Due­lo de pa­pás

Tiempo - - ZOOM -

he aquí una fa­mi­lia nu­me­ro­sa, bien ali­men­ta­da, atrin­che­ra­da en el op­ti­mis­mo de quie­nes se sien­ten a sal­vo de la po­bre­za. Una fa­mi­lia que ofi­cia de pi­lar de un or­den y de una na­ción. A sus miem­bros no les ha­ce fal­ta lle­var uni­for­me pa­ra pa­re­cer la mis­ma per­so­na. Se no­ta que les chi­fla com­par­tir to­do: ru­ti­nas y dog­mas. Sor­pren­de que no es­té jun­to a ellos un exul­tan­te pre­di­ca­dor, de esos que no de­jan de re­cor­dar a la con­cu­rren­cia el pa­pel me­siá­ni­co de los Es­ta­dos Uni­dos. Al ver a es­te pa­dre vic­to­rio­so, Mitt Rom­ney, aga­sa­ja­do por su mu­jer y por sus cin­co hi­jos va­ro­nes, es fá­cil ima­gi­nar­se una va­ni­do­sa ca­sa de ma­de­ra en un rincón de Nue­va In­gla­te­rra y un ro­bus­to pa­vo re­cién sa­ca­do del horno en una co­ci­na car­ga­da de pa­trio­tis­mo. Rom­ney, ex­go­ber­na­dor de Mas­sa­chu­setts, se per­fi­la de mo­men­to co­mo la prin­ci­pal es­pe­ran­za de los re­pu­bli­ca­nos pa­ra arre­ba­tar a Ba­rack Oba­ma la pre­si­den­cia del país. Rom­ney ha ven­ci­do en las pri­ma­rias re­pu­bli­ca­nas de Io­wa y de New Ham­ps­hi­re. Es­ta­dos Uni­dos es al­go más que un ho­me­na­je reite­ra­ti­vo a las tra­di­cio­nes más em­pa­la­go­sas, pe­ro a la ho­ra de la ver­dad to­do es­ta­dou­ni­den­se que desea ga­nar­se la con­fian­za de sus com­pa­trio­tas no tie­ne más re­me­dio que pa­re­cer el pa­dre más fiel y aman­te del mun­do. Los nor­te­ame­ri­ca­nos no quie­ren ser man­da­dos por un pre­si­den­te que es tam­bién pa­pá, sino por un gran pa­pá que ade­más es pre­si­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.