Un re­par­to con­vin­cen­te

Tiempo - - SOCIEDAD -

La au­ten­ti­ci­dad de In the Land of Blood and Ho­ney de­ri­va en gran me­di­da de su re­par­to, for­ma­do por ac­to­res ser­bios, mu­sul­ma­nes bos­nios y croa­tas. Mu­chos de ellos vi­vie­ron la guerra, per­die­ron fa­mi­lia­res o fue­ron he­ri­dos. Es el ca­so del pro­ta­go­nis­ta, Go­ran Kos­tic, que pro­vie­ne de una fa­mi­lia con gran tra­di­ción mi­li­tar. Su in­ter­pre­ta­ción de un ofi­cial al que obli­gan a co­me­ter atro­ci­da­des es la­ce­ran­te y com­ple­ta­men­te ajus­ta­da a la reali­dad. “El ro­da­je fue es­pe­cial­men­te di­fí­cil pa­ra mí, ya que mi pa­dre com­ba­tió en la guerra mien­tras yo es­ta­ba en ca­sa con mi ma­dre y mi her­ma­na”, afir­ma Al­ma Ter­zich, otra in­te­gran­te del re­par­to. Ter­zich tie­ne ci­ca­tri­ces reales, y per­dió a 28 miem­bros de su fa­mi­lia a con­se­cuen­cia del con­flic­to. “En­car­nar a una mu­jer que so­bre­vi­vió en unas con­di­cio­nes tan in­hu­ma­nas fue una gran res­pon­sa­bi­li­dad –afir­ma-. Era mi de­ber rea­li­zar una in­ter­pre­ta­ción con­vin­cen­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.