Es­pe­jis­mos

Tiempo - - OPINIÓN ESPAÑA - ELI­SA BE­NI

ca­mi­nar por el de­sier­to. La tra­ve­sía que los po­lí­ti­cos más te­men; la que ago­ta, des­in­fla, des­ani­ma y que­ma. La que les que­da aho­ra a los so­cia­lis­tas. Un ca­mino lar­go que es­tá lleno de su­fri­mien­to pe­ro que tam­bién pur­ga. Una tem­po­ra­da a lo Si­meón, el Estilita, has­ta crear un pen­sa­mien­to ma­gro y sin ad­he­ren­cias gra­sas del po­der.

Y les va a ha­cer fal­ta su Moi­ses. Al­guien que guíe al par­ti­do a tra­vés del se­ca­rral pa­ra que no des­fa­llez­ca, que les aglu­ti­ne has­ta vol­ver a sen­tir­se ca­pa­ces de ser los ele­gi­dos, que encuentre el nue­vo de­cá­lo­go de la so­cial­de­mo­cra­cia es­pa­ño­la y asien­te en él el fu­tu­ro. Al bus­car­lo han de tener cui­da­do de no ver es­pe­jis­mos, ni fal­sos oa­sis, ni mu­cho me­nos una Fa­ta Mor­ga­na que les di­bu­je en el ho­ri­zon­te cas­ti­llos de cuen­to de ha­das.

De­ben sa­ber tam­bién que na­da pue­de ser to­tal­men­te pre­vis­to, ni si­quie­ra va­ti­ci­na­do. Moi­sés con­du­jo a su pue­blo has­ta la tie­rra pro­me­ti­da, in­clu­so pu­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.