Cues­tión me­dioam­bien­tal

Tiempo - - SOCIEDAD -

Des­de 2008 el Par­la­men­to Europeo vie­ne pi­dien­do la sus­ti­tu­ción de las es­tu­fas de gas, ya que afir­ma que “que­man com­bus­ti­bles fó­si­les al ai­re li­bre y con­tri­bu­yen al ca­len­ta­mien­to glo­bal”. En Fran­cia se ha con­ce­di­do un mar­gen de dos años pa­ra cam­biar las es­tu­fas de gas por las eléc­tri­cas. Mien­tras, en Es­pa­ña la re­gu­la­ción del co­rrec­to fun­cio­na­mien­to de los apa­ra­tos per­te­ne­ce al Mi­nis­te­rio de In­dus­tria, des­de don­de ase­gu­ran que “no cau­san nin­gún ti­po de pro­ble­ma”. de sub­ven­cio­nes. Por ejem­plo, en Ma­drid se re­par­tie­ron 600.000 eu­ros en­tre 25.000 es­ta­ble­ci­mien­tos pa­ra ade­cuar sus te­rra­zas al pe­rio­do in­ver­nal. Las ta­sas va­rían por zo­na y tem­po­ra­da y se pa­gan se­gún el nú­me­ro de me­tros cua­dra­dos y de me­sas que se ins­ta­len. Ha­cien­do una es­ti­ma­ción, una te­rra­za abier­ta to­do el año cos­ta­ría co­mo mí­ni­mo 2.500 eu­ros se­gún sus com­ple­men­tos y la ciu­dad en la que es­té. Apar­te, pa­ra con­di­cio­nar­las al gé­li­do in­vierno, quie­nes no han op­ta­do por una man­ta lo han he­cho por se­guir la es­te­la eu­ro­pea.

En­tre la rec­ta fi­nal de 2010 y el co­mien­zo de 2011 los ven­de­do­res de es­tu­fas tu­vie­ron una ex­pan­sión del ne­go­cio sin pre­ce­den­tes. An­tes de no­viem­bre de 2010 la ci­fra de ven­tas anual de Tec­na, que se en­car­ga de la dis­tri­bu­ción de es­tu­fas en Es­pa­ña, era de en­tre 600 y 800 uni­da­des. “Con la ley se ha lle­ga­do a tri- pli­car la ci­fra –in­di­ca a Tiem­po Eduar­do Her­nán­dez, ge­ren­te de la em­pre­sa–. La ley nos hi­zo te­ner la ilu­sión de que íba­mos a ven­der es­tu­fas co­mo ros­qui­llas, y así fue, aunque aho­ra es­tá más pa­ra­li­za­da la ven­ta”.

Her­nán­dez, muy con­ten­to por el cam­bio en la es­tam­pa de las ciu­da­des gra­cias a las te­rra­zas, re­co­no­ce que los pri­me­ros me­ses se vie­ron des­bor­da­dos an­te la ava­lan­cha de pe­ti­cio­nes y la tar­dan­za de los pe­di­dos: “Al­gu­nas es­tu­fas no lle­ga­ron has­ta el mes de ma­yo”, se la­men­ta. Ha­ce seis años es­tos apa­ra­tos cos­ta­ban unos 600 eu­ros, y aho­ra se pue­den con­se­guir por me­nos de 200, y el su­mi­nis­tro pue­de ser tan­to de gas co­mo de elec­tri­ci­dad. La ma­yor par­te de los es­ta­ble­ci­mien­tos se ha de­can­ta­do por el gas “por una cues­tión de fa­ci­li­dad en la ins­ta­la­ción más que por otra co­sa”. Su pre­cio os­ci­la en­tre los 100 y los 150 eu­ros, mien­tras que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.