Ca­so Ur­dan­ga­rín: las fun­da­cio­nes y em­pre­sas del abo­ga­do del Rey

Des­pués de que el ase­sor ju­rí­di­co del rey Juan Car­los re­co­men­da­ra a Iña­ki Ur­dan­ga­rín des­vin­cu­lar­se de sus ac­ti­vi­da­des em­pre­sa­ria­les, la pre­sen­cia de am­bos en fun­da­cio­nes y em­pre­sas les co­nec­tó de nue­vo.

Tiempo - - ESPAÑA - JAVIER OTE­RO jo­te­ro.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

Jo­sé Ma­nuel Ro­me­ro Mo­reno, conde de Fon­tao, es el abo­ga­do del Rey y su fa­mi­lia. Ha ju­ga­do un pa­pel re­le­van­te en el ca­so Ur­dan­ga­rín, ya que re­co­men­dó al ma­ri­do de la in­fan­ta Cris­ti­na que se re­ti­ra­ra de sus ac­ti­vi­da­des em­pre­sa­ria­les a ins­tan­cias de la Ca­sa Real. Su des­pa­cho de abo­ga­dos es­tá es­pe­cia­li­za­do en con­sul­to­ría de em­pre­sas y fun­da­cio­nes y Ro­me­ro ha acom­pa­ña­do a miem­bros de la Fa­mi­lia Real en el pa­tro­na­to de al­gu­nas de ellas co­mo ase­sor.

No per­te­ne­ció, sin em­bar­go, a las que creó Iña­ki Ur­dan­ga­rín, aunque una de las fun­da­cio­nes en las que es­tá pre­sen­te el abo­ga­do del Rey, la fun­da­ción Edu- ca­ción pa­ra el Em­pleo, man­tu­vo un acuer­do de co­la­bo­ra­ción con la fun­da­ción Mix­ta Áfri­ca, de la em­pre­sa del mis­mo nom­bre en la que in­vir­tió Ai­zoon, la em­pre­sa de la in­fan­ta Cris­ti­na e Ur­dan­ga­rín.

Se­gún co­mu­ni­có la Ca­sa Real pa­ra ex­pli­car su des­con­ten­to con las ac­ti­vi­da­des del ma­ri­do de la in­fan­ta Cris­ti­na, Jo­sé Ma­nuel Ro­me­ro fue el en­car­ga­do, en 2006, de in­ten­tar po­ner or­den en los ne­go­cios de Iña­ki Ur­dan­ga­rín cuan­do es­tos co­men­za­ron a sa­lir a la luz de­bi­do a ini­cia­ti­vas de los gru­pos po­lí­ti­cos en los par­la­men­tos ba­lear y va­len­ciano, don­de las em­pre­sas y fun­da­cio­nes en las que par­ti­ci­pa­ba Ur­dan­ga­rín ha­bían si­do con­tra­ta­das.

A par­tir de ahí, to­dos los me­dios han en­fo­ca­do la aten­ción en el re­le­van­te pa­pel del hom­bre que guar­da bue­na par­te de los se­cre­tos per­so­na­les del Rey. Es­ta re­vis­ta des­ve­ló ha­ce tres años que Ro­me­ro Mo­reno, conde de Fon­tao, se pre­sen­ta­ba en sus ne­go­cios y en las fun­da­cio­nes en las que te­nía pre­sen­cia, li­te­ral­men­te, co­mo “Ase­sor Ju­rí­di­co de la Per­so­na, Fa­mi­lia y Ca­sa de Su Ma­jes­tad el Rey Don Juan Car­los”. Es de­cir, que es el abo­ga­do del Rey y de su fa­mi­lia en sus asun­tos par­ti­cu­la­res. El conde de Fon­tao, por ejem­plo, reali­zó las pri­me­ras ges­tio­nes en el pro­ce­so de se­pa­ra­ción en­tre la in­fan­ta Ele­na y Jai­me de Ma­ri­cha­lar.

Po­ner or­den.

La pre­sen­cia de Jo­sé Ma­nuel Ro­me­ro en nu­me­ro­sas fun­da­cio­nes res­pon­de a ve­ces a los ser­vi­cios de ase­so­ría que pres­ta a la Fa­mi­lia Real. Así ocu­rrió en el pa­sa­do con la fun­da­ción Rei­na So­fía, o cuan­do es­tu­vo en la fun­da­ción Axa, de la que Jai­me de Ma­ri­cha­lar fue pre­si­den­te has­ta que se se­pa­ró de la in­fan­ta Ele­na. Tam­bién se en­cuen­tra en fun­da­cio­nes que ha­bi­tual­men­te cuen­tan con el apo­yo de los Re­yes, y en otras a tí­tu­lo par­ti­cu­lar.

En 2006, Jo­sé Ma­nuel Ro­me­ro, ase­sor del rey Juan Car­los y ex­per­to en fun­da­cio­nes, in­ten­ta­ba po­ner or­den en los ne­go­cios de Ur­dan­ga­rín y le acon­se­jó que se re­ti­ra­ra de las ac­ti­vi­da­des que rea­li­za­ba prin­ci­pal­men­te a tra­vés del Ins­ti­tu­to Nóos cuan­do com­pro­bó que no era cier­to que es­tas no tu­vie­ran áni­mo de lu­cro. Ro­me­ro, ade­más, des­acon­se­jó a Ur­dan­ga­rín que crea­ra otra fun­da­ción pa­ra reor­de­nar sus ac­ti­vi­da­des.

Pe­ro el hom­bre de con­fian­za del Rey no tu­vo éxi­to en es­to úl­ti­mo, ya que Ur­dan­ga­rín creó una nue­va ins­ti­tu­ción co­mo nue­va ca­be­ce­ra de sus ne­go­cios. En di­ciem­bre de 2006, el ma­ri­do de la in­fan­ta Cris­ti­na creó la fun­da­ción De­por­te, Cul­tu­ra e In­te­gra­ción So­cial, orien­ta­da a ni­ños dis­ca­pa­ci­ta­dos. Es­ta es due­ña de la em­pre­sa De Goes Cen­ter

for Sta­kehol­der Ma­na­ge­ment, due­ña a su vez de otra so­cie­dad con el mis­mo nom­bre ra­di­ca­da en el pa­raí­so fis­cal de Be­li­ce, ha­cia el que, se­gún la in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial, pu­die­ron tras­va­sar­se fon­dos.

En el mis­mo mes de di­ciem­bre de 2006 se ins­cri­bió ofi­cial­men­te la fun­da­ción Edu­ca­ción pa­ra el Em­pleo, don­de el ase­sor del rey, Jo­sé Ma­nuel Ro­me­ro, apa­re­ce co­mo pre­si­den­te. Tam­bién for­ma par­te de la mis­ma co­mo pa­trono Ricardo Díaz Ho­chleit­ner, en­ton­ces se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Ca­sa Real.

Por su par­te, en 2007, la so­cie­dad Ai­zoon, de Iña­ki Ur­dan­ga­rín y la in­fan­ta Cris­ti­na, en­tró a for­mar par­te del ac­cio­na­ria­do de la em­pre­sa Mix­ta Áfri­ca. Es­ta en­ti­dad, que se de­di­ca a la cons­truc­ción y ha rea­li­za­do im­por­tan­tes pro­yec­tos en paí­ses de ese con­ti­nen­te, in­clui­do Ma­rrue­cos, cuen­ta con una fun­da­ción con su mis­mo nom­bre que apo­ya uno de los pro­gra­mas de la fun­da­ción Edu­ca­ción pa­ra el Em­pleo, en cu­yo na­ci­mien­to, co­mo se ha di­cho an­tes, apa­re­cen el ase­sor ju­rí­di­co del Rey, Ro­me­ro Mo­reno, y el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Ca­sa Real, Díaz Ho­chleit­ner. Des­de ju­lio de 2011, el fi­nan­cie­ro Al­do Ol­ce­se ocu­pa la pre­si­den­cia de es­ta úl­ti­ma en­ti­dad, aunque Ro­me­ro si­gue en el pa­tro­na­to. Ol­ce­se ha si­do con­de­co­ra­do tan­to por el rey de Ma­rrue­cos co­mo por el de Es­pa­ña. Ade­más, se­gún el dia­rio Pú­bli­co, Ai­zoon, la em­pre­sa de Ur­dan­ga­rín, co­bró por ser­vi­cios de ase­so­ría in­mo­bi­lia­ria en es­te con­ti­nen­te 445.000 eu­ros en­tre 2006 y 2009 a la em­pre­sa Mix­ta Áfri­ca.

Los ne­go­cios del ase­sor del rey.

El acuer­do de co­la­bo­ra­ción en­tre las dos fun­da­cio­nes se hi­zo pú­bli­co en 2009, cuan­do la fun­da­ción Edu­ca­ción pa­ra el Em­pleo reali­zó su pre­sen­ta­ción en Es­pa­ña. Es­ta ins­ti­tu­ción es la ra­ma es­pa­ño­la de Edu­ca­tion for Em­ploy­ment Foun­da­tion, una en­ti­dad sin áni­mo de lu­cro que cuen­ta con el apo­yo, en­tre otros pa­tro­ci­na­do­res, del De­par­ta­men­to de Es­ta­do es­ta­dou­ni­den­se y que se orien­ta ha­cia los pro­ble­mas del des­em­pleo de Orien­te Pró­xi­mo y Nor­te de Áfri­ca. La fun­da­ción Mix­ta Áfri­ca par­ti­ci­pa con­cre­ta­men­te en un pro­gra­ma pa­ra jó­ve­nes egip­cios de la fun­da­ción Edu­ca­ción pa­ra el Em­pleo.

Ro­me­ro tam­bién tie­ne sus ne­go­cios pri­va­dos, ade­más de ase­so­rar al Rey en sus asun­tos par­ti­cu­la­res, a los miem-

Ro­me­ro se pre­sen­ta­ba en sus ne­go­cios pri­va­dos co­mo ase­sor del Rey pa­ra sub­ra­yar su pres­ti­gio

bros de la Fa­mi­lia Real y tam­bién a la Ca­sa Real me­dian­te un con­tra­to ex­terno de ser­vi­cios. Zar­zue­la cuen­ta ade­más con el apo­yo de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Asun­tos Ju­rí­di­cos del Es­ta­do.

El conde de Fon­tao usa­ba su car­ta de pre­sen­ta­ción co­mo “Ase­sor Ju­rí­di­co de la Per­so­na, Fa­mi­lia y Ca­sa de Su Ma­jes­tad el Rey Don Juan Car­los”, por ejem­plo, en la so­cie­dad de ca­pi­tal ries­go Axon, don­de es due­ño de una par­ti­ci­pa­ción a tra­vés de su so­cie­dad par­ti­cu­lar Tei­fe In­ver­sio­nes. En Axon par­ti­ci­pa tam­bién la Fun­da­ción Ge­ne­ral de la Uni­ver­si­dad Po­li­téc­ni­ca de Ma­drid, de la que es pre­si­den­ta de ho­nor la rei­na So­fía.

El pro­pio abo­ga­do del Rey con­si­de­ra que po­ner de re­lie­ve su re­la­ción con el Rey y su fa­mi­lia era una ma­ne­ra de sub­ra­yar su pres­ti­gio pro­fe­sio­nal, se­gún con­fe­só en 2008 a es­ta re­vis­ta. Po­co des­pués de que se pu­bli­ca­ran es­tos de­ta­lles, el conde de Fon­tao in­tro­du­jo un ma­tiz en es­ta pre­sen­ta­ción en Axon Ca­pi­tal e In­ver­sio­nes. Des­apa­re­ció en la web de es­ta em­pre­sa la fra­se de pre­sen­ta­ción, que fue sus­ti­tui­da por otra más sim­ple: “Ase­sor ju­rí­di­co ex­terno de la Ca­sa de Su Ma­jes­tad el Rey Don Juan Car­los”. Hoy, en la web de Axon Ca­pi­tal ni si­quie­ra apa­re­ce en­tre su equi­po Jo­sé Ma­nuel Ro­me­ro, a pe­sar de que, se­gún el re­gis­tro mer­can­til, es su pre­si­den­te.

Hay otra coin­ci­den­cia en­tre el abo­ga­do del Rey e Iña­ki Ur­dan­ga­rín re­la­cio­na­da con es­ta em­pre­sa, ade­más de la que exis­te en­tre las fun­da­cio­nes ya ci­ta­das. Una de las prin­ci­pa­les apues­tas de Axon ca­pi­tal es un fon­do de ca­pi­tal ries­go pa­ra in­ver­tir en la In­dia. El fi­nan­cie­ro ori­gi­na­rio de ese país Ram­chad Bhav­na­ni fue uno de los prin­ci­pa­les in­ver­so­res y pre­si­den­te del con­se­jo de su­per­vi­sión de es­te fon­do de la em­pre­sa par­ti­ci­pa­da por el ase­sor del mo­nar­ca. Bhav­na­ni fue tam­bién, has­ta enero de es­te año, con­se­je­ro de Ren­ta Cor­po­ra­ción Real Es­ta­te. Es­ta em­pre­sa, a su vez, es uno de los ac­cio­nis­tas prin­ci­pa­les de Mix­ta Áfri­ca, pre­ci­sa­men­te la em­pre­sa en la que par­ti­ci­pa Iña­ki Ur­dan­ga­rín a tra­vés de su so­cie­dad Ai­zoon.

El abo­ga­do del Rey es tam­bién miem­bro del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de Pa­tri­mo­nio Na­cio­nal, el or­ga­nis­mo pú­bli­co que ges­tio­na los bie­nes es­ta­ta­les de uso y dis­fru­te de la Fa­mi­lia Real. Ro­me­ro co­men­zó a tra­ba­jar pa­ra el rey Juan Car­los en 1993, de la mano del en­ton­ces je­fe de la Ca­sa Real, Fer­nan­do Al­man­sa. Aunque ha in­ter­ve­ni­do en asun­tos es­tric­ta­men­te pri­va­dos del Rey, co­mo la ven­ta de Vi­lla Giralda, la vi­vien­da de don Juan, su pa­dre, Jo­sé Ma­nuel Ro­me­ro no se con­si­de­ra el in­ten­den­te real. Es­ta fi­gu­ra es la que uti­li­za­ba pa­ra ex­pli­car su po­si­ción ha­ce años Ma­nuel Pra­do y Co­lón de Carvajal. Ro­me­ro em­pe­zó a ase­so­rar al Rey coin­ci­dien­do con el de­cli­ve de Ma­nuel Pra­do en Zar­zue­la por su im­pli­ca­ción en va­rios es­cán­da­los fi­nan­cie­ros.

En­tre­tan­to, con las me­di­das de trans­pa­ren­cia to­ma­das por la Ca­sa Real con el des­glo­se de sus pre­su­pues­tos de por me­dio, si­guen sa­lien­do a la luz nue­vos con­tra­tos y otros in­ten­tos en esa lí­nea del ma­ri­do de la in­fan­ta Cris­ti­na. Los úl­ti­mos co­no­ci­dos han si­do las ten­ta­ti­vas de con­se­guir con­tra­tos con los equi­pos de fút­bol del Real Ma­drid, Va­len­cia y Vi­lla­rreal, ade­más de con la Ge­ne­ra­li­tat ca­ta­la­na.

Con­fian­za. Ro­me­ro sa­lu­da al Rey en la au­dien­cia al con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de Pa­tri­mo­nio Na­cio­nal el día 20.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.