Car­ga y des­car­ga

Tiempo - - OPINIÓN - ELISA BENI

la jus­ti­cia es igual pa­ra to­dos, nos re­cor­dó el sue­gro des­de su po­si­ción in­vio­la­ble. Y lle­va ra­zón, Con­se­jo de Mi­nis­tros me­dian­te. La Jus­ti­cia es igual, oí­mos, y un co­ri­feo des­ple­ga­ble ala­bó que re­co­no­cie­ra que los yer­nos ru­bios pue­den ser con­de­na­dos y ex­pul­sa­dos del pa­raí­so y trans­por­ta­dos al in­fierno, si lu­gar hu­bie­ra. Ca­za­da la piel del du­que por tan real ri­fle to­do es ya una or­gía de dar por he­cho y so­lo nos fal­ta la sen­ten­cia po­pu­lar pa­ra po­ner­le una pul­se­ra de vi­gi­lan­cia a la Mo­nar­quía.

Pe­ro si la Jus­ti­cia es igual, lo es en su ver­tien­te de car­ga, esa que to­dos en­ten­di­mos, pe­ro tam­bién en la de des­car­ga. Las mis­mas obli­ga­cio­nes -aún si lle­vas en bra­zos a los ta­ta­ra­nie­tos de un Al­fon­so- pe­ro tam­bién los mis­mos de­re­chos de de­fen­sa, de pre­sun­ción de inocen­cia y a ob­te­ner la tu­te­la ju­di­cial efec­ti­va, in­clu­yen­do que no se co­noz­can los da­tos de un su­ma­rio de­cla­ra­do se­cre­to. La san­gre azul no sus­trae de la ac­ción del

Ca­za­da la piel del du­que por tan real ri­fle to­do es ya una or­gía de dar por he­cho

De­re­cho Pe­nal pe­ro en es­ta Es­pa­ña ser no­ble o mi­nis­tro o tal vez muy ri­co, es­tá em­pe­zan­do a ser si­nó­ni­mo de ser de peor con­di­ción y ya ni si­quie­ra se es­pol­vo­rean unos pre­sun­tos aquí y allí cuan­do se in­for­ma o se pre­go­na o se mer­ca­dea con los ca­sos. Eso lo ha­cen los mis­mos a los que a ve­ces se les ha lle­ga­do a leer “pre­sun­to ca­dá­ver” en un ca­so de ase­si­na­to vul­gar­men­te me­dia­ti­za­do, por re­duc­ción al ab­sur­do, pa­ra evi­tar una que­re­lla. Y la Jus­ti­cia es igual tam­bién pa­ra jue­ces y fis­ca­les. Esos que sa­ben que mien­tras ha­cen de pro­ce­sa­lis­tas e ins­tru­yen en se­cre­to a vo­ces y a por­ta­das es­tán cau­san­do in­de­fen­sión a las per­so­nas a las que aún no han impu­tado. Los que ni si­quie­ra in­ves­ti­gan las fil­tra­cio­nes de esos do­cu­men­tos que han de­bi­do sa­lir de al­gún si­tio y de al­gu­na per­so­na con res­pon­sa­bi­li­dad pe­nal por ello. Den­me Jus­ti­cia pa­ra to­dos y lue­go dé­jen­la que ac­túe.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.