LA ÚL­TI­MA EN­TRE­VIS­TA

Tiempo - - PORTADA - AN­TO­NIO RO­DRÍ­GUEZ

Dos me­ses des­pués de que Ma­riano Ra­joy per­die­se las elec­cio­nes de mar­zo de 2008, Ma­nuel Fra­ga re­ci­bió a Tiem­po en su des­pa­cho del Se­na­do. El con­gre­so de Va­len­cia es­ta­ba a pun­to de ce­le­brar­se y el fun­da­dor del PP se mo­jó en el debate so­bre si el aho­ra pre­si­den­te del Go­bierno de­bía in­ten­tar el asal­to a La Mon­cloa por ter­ce­ra vez, así co­mo en la eterna ri­va­li­dad en­tre Es­pe­ran­za Agui­rre y Al­ber­to Ruiz-ga­llar­dón, en la que se de­can­tó por su pu­pi­lo: “Es evi­den­te que Ga­llar­dón tie­ne con­di­cio­nes ex­cep­cio­na­les y no ha crea­do pro­ble­mas en nin­gún mo­men­to”, di­jo del mi­nis­tro de Jus­ti­cia. So­bre la pre­si­den­ta de Ma­drid to­do fue­ron re­pro­ches. Fra­ga no com­par­tía la afir­ma­ción de Agui­rre de que el PP se te­nía que adap­tar a los nue­vos tiem­pos, le afeó que com­pa­ra­se la po­lí­ti­ca con el pó­ker y el mus, y que di­je­se que las car­tas so­bre el fu­tu­ro del PP to­da­vía no es­ta­ban da­das. En cuan­to al Ra­joy de ha­ce cua­tro años, va­lo­ró po­si­ti­va­men­te que no al­za­se la voz con­tra los que le cues­tio­na­ban e in­tuía que sal­dría re­for­za­do de Va­len­cia. “Creo que se re­ser­va pa­ra el con­gre­so -cons­ta­tó en aquel mo­men­to-, pues si él di­ce co­sas aun sa­bien­do que va a te­ner mu­chos vo­tos, pue­de pa­re­cer un con­gre­so a la búl­ga­ra”. Sin em­bar­go, a la pre­gun­ta de qué lec­cio­nes de su épo­ca co­mo fun­da­dor del PP se po­drían apli­car en 2008 tras la se­gun­da de­rro­ta elec­to­ral, Fra­ga res­pon­dió con una fra­se que, en aquel con­tex­to, so­nó a crí­ti­ca: “Es ne­ce­sa­rio al­guien que ga­ne elec­cio­nes”, sen­ten­ció el ex­pre­si­den­te ga­lle­go. In­sis­tió en que el PP es “de cen­tro, re­for­mis­ta, no de ex­tre­mos” y con­clu­yó que la fu­tu­ra di­rec­ción no te­nía que cam­biar de ideas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.