El PP da un vuel­co a la Po­li­cía

La nue­va cú­pu­la del Mi­nis­te­rio del In­te­rior quie­re dar un vuel­co to­tal al fun­cio­na­mien­to de la Po­li­cía. Pro­fe­sio­na­li­dad, in­de­pen­den­cia, con­trol pre­su­pues­ta­rio y nor­ma­ti­va de con­de­co­ra­cio­nes son al­gu­nas de las prio­ri­da­des de la di­rec­ción ac­tual.

Tiempo - - ESPAÑA - FER­NAN­DO RUE­DA

El mi­nis­tro del In­te­rior, Jorge Fer­nán­dez, y el di­rec­tor ge­ne­ral de la Po­li­cía, Ig­na­cio Co­si­dó, es­tán po­nien­do en mar­cha una se­rie de me­di­das drás­ti­cas en es­te cuer­po, que de­be­rían su­po­ner un cam­bio im­por­tan­te con res­pec­to a la si­tua­ción ac­tual. Es­tas son las diez cla­ves de lo que es­tán pre­pa­ran­do. La de­sig­na­ción de Ig­na­cio Co­si­dó co­mo nue­vo di­rec­tor de la Po­li­cía ha su­pues­to la lle­ga­da de un ex­per­to en te­mas de se­gu­ri­dad. No so­lo por su am­plia for­ma­ción en es­tos te­mas, sino por su di­la­ta­da ex­pe­rien­cia en la Guar­dia Ci­vil, don­de fue je­fe de ga­bi­ne­te del di­rec­tor ge­ne­ral San­tia­go Ló­pez Valdivielso. Co­mo nú­me­ro dos y di­rec­tor ad­jun­to ope­ra­ti­vo ha co­lo­ca­do a Eu­ge­nio Pino, un pro­fe­sio­nal de la se­gu­ri­dad pú­bli­ca con una de­mos­tra­da ex­pe­rien­cia en los te­mas téc­ni­cos y del día a día del cuer­po. El PP pre­ten­de que Pino re­pre­sen­te la pro­fe­sio­na­li­dad, lo más ale­ja­da po­si­ble de cual­quier po­li­ti­za­ción. El ob­je­ti­vo ini­cial y fun­da­men­tal es que los 74.000 fun­cio­na­rios que in­te­gran la Po­li­cía es­tén en los pró­xi­mos años ale­ja­dos de la con­tien­da po­lí­ti­ca y so­lo sean no­ti­cia por sus éxi­tos o fra­ca­sos, pe­ro no por otros te­mas. El Par­ti­do Po­pu­lar cri­ti­có des­de la opo­si­ción que el mi­nis­tro del In­te­rior re­cu­rrie­ra con fre­cuen­cia a de­sig­nar a de­do a los car­gos po­li­cia­les con des­ta­ca­da res­pon­sa­bi­li­dad, ya que eso pro­vo­ca­ba ma­les­tar en al­gu­nos sec­to­res del cuer­po, que se sen­tían des­fa­vo­re­ci­dos. El mi­nis­tro Jorge Fer­nán­dez Díaz ha pro­me­ti­do en el Con­gre­so de los Dipu­tados que ha­brá trans­pa­ren­cia en los pro­ce­sos se­lec­ti­vos de pro­mo­ción y as­cen­so y que se res­pe­ta­rán los prin­ci­pios de ca­pa­ci­dad, mé­ri­to y an­ti­güe­dad en la co­ber­tu­ra de va­can­tes. En los úl­ti­mos años, es­te ha si­do uno de los te­mas más con­tro­ver­ti­dos en­tre los po­li­cías y, a ve­ces, la po­lé­mi­ca ha lle­ga­do has­ta la opi­nión pú­bli­ca. El pun­to ál­gi­do de fric­ción coin­ci­dió con la en­tre­ga en di­ciem­bre, po­co antes del cam­bio de Go­bierno, de 138 me­da­llas a la De­di­ca­ción Po­li­cial, cuan­do en reali­dad eran 17.749 po­li­cías los que ha­bían acre­di­ta­do mé­ri­tos pa­ra con­se­guir­las. El di­rec­tor de la Po­li­cía y la Guar­dia Ci­vil, Fran­cis­co Ja­vier Ve­láz­quez, qui­so ha­cer un úl­ti­mo ac­to con la pre­sen­cia del mi­nis­tro del In­te­rior, An­to­nio Ca­ma­cho, pa­ra lo que se­lec­cio­nó a una se­rie de fun­cio­na­rios, pe­ro se que­da­ron fue­ra una ma­yo­ría de po­li­cías. Fer­nán­dez Díaz ha pro­me­ti­do que se re­vi­sa­rán es­tas ac­tua­cio­nes, que a ve­ces re­sul­tan tan po­lé­mi­cas. Ac­tua­li­za­rán los cri­te­rios de con­ce­sión de re­com­pen­sas con el pro­pó­si­to de que sean ob­je­ti­vos, ri­gu­ro­sos y trans­pa­ren­tes. In­clu­so los al­tos car­gos de In­te­rior so­pe­san la idea de crear una co­mi­sión es­pe­cí­fi­ca pa­ra es­te asun­to en el seno del Consejo de la Po­li­cía. A lo lar­go de la pre­sen­te le­gis­la­tu­ra se pre­vé que el per­so­nal de la Po­li­cía dis­mi­nu­ya has­ta que­dar­se en 71.000 fun­cio­na­rios. Pa­ra ello, lo pri­me­ro que se va a ha­cer es so­lu­cio­nar el pro­ble­ma de los po­li­cías que lle­gan a los 58 años, pa­ra con­se­guir que una gran par­te de ellos –ini­cial­men­te po­dría ser de una for­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.