo otras, so­bre to­do en Es­pa­ña. Tie­ne ac­cio­nis­tas ins­ti­tu­cio­na­les muy im­por­tan­tes y creo que po­dría­mos de­fi­nir­la co­mo un os­cu­ro ob­je­to

de de­seo. La he de­fi­ni­do an­tes co­mo un dia­man­te en bru­to, pe­ro de ver­dad que no se pue­de ima­gi­nar na­die la can­ti­dad de lla­ma­das que es­ta­mos re­ci­bien­do des­de que se anun­ció la sus­pen­sión del acuer­do con HNA. Hay mu­cho di­ne­ro en el mun­do dis­pues­to a in­ver­tir en ne­go­cios co­mo es­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.