Del ta­lan­te al bis­tu­rí

Tiempo - - ESPAÑA - FAUSTINO F. ÁL­VA­REZ

fue to­reo de sa­lón el re­le­vo del ta­lan­te por el bis­tu­rí. Qui­zá ha­ya in­flui­do el es­ca­so mar­gen de ma­nio­bra par­la­men­ta­ria que otor­ga a la cá­ma­ra la ma­yo­ría ab­so­lu­ta del PP, tam­bién por la evi­den­cia de que son es­ca­sas las al­ter­na­ti­vas al ca­mino pa­ra ate­nuar los efec­tos de la cri­sis, y sin ol­vi­dar el sín­dro­me de fa­ti­ga pre­via que ori­gi­nan las fies­tas na­vi­de­ñas. Lo cier­to es que el día y me­dio de debate de in­ves­ti­du­ra de Ma­riano Ra­joy trans­cu­rrió sin so­bre­sal­tos, por las aguas in­mó­vi­les de la re­sig­na­ción y por la au­to­pis­ta de al­gu­nas es­pe­ran­zas. Ra­joy anun­ció lo pre­vis­to, y con­cre­tó lo im­pres­cin­di­ble, por lo que quie­nes le acu­sa­ban de te­ner un pro­gra­ma en las nu­bes se lo to­ma­ron con más cal­ma de­jan­do los ca­po­ta­zos pa­ra el mo­men­to en que el to­ro ha­ya sal­ta­do al ruedo.

El trán­si­to en­tre el apa­ga­do ta­lan­te de Za­pa­te­ro y el bis­tu­rí en­vuel­to en se­da de Ra­joy se es­ce­ni­fi­có con una abu­rri­da pro­fe­sio­na-

El debate de in­ves­ti­du­ra de Ra­joy trans­cu­rrió sin so­bre­sal­tos, por las aguas in­mó­vi­les de la re­sig­na­ción

li­dad, sa­be­do­res los 350 dipu­tados de que ya an­tes de la apertura de la se­sión es­ta­ba to­do el pes­ca­do ven­di­do. Tam­bién van a te­ner ra­zón quie­nes ase­gu­ran que Ra­joy tie­ne una con­di­ción psi­co­ló­gi­ca que le ha­ce sen­tir­se más se­gu­ro co­mo pre­si­den­te que co­mo can­di­da­to. Por­que hi­zo una ex­hi­bi­ción de ve­te­ra­nía, y ni los de Amaiur lo sa­ca­ron de sus ca­si­llas. In­clu­so cam­bió el tono de sus dis­cur­sos, es­ta vez con es­ca­sas con­ce­sio­nes a la nie­bla y a las du­das, co­gien­do el to­ro por los cuer­nos y lla­man­do pan al pan, y vino al vino.

A las 13.37 del 20 de di­ciem­bre de 2011, mien­tras los ni­ños del Co­le­gio de San Il­de­fon­so tem­pla­ban la voz pa­ra el sor­teo del Gor­do, en el ca­se­rón de la Ca­rre­ra de San Je­ró­ni­mo se es­ce­ni­fi­ca­ba la al­ter­nan­cia en el po­der. Se le­van­ta­ba la se­sión, pe­ro se ini­cia­ba la sin­gla­du­ra con el pue­blo en la ca­lle com­pran­do uvas en las tien­das ba­ra­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.