Ba­ña­dor

Tiempo - - ZOOM -

Mu­chas ve­ces me he pre­gun­ta­do cuál es exac­ta­men­te el tra­ba­jo del prín­ci­pe de Mó­na­co. A qué ho­ra se le­van­ta­rá, cuán­tos de­cre­tos fir­ma­rá, de cuán­tos embajadores re­ci­bi­rá car­tas cre­den­cia­les (y dón­de los po­ne lue­go), qué ha­rá en los con­se­jos de mi­nis­tros, có­mo y de qué ha­bla­rá con su je­fe de Go­bierno y con el de la leal opo­si­ción. Es un tra­ba­jo si­len­cio­so pe­ro evi­den­te­men­te ago­ta­dor: no hay más que ver la can­ti­dad de va­ca­cio­nes que ne­ce­si­ta es­te hom­bre. Lo úl­ti­mo que sé de él es que, en uso de sus atri­bu­cio­nes cons­ti­tu­cio­na­les, se ha pues­to un ba­ña­dor sin du­da di­se­ña­do por Paco Cla­vel, y él y su ba­rri­go­ta se han ti­ra­do a las frías aguas del Me­di­te­rrá­neo pa­ra ayu­dar a una aso­cia­ción be­né­fi­ca. Cuán­to te­ne­mos que su­frir los po­de­ro­sos, ¿ver­dad?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.