Pri­va­ti­za­cio­nes: ¿mi­sión im­po­si­ble?

Apar­te de las que de­jó pen­dien­tes el Go­bierno de Ro­drí­guez Za­pa­te­ro, el nue­vo equi­po eco­nó­mi­co de Ma­riano Ra­joy de­be de­ci­dir si fi­nal­men­te ven­de más par­ti­ci­pa­cio­nes es­ta­ta­les en em­pre­sas.

Tiempo - - ECONOMÍA - MIGUEL CI­FUEN­TES tiem­po@gru­po­ze­ta.es

El nue­vo Go­bierno tie­ne so­bre la me­sa las pri­va­ti­za­cio­nes de em­pre­sas que de­jó pen­dien­tes el Go­bierno de Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro. Col­ga­das se que­da­ron las ven­tas del 30% de Lo­te­rías y Apues­tas del Es­ta­do y el 49% de AE­NA, la em­pre­sa pú­bli­ca de ae­ro­puer­tos. La So­cie­dad Es­ta­tal de Par­ti­ci­pa­cio­nes In­dus­tria­les (SEPI) y sus pa­que­tes de par­ti­ci­pa­cio­nes de em­pre­sas es otra op­ción dis­po­ni­ble. El Eje­cu­ti­vo tie­ne vía li­bre, se­gún con­fir­man fuen­tes del Con­se­jo Con­sul­ti­vo de Pri­va­ti­za­cio­nes (CCP), y aho­ra to­do de­pen­de de la ur­gen­cia que ten­ga en el sa­nea­mien­to de las cuen­tas pú­bli­cas y el adel­ga­za­mien­to del sec­tor pú­bli­co em­pre­sa­rial. Pe­ro los ex­per­tos du­dan de que es­te sea un buen mo­men­to pa­ra ven­der.

“Es­te 2012 no es un buen año pa­ra rea­li­zar ac­ti­vos pú­bli­cos, una co­yun­tu­ra re­ce­si­va re­trae a los com­pra­do­res, a me­nos que se mal­ven­dan las em­pre­sas”, di­ce a Tiem­po un ana­lis­ta de un ban­co de in­ver­sión. En 2011 los com­pra­do­res no acep­ta­ron los pre­cios que se pe­dían por un pa­que­te mi­no­ri­ta­rio de AE­NA y el 30% de Lo­te­rías y Apues­tas del Es­ta­do y las ven­tas se sus­pen­die­ron. El mer­ca­do, se­gún es­te mis­mo ana­lis­ta, es­tá hoy peor que ha­ce un año. “Las pri­va­ti­za­cio­nes –aña­de– se­rán po­si­bles cuan­do la co­yun­tu­ra y la ima­gen de Es­pa­ña me­jo­ren en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les. Hay mu­chos in­ver­so­res y fon­dos so­be­ra­nos muy po­ten­tes y li­qui­dez abun­dan­te en el mun­do fi­nan­cie­ro in­ter­na­cio­nal. Di­ne­ro hay, lo que fal­ta es con­fian­za”.

La ame­na­za de la deu­da.

Es­pa­ña tie­ne en­ci­ma la es­pa­da de Da­mo­cles. El pre­si­den­te Ra­joy se ha com­pro­me­ti­do a re­du­cir el dé­fi­cit pú­bli­co al 4,4% del PIB en 2012, un ob­je­ti­vo di­fí­cil, so­bre to­do tras con­fir­mar­se que no se cum­pli­rá el 6% com­pro­me­ti­do en 2011. Bru­se­las exi­ge 30.000 mi­llo­nes más de re­cor­te en gas­to pú­bli­co, lo que in­du­ce a pen­sar que se­rá por vía pre­su­pues­ta­ria. So­lo en un se­gun­do tér­mino se re­to­ma­rían las ven­tas de ac­ti­vos pú­bli­cos, en suspenso des­de 2011, se­gún con­fir­man me­dios cer­ca­nos al PP.

El pre­si­den­te del Con­se­jo Con­sul­ti­vo de Pri­va­ti­za­cio­nes, el ca­te­drá­ti­co de Po­lí­ti­ca Eco­nó­mi­ca de la Uni­ver­si­dad de Al­ca­lá, Juan R. Cua­dra­do Rou­ra, se­ña­la que “el pa­no­ra­ma no es­tá pa­ra pri­va­ti­za­cio­nes, las gran­des cuen­tas pú­bli­cas no se arre­glan ven­dien­do AE­NA y Lo­te­rías, o par­ti­ci­pa­cio­nes mi­no­ri­ta­rias en em­pre­sas, aunque la ven­ta de ac­ti­vos pú­bli­cos es­tá siem­pre abier­ta y es un com­ple­men­to”.

Joa­quín Tri­go, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Eco­nó­mi­cos (IEE), coin­ci­de con es­ta opi­nión y sub­ra­ya que el Go­bierno ten­drá que ha­cer un ajus­te pre­su­pues­ta­rio se­ve­ro y adel­ga­zar muy se­ria­men­te el sec­tor pú­bli­co em­pre­sa­rial. “Las pri­va­ti­za­cio­nes y la ven­ta de par­ti­ci­pa­cio­nes de la SEPI, son una pe­que­ña par­te del ajus­te en el sec­tor pú­bli­co em­pre­sa­rial, cu­yo ta­ma­ño ni si­quie­ra co­no­ce­mos”, aña­de.

El di­rec­tor del IEE se­ña­la que “ex­per­tos pri­va­dos, y tam­bién la CEOE, han cen­sa­do en­tre 4.000 y 9.000 las em­pre­sas, or­ga­nis­mos, fun­da­cio­nes y en­tes en las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas. Ahí sí que ha­ce fal­ta ajus­te”. Y a con­ti­nua­ción vuel­ve a re­cal­car que, en su opi­nión, no es mo­men­to pa­ra ven­der: “El año 2012 no pin­ta bien pa­ra pri­va­ti­za­cio­nes, no me ima­gino qué agu­je­ro pue­de ta­par el nue­vo Go­bierno con la ven­ta de Lo­te­rías del Es­ta­do o AE­NA u otras em­pre­sas, ¿cuán­to va a in­gre­sar?, si no hu­bo com­pra­do­res ha­ce unos me­ses, aho­ra tam­po­co”.

El nue­vo Go­bierno tie­ne en el pun­to de mi­ra 3.800 em­pre­sas y or­ga­nis­mos pú­bli­cos de las tres ad­mi­nis­tra­cio­nes, de las que Ra­joy di­jo en la cam­pa­ña elec­to­ral que so­bran la mi­tad. Eso for­ma­ría par­te del ajus­te del sec­tor pú­bli­co, una ope­ra­ción de más ca­la­do, que con­tem-

pla­ría ven­tas, cie­rres o li­qui­da­cio­nes. El PP man­da en la ma­yo­ría de au­to­no­mías y ayun­ta­mien­tos y pue­de ha­cer­lo.

Hay otro sec­tor don­de ca­ben pri­va­ti­za­cio­nes, en el enor­me pa­tri­mo­nio in­mo­bi­lia­rio del Es­ta­do. Tan­to Cua­dra­do Rou­ra co­mo Tri­go es­ti­man que son ac­ti­vos rea­li­za­bles, pe­ro “no es na­da fá­cil con el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio hun­di­do”. Y pa­ra mues­tra, un bo­tón, el Mi­nis­te­rio de De­fen­sa in­ten­ta des­de ha­ce me­ses ven­der tres hos­pi­ta­les mi­li­ta­res en Ma­drid ca­pi­tal y un sa­na­to­rio de la Ar­ma­da en la sie­rra, con des­cuen­tos de has­ta el 60%, y no en­cuen­tra com­pra­do­res.

Es­tos ex­per­tos re­cuer­dan tam­bién el ca­so de Gre­cia, que es­tá in­ten­tan­do ha­cer di­ne­ro co­mo sea y ven­der sus na- vie­ras, la com­pa­ñía aé­rea de ban­de­ra e in­clu­so is­las en el mar Egeo, to­do ello con po­co éxi­to.

Por su par­te, en­ti­da­des ex­pe­ri­men­ta­das co­mo Bos­ton Con­sul­ting o So­cié­té Gé­né­ra­le, ha­bi­tua­les en ope­ra­cio­nes cor­po­ra­ti­vas, tam­bién ven di­fí­cil pri­va­ti­zar ac­ti­vos pú­bli­cos en Es­pa­ña en 2012. “El año se pre­sen­ta muy in­cier­to –ad­vier­ten– y los in­ver­so­res no tie­nen con­fian­za, aunque di­ne­ro y li­qui­dez hay en el mun­do en can­ti­da­des in­gen­tes”.

Az­nar ven­dió las jo­yas.

El ma­yor pri­va­ti­za­dor fue el Go­bierno de Jo­sé Ma­ría Az­nar. En­tre 1996 y 2004 con­cen­tró la ma­yor su­ce­sión de ven­tas de la his­to­ria mo­der­na. Ca­si cin­cuen­ta em­pre­sas pú­bli­cas im­por­tan­tes de los sec­to­res de elec­tri­ci­dad, pe­tró­leo, gas, te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, ban­ca, trans­por­te aé­reo, ma­rí­ti­mo y te­rres­tre, si­de­rur­gia, ae­ro­náu­ti­ca, et­cé­te­ra, fue­ron ven­di­das to­tal o par­cial­men­te por el Go­bierno. Se­gún la SEPI el Es­ta­do in­gre­só mas de 30.000 mi­llo­nes en esos años. Las más

so­na­das fue­ron la ven­ta del 20,9% del ca­pi­tal de Te­le­fó­ni­ca por va­lor de 3.700 mi­llo­nes de eu­ros, el 29,9% de Ar­gen­ta­ria (hol­ding de ban­cos pú­bli­cos) por 2.200 mi­llo­nes, o la ven­ta del 54% de Ta­ba­ca­le­ra, que re­por­tó 2.000 mi­llo­nes. En dos años, en­tre 1997 y 1998, el Es­ta­do in­gre­só en sus ar­cas más de 25.000 mi­llo­nes de eu­ros, se­gún da­tos del Con­se­jo Con­sul­ti­vo de Pri­va­ti­za­cio­nes. Y si se ana­li­zan los úl­ti­mos quin­ce años, el Es­ta­do ha ven­di­do 62 em­pre­sas par­ti­ci­pa­das y ha re­cau­da­do 34.000 mi­llo­nes, se­gún da­tos del Con­se­jo. Esos in­gre­sos sir­vie­ron pa­ra ayu­dar a sa­near las cuen­tas pú­bli­cas y per­mi­tir a Es­pa­ña el in­gre­so en el eu­ro en el año 2002.

En cual­quier ca­so na­die cree hoy, con una co­yun­tu­ra de­pri­mi­da, que el Es­ta­do pue­da ven­der em­pre­sas y par­ti­ci­pa­cio­nes por va­lor de 20.000 mi­llo­nes, co­mo lle­gó a de­cir el an­te­rior Go­bierno. A día de hoy po­drían con­se­guir­se co­mo mu­cho 10.000 mi­llo­nes, mal­ven­dien­do, y de­pen­de de lo que se pri­va­ti­ce, se­gún ex­per­tos con­sul­ta­dos.

El an­te­rior Go­bierno, acu­cia­do por la deu­da y el dé­fi­cit, y en un ac­to de vo­lun­ta­ris­mo, lle­gó a eva­luar to­dos los ac­ti­vos pú­bli­cos ven­di­bles, in­clu­yen­do to­das las gran­des com­pa­ñías y par­ti­ci­pa­cio­nes em­pre­sa­ria­les que man­tie­ne to­da­vía el Es­ta­do, has­ta Ren­fe y Co­rreos.

Cua­dra­do Rou­ra, se­ña­la que “es im­po­si­ble ha­cer un cálcu­lo rea­lis­ta de lo que se pue­de in­gre­sar por pri­va­ti­za­cio­nes, hay mu­chas em­pre­sas pú­bli­cas in­ven­di­bles tal co­mo es­tán, y las par­ti­ci­pa­cio­nes en bue­nas em­pre­sas, en la co­yun­tu­ra ac­tual de bol­sa, se­rían mal­ven­di­das. Po­dría pri­va­ti­zar­se la par­te de Ren­fe re­fe­ri­da a trans­por­te de mer­can­cías, ahí hay mu­cho que me­jo­rar con ges­tión pri­va­da, te­ne­mos un 3% de trans­por­te fe­rro­via­rio de mer­can­cías, una ci­fra ri­dí­cu­la”. Pa­ra­do­res Na­cio­na­les no es fá­cil de ven­der, ni co­mo ca­de­na de ho­te­les ni tro­ceán­do­la, ya que ade­más afec­ta a mu­chos edi­fi­cios pro­te­gi­dos co­mo pa­tri­mo­nio ar­tís­ti­co na­cio­nal. “Co­rreos no es ven­di­ble tal co­mo es­tá, con el mer­ca­do postal li­be­ra­li­za­do y per­dien­do cuo­ta. Y si ha­bla­mos de par­ti­ci­pa­cio­nes ven­di­bles de la SEPI, el 5% de Ibe­ria, el 20% de Red Eléc­tri­ca Es­pa­ño­la o el 8,6% de Ebro Foods, se­ría po­co ra­zo­na­ble a los pre­cios de bol­sa de hoy, y el 4,5% de la ae­ro­náu­ti­ca EADS (Air­bus) es es­tra­té­gi­co”, ad­vier­te Cua­dra­do Rou­ra.

Ade­más, es­tos pro­ce­sos son muy len­tos y ne­ce­si­tan mu­cha bu­ro­cra­cia, una subas­ta abier­ta y trans­pa­ren­te, mu­cha pre­pa­ra­ción y com­ple­ji­dad y, so­bre to­do, com­pra­do­res. Cua­dra­do Rou­ra en­tien­de que las gran­des pri­va­ti­za­cio­nes son his­to­ria: “El ajus­te prin­ci­pal es el pre­su­pues­ta­rio. Ni el dé­fi­cit ni la deu­da pú­bli­ca se pue­den re­du­cir sus­tan­cial­men­te con pri­va­ti­za­cio­nes”, re­cal­ca el pre­si­den­te del CCP.

Frustración. El Es­ta­do es­pe­ra­ba re­cau­dar 7.000 mi­llo­nes por la ven­ta del 30% de Lo­te­rías, pe­ro el mer­ca­do ofre­cía me­nos de 5.000.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.