El im­pac­to de los re­cor­tes lle­ga­rá al sec­tor pri­va­do

A los em­pleos pú­bli­cos que los sin­di­ca­tos anun­cian que des­trui­rán los ajus­tes de gas­tos se van a su­mar los de las em­pre­sas pri­va­das que se que­da­rán sin tra­ba­jo.

Tiempo - - ECONOMÍA - POR MI­GUEL CI­FUEN­TES

El sec­tor cons­truc­tor, es­pe­cial­men­te la obra pú­bli­ca y las in­fra­es­truc­tu­ras, re­ci­ben el pri­mer im­pac­to del ajus­te fis­cal del Go­bierno. El se­gun­do im­pac­to, a mo­do de go­teo, re­cae­rá en el empleo pú­bli­co y es­pe­cial­men­te en las plan­ti­llas de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. En es­te sub­sec­tor el re­cor­te cae­rá en el empleo tem­po­ral, que su­po­ne aho­ra en­tre el 24% y el 25% de las plan­ti­llas, se­gún los sin­di­ca­tos CCOO y CSIF. En la Ad­mi­nis­tra­ción Cen­tral el empleo tem­po­ral so­lo al­can­za al 10% de los re­cur­sos hu­ma­nos, pe­ro tam­po­co es des­pre­cia­ble, ya que su plan­ti­lla es de ca­si 600.000 per­so­nas.

Las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas tie­nen el 50% del empleo pú­bli­co en España, con 1,3 mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res, de los cua­les me­dio mi­llón son do­cen­tes no uni­ver­si­ta­rios y otro me­dio mi­llón, sa­ni­ta­rios. Aquí cae­rá la ma­yor par­te del ajus­te, sin ol­vi­dar las 630.000 per­so­nas que tra­ba­jan en los ayun­ta­mien­tos, con una im­por­tan­te tem­po­ra­li­dad.

Todos es­tos efec­tos vie­nen del re­cor­te de 8.900 mi­llo­nes de eu­ros so­bre el Pre- su­pues­to del Es­ta­do pro­rro­ga­do, pe­ro se anun­cia un se­gun­do de igual cuan­tía. El Go­bierno no da nú­me­ros del im­pac­to, pe­ro sí el sec­tor de la cons­truc­ción, que de en­tra­da es­ti­ma que de­ja­rán de crear­se has­ta 40.000 em­pleos di­rec­tos. En las ad­mi­nis­tra­cio­nes, los sin­di­ca­tos ci­fran en­tre 90.000 y 100.000 los em­pleos pú­bli­cos tem­po­ra­les en ries­go, se­gún apro­xi­ma­cio­nes de CCOO y CSIF, aun­que el ajus­te que ha­ga ca­da au­to­no­mía es im­pre­de­ci­ble. Lo peor es el re­pun­te del pa­ro al 23%, des­de el 21% ac­tual, al­go que pro­nos­ti­can ya el Ban­co de España

y va­rios or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les. El re­cor­te del de­cre­to de no dis­po­ni­bi­li­dad de di­ciem­bre cae de lleno en la in­ver­sión real: se re­cor­tan 1.612 mi­llo­nes en el Mi­nis­te­rio de Fo­men­to, el 26% so­bre el pre­su­pues­to pro­rro­ga­do. En se­gun­do lu­gar en In­dus­tria, con una re­ba­ja de 1.100 mi­llo­nes, equi­va­len­te a un re­cor­te 51% del pre­su­pues­to, en un de­par­ta­men­to tam­bién in­ver­sor.

En cas­ca­da.

Ha­brá una cas­ca­da de pér­di­das de empleo por ce­se y apla­za­mien­to de obras pú­bli­cas, se­gún la Con­fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Cons­truc­ción. Si por ca­da mi­llón in­ver­ti­do en cons­truc­ción se crean 18 em­pleos, el de­cre­to de no dis­po­ni­bi­li­dad pro­vo­ca que se es­fu­men de 30.000 a 40.000 em­pleos, se­gún es­ta pa­tro­nal, don­de se re­cuer­da que el Go­bierno an­te­rior ya hi­zo dos ajus­tes en la in­ver­sión pú­bli­ca por va­lor de 5.700 mi­llo­nes y sus­pen­dió nu­me­ro­sas li­ci­ta­cio­nes y obras, en­tre ellas nue­vas lí­neas de Ave y au­to­pis­tas. Aho­ra, con la mi­nis­tra Ana Pas­tor, ya se co­no­cen al­gu­nos efec­tos: la lí­nea del Ave a Ga­li­cia se ter­mi­na­rá en 2018, la de San­tan­der pa­sa a no tener fe­cha, el pre­su­pues­to de ca­rre­te­ras es­ta com­pro­me­ti­do pa­ra 2012 sin cré­di­tos su­fi­cien­tes y to­do es­tá en re­vi­sión, se­gún di­cen a Tiem­po fuen­tes del Mi­nis­te­rio de Fo­men­to.

Abun­dan­do en el te­ma de los re­cor­tes en in­ver­sión pú­bli­ca, el ex­mi­nis­tro y pre­si­den­te de la pa­tro­nal de pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas de obra ci­vil (ANCI), Jai­me La­mo de Es­pi­no­sa, es­tá muy preo­cu­pa­do por los re­cor­tes en li­ci­ta­cio­nes de obra ci­vil, que en 2011 ca­ye­ron un 11%, tras el gran re­cor­te de 5.000 mi­llo­nes en 2010. In­clu­so te­me que las li­ci­ta­cio­nes de fi­na­les de 2011 no ten­gan pre­su­pues­to es­te año. A es­to se su­ma, di­ce, la no dis­po­ni­bi­li­dad por par­te de Fo­men­to de 1.600 mi­llo­nes de los Pre­su­pues­tos pro­rro­ga­dos.

La­mo de Es­pi­no­sa ad­vier­te del efec­to ne­ga­ti­vo de no in­ver­tir en in­fra­es­truc­tu­ras de trans­por­te y equi­pa­mien­to pú­bli­co, no so­lo en la crea­ción de empleo, sino en la ca­de­na de ri­que­za, ya que por ca­da mi­llón in­ver­ti­do en obra pú­bli­ca re­tor­nan al Es­ta­do 580.000 eu­ros en in­gre­sos fis­ca­les por IVA e IRPF de los tra­ba­ja­do­res.

Empleo pú­bli­co.

En el empleo pú­bli­co, si no se re­no­va­ran el 10% de los con­tra­tos tem­po­ra­les exis­ten­tes, irían al pa­ro 77.000 em­plea­dos, se­gún fuen­tes de los sin­di­ca­tos del sec­tor. Si fue­ra el 15%, su­pe­rarían las 100.000 per­so­nas. Es­pe­ran un go­teo a lo lar­go de 2012, y te­men los me­ses de mar­zo, en que se pre­sen­ta­rán los Pre­su­pues­tos del Es­ta­do, y ju­nio, en que en el sec­tor de educación y tam­bién en la sa­ni­dad, hay mu­cho mo­vi­mien­to con­trac­tual. En to­do ca­so la pe­lo­ta es­tá en el te­ja­do de los go­bier­nos au­to­nó­mi­cos.

El de­cre­to de ajus­te del Go­bierno ha­bla de ta­sa de re­po­si­ción ce­ro, sal­vo cua­tro sec­to­res. La me­dia de ju­bi­la­cio­nes es de 65.000 per­so­nas los úl­ti­mos años. Ha­bría que su­mar fa­lle­ci­mien­tos y ba­jas de­fi­ni­ti­vas por in­va­li­dez, en­tre otras co­sas. Esa ci­fra so­lo es com­pen­sa­ble con la re­po­si­ción au­to­ri­za­da por el de­cre­to de un 10% de los efec­ti­vos en fuer­zas de se­gu­ri­dad, fuer­zas ar­ma­das, ins­pec­ción de Ha­cien­da y Tra­ba­jo y educación y sa­ni­dad. CSIF in­sis­te en que la ta­sa de re­po­si­ción ce­ro va a ser un he­cho sin pa­lia­ti­vos, a te­nor de la le­tra del de­cre­to.

Así las co­sas, el pro­ble­ma se cen­tra en el ejér­ci­to de tra­ba­ja­do­res de la sa­ni­dad y la educación de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. Los sin­di­ca­tos de fun­cio­na­rios de CCOO y CSIF se te­men ci­fras muy abul­ta­das de ce­ses y no re­no­va­cio­nes de con­tra­tos. Lo im­por­tan­te pa­ra ellos es el co­lec­ti­vo de in­te­ri­nos, even­tua­les y per­so­nal de sus­ti­tu­ción, que son el grue­so don­de va a im­pac­tar el ajus­te de lleno.

To­do es­to ha lle­va­do a los sin­di­ca­tos de la fun­ción pú­bli­ca a con­vo­car pro­tes­tas

Ca­da mi­llón de eu­ros que se in­vier­te en obra pú­bli­ca e in­fra­es­truc­tu­ras crea di­rec­ta­men­te 18 em­pleos Las cons­truc­to­ras pi­den un plan de cho­que pa­ra evi­tar la pér­di­da de 40.000 pues­tos de tra­ba­jo

que es­tán cal­dean­do el am­bien­te en al­gu­nas co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. Co­lec­ti­vos co­mo los mé­di­cos o los pro­fe­so­res han to­ma­do el re­le­vo en los úl­ti­mos me­ses de los tra­ba­ja­do­res in­dus­tria­les en su opo­si­ción a los re­cor­tes de gas­tos rea­li­za­dos por las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas.

To­do su­ma­do ha­ce que los ex­per­tos es­pe­ren ma­los tiem­pos. La pér­di­da de ac­ti­vi­dad y empleo “se­rá muy se­ria”, di­ce Jo­sé Ba­rea, ex­di­rec­tor de la Ofi­ci­na Eco­nó­mi­ca de Mon­cloa. “La en­tra­da en re­ce­sión no es acha­ca­ble al ajus­te, hay mu­chos ma­les en la economía, y si­gue pen­dien­te el sa­nea­mien­to del sec­tor fi­nan­cie­ro pa­ra la re­cu­pe­ra­ción de la in­ver­sión y el empleo”. El profesor sub­ra­ya que el Es­ta­do ha he­cho lo más du­ro, con­ge­lar sa­la­rios y re­du­cir per­so­nal, que es el 13% del pre­su­pues­to es­ta­tal, y re­ba­jar la in­ver­sión en un por­cen­ta­je tam­bién re­le­van­te.

To­do lo que afec­ta a las dos par­ti­das “tie­ne im­pac­to in­me­dia­to en 2012, eso ayu­da a en­de­re­zar las cuen­tas, pe­ro tam­bién afec­ta a la ac­ti­vi­dad, y en el sec­tor de obra pú­bli­ca se­rá muy fuer­te, si no se bus­can al­ter­na­ti­vas de fi­nan­cia­ción pri­va­das o eu­ro­peas. Ajus­tar sí, pe­ro tam­bién ayu­dar al cre­ci­mien­to”, se­ña­la Ba­rea, quien cree, sin em­bar­go, que no se lle­ga­rán a los seis mi­llo­nes de pa­ra­dos que al­gu­nos va­ti­ci­nan.

Se­gún el di­rec­tor de Co­yun­tu­ra de la Fundación de Ca­jas de Aho­rros (Funcas), Án­gel Laborda, el empleo pue­de caer en 2012 el 2%, unos 380.000 em­pleos per­di­dos en me­dia anual, y ello a fal­ta de co­no­cer el detalle de los re­cor­tes del Go­bierno mien­tras si­gue la cri­sis fi­nan­cie­ra, no hay cré­di­to y el sec­tor in­mo­bi­lia­rio si­gue pa­ra­do. Ade­más se da por he­cho que Eu­ro­pa es­ta­rá es­tan­ca­da en 2012 o en­tra­rá en re­ce­sión a me­dia­dos de año, se­gún el FMI. Eso su­po­ne que ha­brá me­nos tu­ris­mo pro­ve­nien­te de Eu­ro­pa, y me­nos ex­por­ta­cio­nes a ese mer­ca­do, que su­po­ne el 70% de nues­tras ven­tas ex­te­rio­res.

46

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.