Hay una co­sa en la que un fran­cés y un ga­lle­go se so­la­pan. Que aho­ra no. Que lue­go sí

Tiempo - - OPINIÓN -

res que en un mo­men­to da­do no ten­drían cos­te po­lí­ti­co en España y ca­si nu­lo en Fran­cia. Ahí que­da la co­sa. Mar­chons, mar­chons por­que si, lle­ga­do el día, los eta­rras hui­dos se en­tre­ga­ran en el país ga­lo se les po­drían apli­car los be­ne­fi­cios y ate­nuan­tes co­rres­pon­dien­tes que exis­ten, por su­pues­to, en el có­di­go fran­cés co­mo en el nues­tro. Bron­ca ce­ro pa­ra el Go­bierno es­pa­ñol.

Así que la opi­nión de Mon­sieur le pré­si­dent no es ba­la­dí. Ni se­rá des­in­for­ma­da. Di­fí­cil creer que se ha­ya ido de ca­ña pe­ro tam­bién sa­ber si va de­ján­do­se caer. Hay una co­sa en la que un fran­cés y un ga­lle­go se so­la­pan. Mais oui, mais non. Ni va­lo­ro ni de­jo de va­lo­rar. Que aho­ra no. Que lue­go sí. Lo cier­to es que el país ve­cino tie­ne mu­cho que de­cir en la for­ma en que se ges­tio­ne el fi­nal de la ban­da te­rro­ris­ta. Tan­to con Sar­ko co­mo con Ho­llan­de. Amén.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.